Noticias – Adventistas

Petición de la Iglesia Adventista en pro de la educación registra un millón de firmas

Los próximos pasos están en marcha para la iniciativa Cada niño. En todo lugar. En la Escuela, realizado por ADRA.

Por ADRA Internacional y Adventist Review 11 de agosto de 2020

A la campaña asistieron adventistas y amigos de todo el mundo (Foto: ADRA Internacional)

La realidad de que todos los niños alrededor del mundo puedan tener acceso a la educación está un paso más cerca después que la petición Cada niño. En todo lugar. En la escuela, liderada por la Iglesia Adventista y su brazo humanitario, la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), ha sobrepasado el millón de firmas digitales en julio de 2020.

“Es realmente una bendición ver a nuestra familia global de la iglesia y a ADRA alzarse juntos en favor de millones de niños que no tienen acceso a la educación alrededor del mundo”, dijo el presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Ted Wilson.

Lea también:

“Nuestros hermanos y hermanas han mostrado que podemos ser una poderosa voz para el cambio cuando trabajamos unidos. Gracias a cada uno de quienes nos ha ayudado a alcanzar un millón de firmas y por su fuerte compromiso para hacer una diferencia significativa en las vidas de tantos niños alrededor del mundo.

“Nuestro trabajo no termina aquí”, añadió Wilson. “Ahora debemos transformarnos en agentes de cambio en nuestras comunidades y usar nuestras voces para asegurar que cada niño, en todo lugar, tenga acceso a la educación y pueda alcanzar el potencial de Dios para su vida mientras se prepara y prepara a otros, a través del poder del Espíritu Santo, para el pronto regreso de Jesús”.

La iniciativa es un esfuerzo dirigido por la agencia humanitaria adventista (Foto: ADRA International)

La vicepresidente de la junta de ADRA y vicepresidente general de la Iglesia Adventista, Ella Simmons, dijo que los adventistas alrededor del mundo “han expresado fuerte y claro que nos preocupamos profundamente para garantizar el acceso a la educación de millones de niños en situación de vulnerabilidad, para que puedan aprender y progresar”. Ella agrega: “el compromiso de la familia de la iglesia y ADRA, unidos para crear conciencia sobre este tema global, dice mucho. Gracias por alzarse en favor de los derechos de todos los niños en todo lugar. Continuemos incrementando nuestros esfuerzos y magnificando nuestras voces en nombre de los niños que no tiene voz”.

Desafíos y oportunidades

Los esfuerzos de iniciales para la campaña de educación comenzaron en octubre de 2019 con la Iglesia Adventista y ADRA urgiendo a apoyar a los casi 300 millones de niños, adolescentes y jóvenes a nivel global, o uno de cada cinco, que no están en la escuela, según el informe de la UNESCO. Este es un número abrumador de niños alrededor del mundo que necesitan acceso a una educación de alta calidad y a vivir libres de la explotación y pobreza intergeneracional. Como resultado, ADRA y miembros de la Iglesia Adventista en casi 200 países se comprometieron a apoyar este tema, y el impulso se extendió para conseguir firmas on-line, e incluyó países en África, Asia, Europa, Latinoamérica, y el Sur del Pacífico.

Mientras crece el impacto del coronavirus, la importancia de defender a los niños que no asisten a la escuela ha aumentado de forma significativa. Hoy, más familias han quedado en situación de vulnerabilidad por haber perdido el empleo, por enfermedad, y por otras causas, lo que ha afectado su capacidad para pagar la educación, llevando a que más niños estén fuera de la escuela. De hecho, hay 75 millones de niños en edad escolar que viven en 35 países afectados por la crisis que no pueden acceder a la educación debido a la creciente vulnerabilidad, el cierre de escuelas, y otros problemas como resultado directo de la pandemia del COVID-19, según un informe del 2020 de la UNESCO.

El mundo está enfrentando una creciente brecha en educación, especialmente entre niños en situación de vulnerabilidad, y aunque conseguir un millón de firmas es un hito fenomenal digno de celebración, solo estamos en el comienzo, explicó el presidente de ADRA, Michael Kruger.

¿Qué viene después?

“Estamos desarrollando nuevas alianzas globales con organizaciones clave para amplificar nuestras voces”, dijo. “Necesitamos su apoyo y compromiso continuos para avanzar en este importante tema. Por eso estaremos proporcionando recursos para que los individuos, los grupos y las iglesias puedan levantarse en favor de este tema del acceso a la educación. También compartiremos detalles esenciales para darles una hoja de ruta clara sobre qué necesitamos defender. Unamos fuerzas y hagamos avanzar esta iniciativa”.

Con el logro de un millón de firmas y apoyo extendido, el siguiente paso de la campaña global es que ADRA y la Iglesia Adventista se unan para localizar este esfuerzo en los países individuales, explicaron los líderes de ADRA. Las decisiones acerca de cómo se proporciona y financia la educación no las toman los líderes globales, sino los líderes nacionales y regionales.

Según los líderes de ADRA, para localizar este esfuerzo, la campaña se enfocará en lo siguiente:

Definir un pedido claro al gobierno. Cada país creará objetivos adaptados específicamente para las necesidades educacionales de su país, concentrándose en temas educativos relevantes. Algunas prioridades clave incluirán: (1) abogar por una mayor asignación de fondos para la educación en los países en desarrollo; (2) aumentar la ayuda exterior para la educación; y (3) mejorar la inclusión social de los niños marginados.

Comunicar el pedido a los líderes nacionales. Una vez que el pedido es identificado, cada país definirá la estrategia para acercarse a los legisladores para garantizar que todos los niños tengan la oportunidad de tener educación. Para este esfuerzo, será clave comunicar la campaña a los líderes y responsables más relevantes en cada país. Estas piezas de comunicación incluirán información sobre la campaña, la importancia de la educación, lo que pueden hacer para garantizar que cada niño esté en la escuela, el éxito de la petición global y el tremendo apoyo inicial que hay detrás.

Para apoyar la siguiente fase, los líderes compartieron que ADRA está desarrollando un informe de política que analizará el estado de los niños que no asisten a la escuela alrededor del mundo y las políticas y acciones necesarias para abordar el problema. Además, ADRA está desarrollando un kit de recursos para los departamentos ministeriales de la iglesia, las iglesias locales, los grupos de jóvenes y las escuelas para continuar su participación más allá de la petición. Estos recursos estarán disponibles para ser distribuidos en octubre de 2020, dijeron los líderes de ADRA.

Puede descargar la guía “El siguiente paso: del apoyo a la acción ” y “Otros recursos clave ”.

Además, ADRA informa que ha comenzado una clase maestra acerca de abogar para construir, implementar y evaluar una estrategia de defensa adaptada para los países individuales. El curso está diseñado para ayudar a los países a comprender cómo involucrar efectivamente a sus líderes para lograr un cambio. Además,  estarán disponibles: un paquete paquete de recursos que incluye borradores de plantillas de cartas, un informe de políticas, guías de reuniones y más.

También puede mirar un video del anuncio oficial .

Acerca de Cada Niño. En todo lugar. En la Escuela.

Cada Niño. En todo lugar. En la Escuela  es un movimiento global liderado por los adventistas para garantizar que cada niño en cada lugar del mundo asista a la escuela, tenga acceso a la educación gratuita, equitativa, y de alta calidad en el nivel primario y secundario, y que puedan completar su educación para cumplir el potencial que les ha sido dado por Dios.

La versión original  de este lanzamiento fue publicada por la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales .

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin