Noticias – Adventistas

Psicóloga prefirió un año de servicio voluntario a maestría

Voluntaria peruana deja sus sueños personales para participar del proyecto "Un año en misión", el sueño de Dios para su vida.

12 de febrero de 2016
Oración de dedicación por Junelly Paz, misionera voluntaria.

Oración de dedicación por Junelly Paz, misionera voluntaria.

Lima, Perú…[ASN] Junelly Paz es la representante de la Iglesia Adventista del Séptimo Día del norte del Perú que participará del proyecto misionero “Un año en misión”, que acoge a 23 jóvenes de ocho países sudamericanos bajo la coordinación del Ministerio Joven. La iniciativa tiene como propósito evangelizar las grandes ciudades. Su primera versión tuvo excelentes resultados de evangelismo a través de los centros de influencia en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil. Para este 2016, el desafío llevará a los jóvenes para la ciudad de Santiago de Chile.

 

Lea también

Natural del distrito peruano Nueva Cajamarca, con estudios de psicología y comprometida con la iglesia a través del Club de Líderes JASS (Jóvenes Adventistas al Servicio del Señor), nos cuenta como fue el proceso para finalmente participar de este proyecto.

Agencia Adventista Sudamericana de Noticias (ASN): ¿Qué expectativas tiene en relación al proyecto “Un año en misión”.?

Junelly Paz: Estoy contenta, con mucha ilusión de ver a los demás chicos, de conocerlos, y también de pronto con la disposición para poder adaptarme a una nueva cultura, un nuevo ritmo, incluso hay un ligero cambio de horario, pero con mucha alegría de poder empezar. Tengo toda la disposición, entiendo que son campos difíciles para predicar de Dios, pero espero aprender mucho y servir, siempre con mucha alegría.

 

ASN: ¿Que te motivó a participar del proyecto?

JP: Agradecimiento, por todo lo que Dios ha hecho en mi vida, por los milagros en mi familia y porque sé que los va a seguir haciendo en el futuro. Y entregarle un año de mi vida es lo menos que podía hacer.

ASN: ¿Que sueños estás dejando atrás?

JP: Había programado hacer una maestría este año, también estoy dejando mi trabajo, mi club de líderes, y todo me parece curioso, porque justo en estos meses de vacaciones llegaron muchas invitaciones de trabajo, pero yo estaba muy decidida, así que no escuche nada de estas ofertas porque participar de “Un año en misión” es una decisión que había tomado ya hace mucho tiempo.

ASN: ¿Como quisieras verte al terminar el proyecto?

JP: Quisiera ver los milagros que Dios va a hacer en mi vida, en la vida de mis compañeros, y en la vida de las personas que vamos a conocer, ver el nombre de Dios glorificado. A nivel personal quiero crecer, mejorar mi carácter, y aún mas mantener la esencia del servicio.

ASN: ¿Que le dirías a los jóvenes para animarlos a ser misioneros voluntarios?

JP: Que entreguemos nuestra juventud a Dios, porque él tiene planes artiquectónicos para nuestra vida; planes perfectos, y que marquemos la diferencia mediante el servicio dentro de la iglesia y la sociedad . Los jóvenes por los jóvenes, los jóvenes por la iglesia y los jóvenes por sus semejantes.

Al finalizar la entrevista, Junelly comentó que el versículo que la motiva está en 2 Corintios 12:9 “…Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo”.  Asevera que, probablemente, muchas cosas no sabrá o entenderá, pero que en su permanencia en el proyecto, a pesar de las dificultades que se puedan presentar, tiene la certeza de que Dios va adelante y la hará fuerte. [Equipo ASN, Jaime Vilcapoma]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin