Noticias – Adventistas

Karyne Correia

Karyne Correia

Salud Mental

Cuidados para tener una vida mentalmente saludable

Cómo tratar el estrés durante la crisis del coronavirus

Controlar el estrés es esencial para tener una vida más equilibrada (Foto: Shutterstock).

Nuevamente estamos ante una crisis. En momentos así, el estrés es inevitable, pero puede ser controlado para que permanezca en un nivel saludable. Entrar en pánico es innecesario y solo hace que las cosas sean más difíciles. La depresión termina siendo la realidad de mucha gente, especialmente de quien no está bien preparado para enfrentar un nuevo período de dificultades e inseguridades.

Toda crisis es una oportunidad para quejarse o superarse, para enfermar o para madurar. No elegimos estar en ella, pero podemos decidir cómo enfrentarla. Como profesional, entiendo que el mejor camino es el que une aceptación, creatividad y enfoque de soluciones, produciendo resiliencia y salud mental.

Lea también:

Particularmente, me gustan los períodos de crisis, pues en mi mente son sinónimos de frases de superación. Es así como aprendí a luchar con las crisis que viví y es así que incentivo a mis pacientes a luchar con las diferentes crisis con las cuales se enfrentan.

Recientemente publiqué un e-book con relatos de superación de algunas de mis pacientes como forma de incentivar a otras personas a escribir su propia historia de superación. Haga clic aquí y bájelo gratuitamente.

Uno de los relatos compartidos en ese libro es el de una mujer que solía tener crisis de pánico en situaciones normales en que otras personas no sentían ninguna dificultad emocional. Pero, al enfrentar un diagnóstico de una enfermedad rara y llena de síntomas incapacitantes, ella fue capaz de superarlo, dejando atrás tres décadas de registro de trastornos de ansiedad.

Vivir en un período de estrés 

Toda crisis producirá en nosotros un efecto que llamamos de estrés. Y el estrés, por sí solo no es un problema, sino una respuesta física y psicológica que tenemos a las situaciones que de alguna forma afectan la estabilidad a la cual estábamos acostumbrados. El problema es cuando traspasa el nivel saludable y entra en un nivel no saludable.

Entonces comenzamos a notar la presencia de algunos síntomas visibles, como la irritabilidad o el olvido de cosas cotidianas. También es ahí que comienzan a presentarse síntomas invisibles, como el debilitamiento de nuestro sistema inmunológico.

Cuando vemos noticias de personas almacenando alimentos, alcohol en gel y papel higiénico, no estamos simplemente ante un cuadro de egoísmo. Es cierto que hacer esos almacenamientos no es un comportamiento altruista, sino que, más que egoísmo, ese es un cuadro que revela una parte del estrés que una crisis como la actual es capaz de generar.

Debido a una enfermedad que desarrollé (el vitíligo) en un período de estrés vivido hace poco más de doce años y a la experiencia de haber superado esa enfermedad (hace más de once años) el control del estrés es uno de los asuntos que más me gusta trabajar. Fue mi objeto de estudio en la maestría y hace diez años es algo con lo cual trabajo en charlas y en las terapias de mis pacientes.

Indicaciones para controlar mejor el estrés 

En este momento en el que el mundo lucha con una pandemia, quiero compartir con usted algunas cosas sencillas, y al mismo tiempo esenciales, que usted necesita hacer para tener una buena administración del estrés.

Alimentarse de forma saludable: Azúcar, cafeína y grasas deben evitarse. Prefiera las frutas, verduras y legumbres y beba bastante agua. Evite también los alimentos refinados. Una buena alimentación es esencial para un funcionamiento adecuado de la mente, especialmente en situaciones de crisis.

Descanse: Usted necesita dormir bien. Si quiere tener una mente saludable y resiliente en este momento, un buen descanso necesita estar en su lista de prioridades. Si ha tenido dificultades para dormir, eso ya puede ser síntoma de algún problema de salud mental. Aconsejo que busque ayuda profesional para evaluar esa dificultad. También puede bajar gratuitamente una serie de orientaciones que preparé para mis pacientes y están disponibles en PDF aquí.

Ejercítese: Aunque en este momento usted deba evitar ambientes como los del gimnasio, puede ejercitarse dentro de su propia casa o en algún lugar al aire libre donde el riesgo de contaminación sea bien reducido. El ejercicio físico actualmente es una recomendación indispensable para el tratamiento de varios problemas de salud mental.

Enfóquese en las soluciones: Deje de leer y mirar una porción de noticias que solo lo dejan más preocupado con el momento actual. Filtre lo que usted lee, porque hay muchas fake news siendo compartidas. En vez de enfocarse en el problema, enfóquese en las soluciones. Adopte las medidas de prevención que fueron orientadas a la población y trate los efectos colaterales de esta pandemia (como el aislamiento en casa y la crisis económica) con una mirada dirigida a lo que puede hacer en vez de enfocarse en lo que hay de malo o lo que no puede hacer.

Si aun siguiendo esas cuatro orientaciones usted nota que todavía no está enfrentando bien este momento, busque ayuda profesional. Cuando no se controla correctamente el estrés, este puede afectar muy fácilmente nuestro sistema inmunológico, dejándonos más vulnerables a una serie de enfermedades. Y lo último que necesitamos en medio de una crisis como la actual es un sistema inmunológico debilitado. Actualmente, es posible realizar sesiones de orientación psicológica por Internet, en la comodidad de su casa y trabajar profundamente sus dificultades emocionales.

Finalmente, recuerde que estamos aquí de paso. Muy pronto no habrá más crisis que enfrentar o estrés para controlar. Solo un poco más y toda enfermedad y preocupación tendrá fin (Apocalipsis 21:4).

 

 

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin