Noticias – Adventistas

Adventistas socorren a personas afectadas por incendios en Australia

Los miembros de la Iglesia son movidos a ayudar a otros mientras oran y lamentan lo que han perdido.

Por Maryellen Fairfax, Adventist Record; y Adventist Review 8 de enero de 2020

Fuego cerca de la ciudad de Cobago, en New South Wales, Australia. La casa donde solían reunirse los miembros de la iglesia adventista del séptimo día ha sido destruida (Foto: cortesía de la cuenta de Facebook “Adventists South New South Wales”)

Mientras continúa la crisis de los incendios forestales en Australia, esta actualización revela cómo han sido afectados los miembros de la Iglesia Adventista y qué la denominación está haciendo para apoyar a las comunidades afectadas.

Cobago, en el sudeste de New South Wales (NSW), ha sido el área más afectada en el estado, con el municipio engullido por el fuego. Las familias adventistas del séptimo día perdieron sus hogares, pertenencias y negocios. La casa en la que se reunía un total de 15 miembros, incluyendo niños, también fue destruida.

“La casa en la que solíamos reunirnos para adorar ha desaparecido por completo”, dijo el pastor de la iglesia local, Dragan Kanazir. “Se han perdido hogares desde Wandella hasta Batemans Bay, bastante al norte”.

El área más afectada en New South Wales

Julie Nagle, quien coordina los Ministerios aborígenes e isleños del estrecho de Torres (ATSIM, por sus siglas en inglés) para la Asociación New South Wales del Sur (SNSWC, por sus siglas en inglés), ha estado en campo ayudando a los equipos de rastrillaje locales, visitando centros de evacuación y ayudando a las comunidades aborígenes afectadas por los incendios. Nagle informó que uno de los miembros de la iglesia de Cobago no ha podido tolerar el regreso a su propiedad después de haber perdido su hogar y todos los recuerdos de su fallecida esposa en los incendios. Su hermano de 92 años falleció el 5 de enero.

Ella dijo que la iglesia está orando por él y apoyándolo en este momento difícil.

Tiemplo adventista de Bega rodeada de abundante humo (Foto: Asociación New South Wales del Sur).

Tiemplo adventista de Bega rodeada de abundante humo (Foto: Asociación New South Wales del Sur).

Para ayudar a apoyar a la comunidad, la iglesia adventista de Bega abrió sus puertas como centro de evacuación, albergando a más de 35 personas y 15 perros. El hall del tiemplo también fue usado como depósito de alimentos.

“Cuando notamos que el centro de evacuación cercano se estaba sobrecargando, tomamos rápidamente la decisión de abrir la iglesia y permitir que las personas usaran las instalaciones”, explicó Kanazir. “¡En un momento nuestra iglesia parecía el arca de Noé!”.

“Otros centros de evacuación no permitían mascotas”, dijo Sarina Taituave, director de la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) para la SNSWC. “Estamos anticipando que aún habrá personas en la iglesia de Bega durante la mayor parte de esta semana”.

Solidaridad

A la luz de las continuas crisis, ADRA está proporcionando AU$500 (unos USD$350) a familias necesitadas en el territorio de la Asociación, y AU$2.000 (unos USD$1.400) para que las iglesias ayuden a sus comunidades. Hasta ahora, ADRA ha asistido a 15 familias en la región de la SNSWC.

La SNSWC y la Unión Australiana (AUC, por sus siglas en inglés) también brindan financiación en efectivo a los miembros, a las iglesias y a la comunidad, con base en las necesidades, de hasta AU$5.000 (unos USD$3.500) disponibles para las familias que han perdido sus hogares.

“Algunas [familias] han perdido hogares, algunas posesiones, o parte de ellas, algunas están evacuadas y no pueden volver al trabajo, mientras que otras se están ofreciendo como voluntarios para el RFS [servicio rural de Bomberos] en lugar de trabajar y se han quedado sin fondos”, informó Sarina Taituave.

Oración en medio de la desesperación

Muchos miembros de las iglesias de Tumut, Corryong y Tumburrumba (NSW) han perdido sus hogares o han sido evacuados debido a los incendios o el humo, según Jeremy Taituave.

“Muchos de nuestros miembros que viven en Batlow han perdido casas; uno perdió su casa en Tumut, pero dos lucharon por salvar su propiedad y lo lograron”, dijo Jeremy Taituave. “En Corryong, Shirley Sprenger [miembro de iglesia y voluntaria del servicio rural de Bomberos] perdió 50 acres, pero aparentemente eso es poco en comparación con todos los demás”.

Después de hablar con Sprenger por teléfono, Jeremy Taiyuave contó que había un sentimiento de desesperación en las comunidades rurales y una necesidad de promover esperanza, de reunirse y animarse los unos a los otros.

“Vamos a reunirnos con nuestras iglesias y a debatir cómo responder. Debemos juntar las piezas emocional y espiritualmente; vamos a abrir nuestras puertas para orar, y al hablar con Shirley [Sprenger], hemos decidido ofrecer el programa de recuperación de la depresión y la ansiedad”, explicó.

En 2019, para apoyar durante el periodo de sequía, ADRA SNSWC financió la capacitación de facilitadores del programa de recuperación de la depresión y la ansiedad para representantes de 18 iglesias en la Asociación. Los programas se llevarán a cabo durante los próximos meses para ayudar a las familias afectadas o a los voluntarios del RFS que hayan sufrido traumas.

A pesar del sentimiento de desesperación, muchos voluntarios y personas desplazadas han sido animadas por la oración. En su tarea como voluntaria en la línea de frente, la coordinadora de ATSIM de la SNSWC, Nagle, ha estado compartiendo activamente su fe al orar por los bomberos y los voluntarios que arriesgan sus vidas.

La visibilidad se ha visto severamente limitada a lo largo del estado de New South Wales durante la temporada de incendios forestales 2019/2020 (Foto: cortesía de la cuenta de Facebook “Adventists South New South Wales”)

“Estaba conduciendo y vi un camión de bomberos y tuve que detenerme”, dijo. “Me acerqué [a los bomberos] y dije: ‘Esto puede parecer una locura, pero me siento impresionada a orar con ustedes y sus camiones’. Uno de ellos se dio vuelta y dijo: ‘Sí, por favor’. No tenía idea qué iba a decir, pero una vez que puse mi mano en ese camión, las palabras vinieron: ‘En el nombre de Jesús, a dondequiera que estas ruedas vayan, y a dondequiera que estos pies caminen, bendice su generosidad y compasión’. He estado haciendo esto con cada camión, y ellos se han mostrado realmente agradecidos”.

Algunos hogares salvados, otros destruidos

Wayne y Sharon Ford, miembros de la iglesia adventista de Tumbarumba, poseen dos propiedades en Batlow y Tumbarumba. Ellos estuvieron dos veces en la línea directa del fuego, pero lograron escapar con ambas casas intactas.

“Hubo dos incendios. El del martes [31 de diciembre] llegó hasta la puerta trasera de nuestro hogar; y dio la vuelta”, dijo Sharon Ford. “Perdimos un cobertizo y equipos de bombeo solar. Tenemos un inquilino en la otra casa, y esta también fue salvada. Estamos muy agradecidos”.

Pero muchas de las casas de los vecinos de los Ford que se habían salvado del primer incendio fueron devoradas por las llamas del segundo incendio, que llegó solo tres días después.

“Nuestra sobrina perdió todo. Y la casa de una amiga que vive por la misma calle sobrevivió al primer incendio y ella pensó que estarían bien porque los árboles estaban quemados; pero, aunque su base estaba quemada, no llegó a la copa. Por lo que también se prendió fuego”, dijo Ford.

Un auto ardió en un “tornado de fuego” que levantó el vehículo y lo arrojó a más de 1 kilómetro (0,6 millas) de distancia de donde estaba estacionado (Foto: Julie Nagle, Adventist Record)

A pesar del estrés y la devastación alrededor, Ford afirma que su fe se ha fortalecido como resultado de los incendios. “Ha sido una oportunidad de compartir [a Jesús] con otros. Como una pequeña ciudad muy unida, las personas dicen ‘Que Dios esté contigo’, y ni siquiera son personas temerosas de Dios. Muchas personas piden oraciones”.

“Lo que ha sido abrumante para nosotros son los llamados de personas que apenas conocemos que nos ofrecen cama y alojamiento”, explicó Ford. “Incluso los negocios nos han dicho que no nos preocupemos por pagar las cuentas. Y estoy muy agradecida por todas las oraciones”.


La versión original de este informe de actualización fue publicado por Adventist Record.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin