Noticias – Adventistas

Más de un millón 300 mil personas atendidas por acciones sociales adventistas

El número de personas atendidas es la suma de los beneficiarios de varios proyectos en diferentes frentes de la Iglesia Adventista en ocho países de Sudamérica.

Por Felipe Lemos 27 de abril de 2021

La infografía muestra un poco de lo que fue la ayuda en el primer trimestre de 2021. Una media de 14,1 mil personas beneficiadas por día. (Infografía: Antônio Abreu)

Ayudar a quien sufre es definido por los autores cristianos como un acto totalmente relacionado a la predicación del evangelio. El escritor John Stott, por ejemplo, afirma que “los cristianos tienen una base más saludable para servir a otros seres humanos”.[1] La frase fue extraída de su obra clásica El cristiano en una sociedad no cristiana, donde se discute el papel social de los cristianos, tanto a nivel individual como institucional.

Con el mismo tono, Elena de White, cofundadora de la Iglesia Adventista y considerada profetiza de la organización, comenta el capítulo 58 del libro del profeta Isaías. Y afirma que “Solamente con un generoso desinterés por aquellos que necesitan ayuda podremos dar una demostración práctica de las verdades del Evangelio”.[2]

Lea también:

La Iglesia Adventista del Séptimo Día, por medio de la dedicación y generosidad de sus miembros y simpatizantes, fue la responsable por beneficiar a más de un millón trescientos treinta mil personas en diferentes proyectos y acciones sociales. El número se refiere a actividades realizadas entre los meses de enero y marzo de 2021 en ocho países de Sudamérica: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay.

Alimentos

La Acción Solidaria Adventista (ASA), departamento responsable por las actividades sociales y desarrollo humano a nivel de las congregaciones locales, registró, en el primer trimestre de este año, 2.898 toneladas de alimentos recaudados y donados. Ya la agencia humanitaria adventista, ADRA, realizó o mantuvo 104 proyectos en el período atendiendo a más de 830 mil personas. Esos números no incluyen la reciente campaña iniciada por ADRA para atender a más de cinco mil familias y que todavía no está concluida.

Otro frente importante partió de la Red Educativa Adventista. Las más de 900 unidades educativas en estos ocho países colaboraron para donar, según los datos registrados, 9.688 cestas básicas (cestas que varían entre 20 y 25 kilos cada una).

El grupo constituido por los Conquistadores y Aventureros también fue notable por su parte. De acuerdo con los datos de este ministerio en la sede sudamericana adventista, ayudaron a más de 23 mil personas, entregando alimentos y ropa, además de beneficiarlas con diferentes actividades sociales por medio del trabajo de los clubes.

Estas acciones son totalmente necesarias ante un cuadro de inseguridad alimentaria que preocupa. Datos solo de Brasil, a partir de un estudio del año pasado, muestran un cuadro devastador en el contexto de la pandemia. Una investigación hecha por la Universidad Libre de Alemania, en colaboración con la Universidad Federal de Minas Gerais y la Universidad de Brasilia, reveló que el 15% de los domicilios brasileños tienen privación de alimentos y pasan hambre.

Otras formas de ayuda

La movilización adventista en los primeros 90 días del año 2021 no se limitó a la donación de alimentos y suministros en general para las personas. Un ejemplo es el proyecto de incentivo a la donación de sangre. El Vida por Vidas, organizado por el Ministerio Joven a nivel sudamericano, registró en ese período 29.745 donadores que participaron del proyecto. Los bancos de sangre están constantemente solicitando ayuda y en lugares como Espíritu Santo y Alagoas, las congregaciones adventistas se transformaron en puntos de recolección.

Otra iniciativa importante que siguió con su contribución fue el Oído Amigo, de apoyo psicológico. En los primeros tres meses del año, 324 sicólogos participaron y fueron los responsables por 5.076 atenciones.

Las informaciones de este balance de actividades sociales son una estimación de lo que realmente fue realizado, pues hay muchas iniciativas personales, de parte de miembros adventistas, que probablemente no fueron contabilizadas. O sea, es probable que la ayuda sea todavía mayor.

Los interesados en colaborar con estas acciones pueden acercarse a un pastor o iglesia adventista (encuentreunaiglesia.com  o alguna de las sedes administrativas adventistas (para ingresar a alguna de las sedes conocidas como Uniones solo tienes que hacer un clic en la pestaña de sedes regionales en el sitio adventistas.org).


Referencias

[1] STOTT, John. O cristão em uma sociedade não crista: como posicionar-se biblicamente diante dos desafios contemporâneos. Rio de Janeiro: Thomas Nelson, 2019, p. 55.

[2] WHITE, Elena de. El ministerio de la bondad, Editorial ACES, p. 36.

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin