Noticias – Adventistas

Obstetra relata la situación de las mujeres refugiadas en Grecia

Una gran preocupación es con las mujeres embarazadas atendidas por proyecto de la Iglesia Adventista

22 de septiembre de 2016

 

Profesional habla sobre las dificultades en el medio de los refugiados.

Profesional habla sobre las dificultades en el medio de los refugiados.

Tanágra, Grecia…[ASN] “Necesitamos obstetras con urgencia”, dice Lara Zestic, voluntaria obstetra que pasó tres meses atendiendo a las mujeres embarazadas del campo de refugiados en Oinofyta, Grecia. Lara hace parte del equipo del ministerio de apoyo de la iglesia adventista denominado Adventist Help que atiende a 750 personas en busca de asilo en la región.

Lara de origen croata y con sus cortos 22 años, ya ha donado cinco meses de su vida como voluntaria en Tailandia atendido a mujeres embarazadas. Ella cuenta que la situación en relación a comunicarse con las mujeres en el campamento ha sido complicada, porque “las mujeres no pueden decir nada, sus esposo son los que hablan por ellas. Los hombres son los que dan la información de sus esposas. Es una cultura muy diferente a la mía”. Por ello, Lara invita a que voluntarias obstetras que deseen venir a Oinofyta pasen por lo menos 1 mes para crear relaciones fuertes con las mujeres refugiadas y ganar su confianza.

La voluntaria que actualmente vive en Inglaterra expresa que es muy importante que se cree confianza entre la obstetra y la paciente, que se le dé el mejor cuidado. “Necesitamos a obstetras que estén apasionadas en ayudar a las mujeres embarazadas”, agrega.

Su versículo favorito se encuentra en Jeremías 1:5 “Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones”.

Al preguntársele sobre la situación de los refugiados, Lara responde “ser refugiado no es una opción y le puede pasar a cualquier persona. Tengo suerte de no ser refugiada y por esa razón debo hacer algo por ellos”. Además agrega: “Tú también puedes hacer algo por ellos. No necesitas ser doctor o enfermera, solo ser alguien en el cual ellos (refugiados) puedan confiar y hablar y eso hace una grande diferencia. A veces puedes sentir que no te puedes relacionar con estas personas, porque así me sentí yo en estos tres meses. Ahora siento que soy parte de ellos, porque ellos son seres humanos y yo también. Así de simple”.

Lara demuestra no solo felicidad por haber ayudado al proyecto de Adventist Help, sino que también ganó a un amigo especial, Theodore Dimitriou, voluntario del proyecto adventista en Grecia. [Equipo ASN, Cárolyn Azo]

Para conocer el trabajo de Adventist Help ingrese aquí. Si su inglés es fluente, envíe su solicitud para ser voluntario a greece@adventisthelp.org y haga su donación en la siguiente cuenta de banco:

 

Markus Alt- Buckley, Sonnmattstrasse 46,6043 Adligenswil

IBAN: CH57 0077 8158 4435 1200 3

SWIFT: LUKBCH2260A

Banco: Freundliche Grüsse

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin