Noticias – Adventistas

Carlos Magalhães

Carlos Magalhães

Iglesia conectada

Como llevar el mensaje de Cristo al mayor número posible de personas con la tecnología digital

El culto en la iglesia fidigital

La realidad de las iglesias con servicios en línea llegó para quedarse, como algunos analizan, incluso en el contexto posterior a la pandemia. (Foto: Shutterstock)

En artículos anteriores abordamos el concepto de iglesia fidigital o híbrida. De manera resumida, es una extensión de la iglesia que se manifiesta en el ambiente digital, buscando la conexión entre los miembros y la continuidad de la misión de compartir el evangelio. La pandemia de COVID-19 nos lleva a imaginar que la iglesia fidigital no es meramente una fase de la historia de la iglesia, sino el modelo de iglesia que predominará en la próxima década y en adelante.

Por eso, en este artículo desarrollaremos el tema de los cultos en la iglesia fidigital. Analizaremos de manera práctica la importancia de los cultos en línea, las semejanzas y diferencias de un culto presencial, los puntos positivos y los negativos, y cómo hacerlos efectivos.

Lea también:

El culto en línea sigue siendo un culto

El culto en línea es un culto real, aunque presente diferencias. Por ejemplo, una fiesta de cumpleaños se puede realizar en varios lugares. En un salón de fiestas, en un restaurante, dentro de una casa, etc. Cada lugar exige que la dinámica de la fiesta sea diferente, pero la esencia de la celebración permanece intacta. Con los cultos sucede lo mismo. La dinámica cambia de acuerdo con el ambiente, pero eso no significa que un formato de culto es más importante y espiritual que otro. La esencia continúa siendo la misma, aunque la forma cambie.

En el culto en línea es más difícil mantener la atención

Un factor clave en los cultos en línea es el ambiente en el que se encuentra el adorador. Algunas personas asisten en la sala de estar, otras en el cuarto, en la biblioteca, etc. Pero, como los hogares no están proyectados como las iglesias (el púlpito elevado, sillas ubicadas en la misma dirección, etc.), el ambiente puede contribuir para que la atención se interrumpa con más frecuencia. Imagine el desafío de una familia con niños pequeños para asistir al culto en casa. Para los padres, mantener la atención de los hijos durante tres horas de programa puede parecer una tarea imposible. Esas situaciones indican que, para alcanzar eficazmente al adorador en línea, son necesarias algunas adaptaciones.

Otro factor que impacta bastante en la experiencia del adorador en línea es el dispositivo que usa. El celular es lo que más se usa actualmente, pero el tamaño de la pantalla puede limitar mucho la experiencia. Por eso, es importante que quien transmite se preocupe en mostrar más planos cerrados y captura de cámara.

Cómo adaptar los cultos en línea

Esos factores ejemplifican que un culto en línea no se trata solo de conectar la cámara y dejarla grabando y transmitiendo todo lo que está sucediendo en la iglesia. Es más que eso. Es necesario tener en mente que el adorador en línea está en un ambiente diferente y que eso limita algunas experiencias del culto físico. Esta realidad nos lleva a algunas cuestiones más complejas: ¿necesitamos adaptar nuestros cultos físicos, para atender al público digital? ¿A cuál de los dos públicos le daremos prioridad?

No existe una respuesta fácil para esa pregunta. Los líderes y miembros de cada iglesia necesitan discutir qué es más apropiado para su realidad. Las iglesias han encontrado soluciones diferentes. En algunas, el programa del culto del sábado por la mañana estuvo reducido y el sermón fue el elemento principal.

Otras congregaciones prefirieron mantener sus cultos en el orden de tiempo tradicional, pero después preparan un video solo con el sermón, para quien tenga interés solo en él. Existen iglesias con más de un culto y están actuando así: en uno de los cultos participan los adoradores en el templo físico y en el otro, los adoradores digitales. Existen muchas opciones y cada iglesia puede analizar lo que considere mejor.

En el culto en línea la música puede ser un problema

En los cultos en línea, las canciones y el momento de alabanza congregacional necesitan ser muy significativos. Deben estar enfocados y ser intencionales, a fin de no tomar tiempo excesivo, y los micrófonos y la afinación de los instrumentos necesitan ser controlados antes de la transmisión.

También es importante saber qué música se usará y probarlas con anticipación. Los algoritmos de YouTube tienen reglas que interrumpen la transmisión cuando detectan el uso de varios temas que poseen derechos autorales. Entonces, si en el culto se utilizan playbacks o bandas sonoras de canciones presentes en otros canales, es esencial hacer una transmisión de prueba para saber si puede ocurrir el bloqueo. En Facebook, algunas canciones también pueden ser bloqueadas, pero es más raro.

En el culto en línea el sermón necesita ser repensado

Para una iglesia que tiene como objetivo principal el evangelismo o alcanzar a los no miembros, es importante que los sermones estén al inicio del programa, y que traten de ser más objetivos y cortos. Es necesario que el foco principal de las cámaras esté en los predicadores y en planos de cámara cerrados en los llamados y conclusiones. El predicador necesita recordar que existe una audiencia en línea que él no la ve ni nota su reacción, pero que, de cierta forma, está presente y siendo influenciada por sus palabras.

Otras partes del culto, como lecturas, oraciones y el momento de las ofrendas, necesitan ser bien pensadas para que tengan un efecto positivo tanto en el ambiente físico, como en el digital.

En el culto en línea la elección de la plataforma impacta en el resultado

Facebook y YouTube son las plataformas digitales más utilizadas para la transmisión de los cultos, pero existen otras como Instagram, Vimeo, Dailymotion, Livestream y otras. Todas poseen sus puntos positivos y negativos, pero si la iglesia tiene interés en que sus cultos alcancen a otros que no pertenecen a la misma comunidad de fe, entonces es importante considerar principalmente a Facebook debido a su número de usuarios y a YouTube por ser una de las mayores fuentes de contenido y búsqueda en Internet.

El culto en línea en vivo puede alcanzar a más personas

Los cultos pueden ser grabados y posteriormente transmitidos, o ser transmitidos en tiempo real. La ventaja de la transmisión en tiempo real es que permite una mayor interacción con el adorador en línea. Los cultos grabados pueden parecer ficticios para algunas personas, pero permiten ofrecer mejor calidad, ya que pueden ser editados.

Aunque los cultos en tiempo real presenten ventajas, también ofrecen más riesgos. Por ejemplo, la caída de la señal de Internet o el bloqueo debido al uso de contenido con derechos autorales pueden interrumpir la transmisión. Situaciones inesperadas y mensajes equivocados también pueden ser registrados, reproducidos y eternizarse por Internet.

Esas dos modalidades de culto tienen ventajas y desventajas que deben considerarse de acuerdo con el contexto, el impacto que se desea, los equipos disponibles y la preparación del equipo.

En el culto en línea las relaciones son lo más importante

El culto en línea necesita generar un sentido de comunión y comunidad. El adorador necesita notar que no está solo, sino que forma parte de un grupo. Un grupo de personas que lee la Biblia de manera conjunta, que oye el mismo mensaje, alaba en grupo y oran los unos por los otros. Para eso, es importante tener un equipo de recepción digital para interactuar y recibir a los miembros y a los interesados.

Cuando encontramos a un hermano o visita en la iglesia física lo saludamos (o al menos deberíamos hacerlo). En el ambiente virtual es lo mismo. Por ejemplo, podemos usar las herramientas de conversación de Facebook y YouTube para dar un saludo. Además del equipo de recepcionistas digitales, cada miembro en línea puede contribuir con la recepción dando el “me gusta”, poniendo comentarios o pedidos de oración, entre otras acciones.

¿Usted vio a alguien que no encuentra hace mucho tiempo? Salude a esa persona. ¿Notó que está presente alguna visita o desconocido? Busque el perfil de esa persona en la red social y envíele un mensaje directo agradeciéndole la visita o la participación en el culto y póngase a disposición para ayudar en algo.

Las relaciones son la parte central de un culto en línea. Este tipo de culto no es como un programa de TV. Es mucho más que eso. Se trata de un ambiente en el que las personas adoran juntas a Dios y se relacionan.

Actualmente, varias iglesias han preferido transmitir sus cultos por Zoom, Google Meeting y herramientas similares para fortalecer el sentido de comunidad y la conexión entre los hermanos. Ese aspecto lo abordaremos en otro artículo.

 En el culto en línea el análisis de resultados es esencial

Después de la transmisión, es importante observar los resultados. Facebook y YouTube poseen herramientas de análisis que permiten saber cuánto tiempo las personas estuvieron conectadas, qué parte del culto despertó mayor interés, de dónde son esas personas que asistieron, cómo encontraron el programa, cuál es la edad de los que participaron. Explore esos datos para conocer más a quien están alcanzando los cultos.

Conclusión

Los tiempos en los que estamos viviendo exigen una gran capacidad de creatividad y adaptación. La iglesia necesitará crear y adaptar antiguos métodos para continuar dialogando con la sociedad. Pero, infelizmente, no todas las iglesias poseen recursos para transmitir los cultos o volverse fidigital.

Los recursos tecnológicos pueden ser caros, no siempre existe gente capacitada en la iglesia y en algunas regiones la señal de Internet es mala. Por otro lado, si la iglesia posee condiciones, debe esforzarse para encontrar el mejor camino posible. Cuanto mayor el esfuerzo, mayor será el resultado y más personas serán alcanzadas por el mensaje.

Recuerde que para que una iglesia sea fidigital o híbrida es necesario:

  • Tomar en serio tanto el culto presencial como el virtual.
  • Los líderes y miembros necesitan de una mente abierta para hacer las adaptaciones necesarias.
  • La mejor estrategia es la que se adapta a la realidad de la iglesia.
  • No todos los de la iglesia tendrán la misma visión. El diálogo es necesario para llegar a un consenso. Prefiera postergar la estrategia que crear conflictos por ese motivo.

Preguntas para reflexionar

Mateo 2 cuenta la historia de los Reyes Magos que salieron de su país y llegaron a Jerusalén para conocer y adorar al Mesías presencialmente. Después, regresaron a sus hogares por “otro camino” y posiblemente continuaron adorando a la distancia.

Con la pandemia, muchas personas tuvieron la imposibilidad de ir a las iglesias.

  • ¿Usted cree que pueden tener la misma calidad de adoración en sus hogares?
  • ¿Cómo ha sido su experiencia con los cultos en línea? ¿Ha sido positiva o negativa?
  • ¿Qué se puede mejorar en el formato del culto o en su casa?
  • ¿Qué ajustes y adaptaciones necesita hacer su iglesia para hacer los cultos en línea más atractivos y relevantes para la sociedad?

Referencias:

BARNA. Six questions about the future of the Hybrid Church Experience. EUA,

Barna. 2020.

Crouch, Amy; Crouch, Andy (2020-11-16T22:58:59). My Tech-Wise Life. Baker Publishing Group. Edição do Kindle.

Daubert, Dave; Jorgensen, Richard. Becoming a Hybrid Church (p. 26). Day 8 Strategies. Edição do Kindle.

 

WordPress Image Lightbox Plugin