Noticias Adventistas

Proyectos Sociales

Adventistas ayudan a suplir las necesidades de cerca de 2 millones de personas

Datos del primer semestre del 2022 muestran que los proyectos están llegando a quienes lo necesitan.


  • Compartir:
El infográfico muestra diferentes acciones de los adventistas en los primeros meses del 2022. (Arte: Hamanda Portal)

El acto de cuidar de las personas puede significar muchas cosas. Ayudar con alimentos, ropas, con horas de atención, ayuda humanitaria a personas refugiadas y una lista más grande. Y en muchas de ellas, los adventistas están presentes. Desde el nacimiento de la denominación, en el siglo XIX, esa característica es pulsante entre sus miembros.

Entre esos frentes de actuación están la Acción Solidaria Adventista, conocida como ASA, ADRA, la agencia humanitaria adventista, y las demás instituciones que actúan constantemente en beneficio de la comunidad.

Lea también:

ADRA tiene su foco en los proyectos sociales fuera de los muros de la Iglesia. Uno de ellos es la atención en el momento de catástrofes, tales como lluvias torrenciales, inundaciones y guerras, que ocurren puntualmente. Además, también hay otros proyectos permanentes que cuidan de hombres, mujeres, niños y otros que fueron olvidados por la sociedad y necesitan apoyo para recomenzar. Solo en el primer semestre de este año, 595.154 personas fueron ayudadas de alguna manera.

Con la intención de cuidar de la salud mental de las personas, en 2020 nació el proyecto Oído Amigo. Este surgió de una demanda pandémica por el cuidado de la salud mental y fue creado por el Ministerio de la Mujer de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica. Y ahora, incluso con la vida volviendo a los moldes anteriores, el proyecto sigue en funcionamiento. En los últimos seis meses, se realizaron 1.115 atenciones gratuitas por psicólogos voluntarios.

Si, por un lado, hay algunos proyectos recientes, otros ya existen hace años y son parte de la rutina de los adventistas. Es el caso de Vida por vidas, un proyecto de donación de sangre que movilizó a 73.445 donantes en ocho países sudamericanos. Considerando que cada bolsa de sangre salva potencialmente cuatro vidas, casi 300 mil personas pueden recibir ayuda en un momento de completa vulnerabilidad.

También intentando amenizar los efectos sociales de la pandemia de la COVID-19, la Acción Solidaria Adventista extendió el proyecto de Más Amor en Navidad. Además de recaudar donaciones en fin de año, la Pascua se volvió otra ocasión para ayudar al prójimo. En este año, 1.523.003 kg de alimentos llegaron hasta la mesa de casi un millón de personas.

Asistencia de emergencia

En marzo de este año, las lluvias torrenciales causaron destrucción y muertes en la ciudad de Petrópolis, región serrana de Río de Janeiro. En medio de las casas destruidas y el llanto por los fallecidos, la esperanza de recomenzar también vino por medio de los voluntarios. El pastor João Custódio, director de ASA en esa región, movilizó a decenas de personas para llevar un poco de consuelo a los habitantes de la ciudad.

“Fue algo muy rápido, ¿no?”, recuerda Custódio. En cuestión de pocas horas, la ciudad estaba completamente debajo del barro. Él cuenta que al día siguiente ya estaba reunido con un comité que evaluaría la mejor forma de ayudar. Salió de casa pensando que se quedaría allí por dos o tres días. Se quedó durante 14. Llegaron a Petrópolis antes del horario del almuerzo.

“Ante la situación de calamidad, definimos un plan piloto”, cuenta. Explica que establecieron un camino para que los donantes pudieran enviar recursos, registrar familias y direccionar para las necesidades más urgentes. Todo eso fue posible porque muchas personas, aunque no tuvieran experiencia en el trabajo con catástrofes, se dispusieron para ayudar.

Agua, comida caliente, cestas básicas, electrodomésticos, muebles, ropa. Todo eso que podía ser enviado a la población llegó por medio de donaciones en los más de 70 puestos instalados en templos adventistas en el estado. Llegaron camiones de agua de Espírito Santo y enviaron dinero de la iglesia del Centro Universitario Adventista de São Paulo (UNASP), en São Paulo, para comprar cocinas.

Esta es una situación singular, pero en paralelo a esto, están los proyectos que tienen lugar en las iglesias locales y que son liderados por ASA. Estos suman, hoy, más de 53 mil iniciativas regionales y, por consecuencia de la participación de estas personas con los adventistas, más de 60 mil están recibiendo estudios bíblicos.

Mucho más allá del salón de clases

Estas iniciativas no parten solamente de la iglesia, sino también de la Educación Adventista. Más allá de la enseñanza, tanto los alumnos como la propia institución se involucran en ayudar personas en situaciones de necesidad. Un ejemplo fue el apoyo para las víctimas de las inundaciones en Río de Janeiro, con la donación de 17.690 litros de agua, y la atención de las víctimas de un incendio en Argentina.

Voluntarios de la Educación Adventista fueron hasta una aldea indígena para capacitar profesores y reformar escuela de la comunidad. (Foto: Divulgación)

Pero también hay un hábito sistemático de donación de artículos de primera necesidad, como alimentos, ropa y de higiene. Los empleados, así como los jóvenes adventistas, son donantes regulares de sangre (vea los datos en el infográfico). Con todas estas acciones, más de 30 mil personas que son parte de la comunidad escolar fueron beneficiadas de alguna manera.

Para el pastor Stanley Arco, presidente de la Iglesia Adventista en ocho países sudamericanos, eso refleja la característica principal de los cristianos, que es el amor al prójimo. “Entiendo que es intrínseco a quien recibe el amor de Dios transmitir eso a otros de diversas maneras, incluso con el apoyo a quien más lo necesita”, reflexiona. Arco destaca que eso se incentiva en diversos niveles de la institución y garantiza que tanto la organización como las iglesias locales están dedicadas a aliviar el sufrimiento de las personas en las diferentes áreas de la vida.


También puedes recibir este y otros contenidos directamente en tu dispositivo. Inscríbete en nuestro canal en Telegram o registra tu número a través de WhatsApp.

¿Quieres conocer más sobre la Biblia o estudiarla con alguien? Haz clic aquí y comienza ahora mismo.


División Sudamericana División Sudamericana

Av. L3 Sul - SGAS 611
Conj. D, Parte C
Brasília - DF
70200-710
Brazil
+55(61) 3701-1818
Nuestras redes sociales