Noticias – Adventistas

La Iglesia Adventista fortalece las medidas para proteger los datos de los miembros

La denominación adoptó procesos nuevos para mejorar la seguridad de la información.

Por Jefferson Paradello 12 de agosto de 2020


La era digital ha planteado la necesidad de proteger los datos de personas, empresas e instituciones (Foto: Shutterstock)

La seguridad de la información se convirtió en una de las preocupaciones principales de las empresas alrededor del mundo. Hace unos casi dos años, la compañía británica Cambridge Analytica fue protagonista de un escándalo en el que se expuso información de más de 50 millones de personas, lo que reinició el debate sobre la necesidad urgente de nuevas medidas de protección.

Con base en este tipo de situación, la Iglesia Adventista del Séptimo Día fue adoptando protocolos y herramientas cada vez más avanzadas para preservar los datos que se utilizan de forma estratégica para cumplir su misión.

Lea también:

En la actualidad, la información referente a los miembros de la denominación se almacena en el Adventist Church Management System (ACMS, por sus siglas en ingles), sistema que usa la secretaría en las iglesias locales y en las sedes administrativas en todo el mundo.

Desde 2013, año en que se aprobó su uso en Europa, el ACMS intenta seguir las líneas más elevadas en el área de la protección de datos. En Sudamérica, con referencia a las leyes, muchos países tienen la aspiración de los modelos europeos y las particularidades de los territorios específicos está siendo definida.

En Brasil, la Ley General de Protección de Datos (LGPD, por su sigla en portugués) determina que empresas y organizaciones pueden seguir las normas claras sobre recolección, almacenamiento y divulgación de datos personales. El objetivo es garantizar más seguridad y privacidad al momento de entregar sus datos.

Enfoque en la seguridad

Por eso, la Iglesia Adventista se está anticipando a esta realidad para proveer más seguridad a sus miembros y mantenerse actualizada en relación a las nuevas reglas y legislaciones. La misma ha definido estrategias para que pronto este tema sea presentado en los templos locales, que serán los responsables por el contacto con los fieles, para que sepan más detalles sobre el asunto y aprueben el uso de sus datos por medio del sistema de la Iglesia.

En la actualidad, la información que se encuentra disponible en el ACMS es básica: nombre, fecha de bautismo, ciudad, edad, por ejemplo, que son útiles para tener un registro de cada miembro durante el período en el que están vinculados a la denominación. Algunos de estos datos son esenciales también en los procesos de transferencia y al momento de la elección de personas para los cargos en las congregaciones.

“Esto nos ayuda a crear estrategias mejores, especialmente en relación al discipulado. El mejorar los datos nos facilita el desarrollo del trabajo de la Iglesia y la planificación de la ejecución de los planes, además de poder proveer una mejor atención a las personas”, resalta el pastor Edward Heidinger, Secretario Ejecutivo de la sede sudamericana adventista.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin