Noticias – Adventistas

Libro El Conflicto de los Siglos transforma a familia filipina

Sin dudarlo, Dorcas compró el libro con recursos que no tenía. Hoy en día todos sus hijos sirven a Dios en una Iglesia Adventista.

Por Steven Dragoo 30 de enero de 2019

Steven Dragoo con su esposa, Dorcas, en el centro, viajando en taxi en Filipinas. (Para Adventist Mission)

Un evangelista de literatura caminaba por las polvorientas calles de la ciudad de Butuan, en Filipinas.

Todo el día se esforzó por compartir la literatura cristiana, y sin embargo no vendió nada. Esta era su única fuente de ingresos, la situación lo llevó a desanimarse un poco. Pero él determinó tocar una puerta más antes de irse a casa ese día. Mientras se acercaba, oró y luego toco la puerta.

Una mujer con ojos entusiastas abrió la puerta para saludar al hombre cansado con una sonrisa. Hizo su discurso celestial, y ella pudo ver la sinceridad en sus ojos y oírla en su voz. Era como si el Espíritu Santo mismo estuviera rogando a esta mujer.

Lea también:

Anciana relata historia de apartamento que nunca existió

Ella era cristiana, pero había desperdiciado años sin ningún interés profundo en seguir a Cristo. Cuando la situación financiera de la familia se tornó grave, la mujer comenzó a sentir necesidad de aprender más sobre Jesús. Pero sus bolsillos siempre estaban vacíos. Ella tenía 10 hijos, y tres más estaban en camino.

Entonces, ¿cómo podría pagar el libro El Conflicto de los Siglos? escrito por Elena de White.

Sin dudarlo, compró el material con recursos que no tenía.

Han pasado más de 50 años desde ese día, pero el fruto de ese libro singular todavía se está sintiendo. La mujer, Epefania Ty, llevó a cada uno de sus hijos a Cristo. Seguramente creía, como escribió Elena de White, que “nuestro trabajo para Cristo es comenzar con la familia, en el hogar. … No hay un campo misionero más importante que este (” Testimonios para la Iglesia “, Vol. 6, página 429-Traducción).

Uno de sus hijos, Florente Ty, se convirtió en pastor y ahora es el presidente de la Casa de Publicaciones Filipina de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Manila. Otros se convirtieron en diáconos, ancianos, diaconisas y maestros en iglesias y escuelas adventistas.

Conozco a esta mujer como “mamá”. Me casé con una de sus hijas, de nombre Dorcas, que ha enseñado en las academias adventistas toda su vida.

Mamá tuvo un derrame cerebral antes de conocerla. Estaba muda, ciega y postrada en cama. Intentó con todo su corazón hablarme en nuestro primer encuentro, pero no pudo. Ella murió en agosto de 2013 a la edad de 89 años.

Docenas de personas han venido a Cristo a causa de un evangelista de la literatura (conocido como colportor), un libro poderoso y una mujer receptiva al Espíritu Santo.

Mamá, te veré de nuevo el día señalado.

Steven Dragoo es un trabajador bíblico y evangelista en Christiansburg, Virginia.

(Historia publicada originalmente por la Adventist Review)

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin