Noticias – Adventistas

Los datos muestran desarrollo del discipulado en Sudamérica

El informe de la Secretaría Ejecutiva de la Iglesia Adventista destaca las acciones que impulsaron el crecimiento.

Por Felipe Lemos 5 de agosto de 2020

El discipulado cubre diversas y diferentes actividades. Pero están vinculados a la comunión, la relación entre las personas y el cumplimiento de la misión. (Foto: Shutterstock)

Un estudio de los últimos diez años, realizado por la Secretaría Ejecutiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica, apuntó varios indicadores de avance en relación al proceso de discipulado. En la visión adventista sudamericana, este proceso pasa necesariamente por una mayor comunión de los miembros con Dios (más estudio de la Biblia y libros que incentiven eso), un fortalecimiento mayor de los trabajos por medio de grupos pequeños y unidades de Escuela Sabática y acciones directamente relacionadas al cumplimiento de la misión.

Comunión y fidelidad

Los números presentados muestran evidencias del crecimiento en diferentes áreas a las cuales la organización puede medir. En relación al estudio de la lección de la Escuela Sabática (guía de estudio mundial temática de la Biblia), por ejemplo, la proporción de miembros adventistas por lección era de 3,12 en el 2010. Eso bajó a 2,40 en 2019. O sea, hay más personas con acceso a esta guía preparada mundialmente.

Un posible indicador para evaluar la fidelidad de los miembros habla de la cantidad de personas que diezman. El informe de la Secretaría Ejecutiva señaló que, en 2015, el número de personas que diezmaban en el territorio sudamericano era de 340.342. En 2019, llegó a 438.344.

Grupos pequeños y unidades de Escuela Sabática

Con relación al área conocida como relacionamiento, dentro de la visión adventista de discipulado, los números indican una mayor cantidad de grupos pequeños. En 2016, eran 67.351. En el 2019, el número final total llegó a 75.432 grupos de reuniones regulares en las casas de las personas.

El informe mostró un crecimiento en el número de unidades o clases de Escuela Sabática en las congregaciones adventistas. En el 2014, este registro demostraba 106.630 unidades en funcionamiento. En el 2019, las unidades o clases de Escuela Sabática sumaban 162.908.

Estudios Bíblicos

Las estadísticas revelan un incremento de personas comprometidas diaria y regularmente con los estudios bíblicos. En 2015, había 113.327 identificados como instructores de estudios, mientras que en 2019 este número aumentó a 129.490. La proporción de miembro/persona que da algún estudio bíblico disminuyó un poco. Pasó de 21,3 en el 2015 a 19,7 en el 2019. Pero el desafío es grande para el futuro, pues significa que, de cada casi 20 miembros adventistas, solo uno adopta la práctica de dar estudios sobre la Santa Biblia a alguna persona.

Participación de niños, adolescentes y jóvenes

Cuando se piensa en misión, es imposible no observar el crecimiento de proyectos que involucran a Conquistadores, Aventureros, participantes de Misión Caleb y voluntarios. El trabajo por medio de los clubes de aventureros (con niños entre 6 a 9 años de edad) y conquistadores (10 a 15 años) experimentó crecimiento. En 2010, uniendo niños, adolescentes y líderes (adultos), había 179.337 participantes activos en los clubes. Casi diez años después, en 2019, este número más que se duplicó y llegó a los 466.293.

Otro dato positivo viene del proyecto Misión Caleb. La iniciativa ha llevado a jóvenes, todos los años, a usar parte de sus vacaciones para realizar acciones de evangelismo. En 2010, el número de participantes en el proyecto era de 26.493 en el territorio sudamericano. En 2019, fueron 187.554. El voluntariado también mostró un progreso perceptible. Eran 100, en 2010, contra 358 en el 2019.

Según la evaluación del pastor Erton Köhler, líder sudamericano adventista, es importante percibir una constante participación de las nuevas generaciones en la misión. “Llama la atención, sin embargo, la necesidad de una mayor participación de los miembros adventistas en el cumplimiento de la misión”, comenta el líder. Para el presidente sudamericano, uno de los grandes desafíos, expuestos en los datos presentados, tiene que ver con la identidad bíblica entre los miembros. “Notamos, por ejemplo, que casi el 70% de los miembros adventistas tiene menos de nueve años de bautizado. Necesitamos ayudar a estos conversos a entender claramente lo que la iglesia cree y cuáles son nuestros fundamentos, hecho que nos ayudará a direccionar con mayor seguridad el rumbo hacia el cumplimiento de la misión”, destaca Köhler.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin