Noticias – Adventistas

La Iglesia potencializará el mensaje de los tres ángeles con el libro mundial

"La última invitación" estará disponible en más de 50 idiomas y dialectos.

Por Jefferson Paradello 13 de julio de 2021

La Iglesia Adventista pretende distribuir la obra en más de 180 países. (Foto: Loabim Vieira)

El mensaje de los tres ángeles de Apocalipsis 14, en los versículos 6 al 12, una de las bases de la teología adventista, serán el énfasis del libro que la Iglesia Adventista del Séptimo Día distribuirá en 2022. Titulado La última invitación, sus 79 páginas detallan la relevancia de esa fracción del texto bíblico para la humanidad y la esperanza que existe para los que la abrazan.

La obra llegará el año en el que la denominación dará énfasis especial al tema en los cuatro extremos del globo, resaltando principalmente las necesidades de volver los ojos a la Biblia, para la verdad de la creación, para la observancia del sábado del cuarto mandamiento, y para la urgencia de una conversión verdadera a Dios y a los propósitos divinos.

Lea También:

“Es un mensaje adventista, pero para el mundo. Nosotros debemos anunciarlo a todos. Las personas se preguntan: ¿por qué estamos aquí? ¿Por qué existe la muerte? Nosotros tenemos las respuestas para ese tipo de preguntas. Por eso, se escribió para que las personas tengan esperanza”, detalla el autor del libro, Clifford Goldstein.

El objetivo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día es distribuir copias de la obra en más de 50 idiomas y dialectos. Solo en Sudamérica, se estima que se entregarán más de 20 millones de ejemplares, en portugués y español.

Fortalecimiento de los principios bíblicos

“Estamos viviendo en un tiempo en que muchas personas cuestionan la veracidad de la Biblia, señalan la destrucción del principio bíblico y la necesidad de construir una filosofía nueva. Eso afecta directamente la religión y las familias”, dice el pastor Luis Gonçalves, evangelista de la denominación para Sudamérica. “El contenido del mensaje de los tres ángeles es como si fuera una vacuna con tres dosis doctrinarias, un remedio bíblico”.

También conocido como el triple mensaje de los ángeles, los versículos del 6 al 12 del capítulo 14 de Apocalipsis tratan de un llamado de advertencia al mundo antes de la segunda venida de Cristo, el que deben proclamar los que esperan su regreso.

Pero ¿cómo “traducir” o aclarar un contenido tan específico, que se encuentra en un libro profético y que requiere un estudio profundo para entender sus simbolismos y significados? Para el director mundial del Ministerio de Publicaciones de la Iglesia Adventista, pastor Almir Marroni, la forma y el lenguaje empleados por Goldstein alcanzan a personas que no tienen o nunca tuvieron contacto con la Biblia. Con la ayuda divina, subraya él, se despertará en muchas personas el interés por comprender la relevancia del texto bíblico para la historia humana.

Para ampliar todavía más el asunto, a lo largo de sus trece capítulos, la obra cuenta con códigos QR que envían a contenidos complementarios, además de proporcionar un camino para aclarar dudas vía WhatsApp.

Participación necesaria

En más de trece años, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica ya distribuyó aproximadamente 300 millones de libros sobre salud, familia y vida espiritual. Ya sea en los grandes centros, en la zona rural o en cualquier lugar del planeta gracias a las versiones digitales, sus bases bíblicas han despertado el interés de miles de personas en conocer profundamente a Dios y sus propósitos. Vea todos los títulos aquí.

Uno de esos ejemplares llegó a las manos de un señor jubilado, Jair Antonio, en el interior de São Paulo. Ese día, un día de elecciones, él salió de su casa para votar. Mientras esperaba en la fila, una adolescente le entregó un ejemplar de La mayor esperanza. Cuando lo recibió, dijo: “Este es el libro que yo estaba buscando”.

Jair Antonio fue bautizado por los pastores Stanley Arco (derecha) y Luis Gonçalves como una evidencia del alcance de los libros (Foto: Gustavo Leighton)

En una ocasión, al conversar con su hermano, descubrió que uno de sus amigos, Milton Moura, estaba frecuentando una iglesia que parecía ser la Adventista del Séptimo Día. Al conversar con Moura, pudo confirmar la información. Antonio demostró su interés en asistir a las reuniones.

Cuando visitó la iglesia por primera vez, el pastor le preguntó si le gustaría volver. “Yo, dijo él, fui para quedarme. No quería ser un invitado. Fui para continuar. Fui decidido”, describe.

Jair Antonio estaba estudiando la Biblia y buscando una denominación que lo ayudara a comprender la voluntad de Dios. Momentos antes de ser bautizado, le dijo al pastor Luis Goncalves, evangelista de la Iglesia Adventista para ocho países sudamericanos y presentador del programa Descifrando el futuro, de la TV Nuevo Tiempo: “Encontré lo que buscaba. ¿No dice usted en la televisión: ’Acérquese más’? Llegué”.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin