Noticias – Adventistas

Autoexamen es esencial en el combate de cáncer de mama

Durante la campaña mundial octubre rosa, la iglesia adventista incentiva a las mujeres hacer el autoexamen de cáncer de mama.

11 de octubre de 2016
Durante a campanha mundial Outubro Rosa, a Igreja Adventista incentiva mulheres a fazer o autoexamen de cáncer de mama.

Durante a campanha mundial Outubro Rosa, a Igreja Adventista incentiva mulheres a fazer o autoexamen de cáncer de mama. (Foto extraída de google Internet)

Brasilia, Brasil…[ASN] Originado en la estructura genética, el cáncer altera el ADN y provoca mutaciones en las células sanas. En algunos casos raros, la enfermedad es hereditaria, pero la gran mayoría de las víctimas la adquiere a lo largo de la vida. El cáncer de mama, por su parte, es un tumor maligno que desencadena el crecimiento anormal de las células mamarias, afectando principalmente el ducto y los glóbulos mamarios.

Este es el cáncer que más mata mujeres en el mundo. Solamente en 2013, según el estudio del Instituto Nacional del Cáncer (INCA), más de 14 mil mujeres murieron por causa de la enfermedad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de 460 mil personas mueren anualmente en todo el mundo.

Lea también:

A pesar de ser predominante en el sexo femenino, cerca de 1% de las víctimas es de sexo masculino. La proporción es equivalente a un hombre por cada 100 mujeres. Entre hombres y mujeres, más 1,8 millón de personas tienen la enfermedad en el mundo, según la OMS.

La gran cuestión en torno de ella son los factores de riesgo. Especialmente para las mujeres, las causas son: historial familiar, menstruación precoz, edad superior a 35 años, menopausia tardía, reposición hormonal, colesterol alto, obesidad, ausencia de embarazo y lesiones en los senos.

Diagnóstico

En la mayoría de los casos, los tumores en la fase inicial no presentan síntomas. Pero cuando algunas mujeres detectan el nódulo a través del tacto es porque la enfermedad ya está en una etapa muy avanzada. “Para evitar el surgimiento y el agravamiento del cáncer, la mujer debe hacer exámenes preventivos, además de percibir todas las señales que el cuerpo presenta”, aconseja el oncólogo y especialista en mastología, doctor Gustavo Gobetti.

En relación a las señales preliminares del cáncer de mama, los especialistas señalan las más recurrentes, tales como: enrojecimiento de la piel, alteración en la forma de los pezones y de las mamas, nódulos en la axila, secreción, piel arrugada y heridas.

Carga de cáncer de mama según la OMS

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el 16% de todos los cánceres femeninos. Se estima que en 2004 murieron 519 000 mujeres por cáncer de mama y, aunque este cáncer está considerado como una enfermedad del mundo desarrollado, la mayoría (69%) de las defunciones por esa causa se registran en los países en desarrollo (OMS, Carga Mundial de Morbilidad, 2004).

La incidencia varía mucho en todo el mundo, con tasas normalizadas por edad de hasta 99,4 por 100 000 en América del Norte. Europa oriental, América del Sur, África austral y Asia occidental presentan incidencias moderadas, pero en aumento. La incidencia más baja se da en la mayoría de los países africanos, pero también en ellos se observa un incremento de la incidencia de cáncer de mama.

Las tasas de supervivencia del cáncer mamario varían mucho en todo el mundo, desde el 80% o más en América del Norte, Suecia y Japón, pasando por un 60% aproximadamente en los países de ingresos medios, hasta cifras inferiores al 40% en los países de ingresos bajos (Coleman et al., 2008). La bajas tasas de supervivencia observadas en los países poco desarrollados pueden explicarse principalmente por la falta de programas de detección precoz, que hace que un alto porcentaje de mujeres acudan al médico con la enfermedad ya muy avanzada, pero también por la falta de servicios adecuados de diagnóstico y tratamiento.

Aprenda a hacer el autoexamen:

Para la coordinadora de la campaña de prevención del cáncer de mama de la Iglesia Adventista en todo el estado de São Paulo (Brasil), profesora Irene Lisboa, “es de vital importancia el examen periódico, porque toda enfermedad, hasta el mismo cáncer, cuando se la descubre en su etapa inicial es más fácil de controlar y también de curar”.

A pesar del prejuicio del autoexamen en el ámbito cristiano, Irene cree que la tendencia de aquí en adelante es que cada día más decenas de mujeres sean concientizadas por las campañas de incentivo de la denominación religiosa.

Además del autoexamen, la mamografía, la resonancia magnética, la ecografía y otros exámenes de imagen se deben hacer para identificar posibles tumores en mujeres con más de 40 años. “Cuando el tumor es pequeño, no es perceptible al tacto, por eso la mamografía es fundamental en el proceso de prevención”, cree Gobetti.

autoexamen

Tratamiento

Hay muchos tipos de tumores mamarios, pero dos clasificaciones son importantes para el realizar el tratamiento. Primero, identificar si el tumor es maligno o benigno. Si el nódulo maligno fuera tratado en la fase inicial, cuando fuera menor que 1 centímetro, las probabilidades de cura llegan al 95%. Según el doctor Gobetti, “el cáncer de mama es una enfermedad grave, pero con el tratamiento correcto y el diagnóstico temprano, tiene cura”, subraya.

Independientemente del tipo de cáncer, debe ser retirado quirúrgicamente. En el caso del de mama, el proceso incluye la extracción completa o parcial de la mama, sobre todo si la enfermedad presentara metástasis. Además de eso, se tiene en cuenta la salud de la mujer en la ocasión de la enfermedad. Los resultados difieren cuando son evaluados en pacientes con edades de 40 a 70 años, por ejemplo.

Lo que más impacta a la mujer son los tratamientos posteriores a la cirugía, como la quimioterapia, la radioterapia y la terapia hormonal, porque en esta fase cae el cabello de todo el cuerpo, el sistema inmunológico queda vulnerable, entre otros síntomas. “A pesar de que los efectos colaterales son bastante agresivos, también son temporarios. Lo más importante es que después del tratamiento viene la cura”, recuerda Gobetti.

Por lo que todo indica, la mayor probabilidad de cura del cáncer de mama es el diagnóstico temprano. A pesar de los altos índices de mujeres víctimas de la enfermedad, son muchas las campañas de orientación y prevención. Por lo tanto, el autoexamen y la mamografía son los principales aliados de la mujer. [Equipe ASN, Jhenifer Costa con informaciones de la OMS]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin