Noticias – Adventistas

La Iglesia Adventista en Argentina dedica diez días para orar

El énfasis estuvo en fortalecer las familias y animarlas a ser fieles hasta el fin, siendo una iglesia viva y comprometida con la misión.

Por Alexis Villar 3 de marzo de 2021

El 90% de los templos ya se encuentran abiertos con las normativas vigentes según la región para garantizar la higiene y salubridad de los participantes. Foto: IASD Argentina.

Como cada año, la Iglesia Adventista del Séptimo Día dedica diez días para orar y diez horas de ayuno para entregar los planes a Dios e invitarlo a ser parte de cada sueño, desafío y actividad que nos depara el inicio de nuevo un período.

El proyecto 10 días de oración y 10 horas de ayuno se realizó desde el 18 al 27 de febrero y nuestro país acompañó el movimiento generado en toda Sudamérica. El énfasis estuvo en fortalecer las familias y animarlas a ser fieles hasta el fin, siendo una iglesia viva y comprometida con la misión.

Miles de personas haciendo el compromiso Yo Voy. Foto: IASD Argentina.

Este programa tuvo el apoyo de toda la feligresía a nivel nacional, con reuniones presenciales y virtuales. Por la mañana y la noche miles de personas a lo largo de nuestro territorio se vieron beneficiadas con los contenidos de las revistas producidas por la División Sudamericana. “El 90% de los templos ya se encuentran abiertos con las normativas vigentes según la región para garantizar la higiene y salubridad de los participantes, lo cual nos permitió que muchas personas concurrieran físicamente. Esto fue de enorme bendición para toda la iglesia”, destaca el pastor Darío Caviglione, presidente de la Iglesia Adventista en nuestro país.

Estos diez días sirvieron para que los hermanos se animaran a invitar a sus amigos y familiares a orar por y con ellos. “Se vio a muchas personas acompañadas por sus familiares a orar. Cada miembro se sumó al proyecto orar para salvar donde se ora por cinco amigos, familiares y seres queridos”, recalca el pastor Caviglione.

La oración fue el motivo principal durante los encuentros de estos diez días. Foto: IASD Argentina.

El sábado 20 de febrero toda la comunidad Adventista se sumó a las diez horas de ayuno. “Fue un día especial, donde hubo reuniones en los templos y se dedicó tiempo para ayunar”. Mientras que durante los diez días de oración “se vieron personas entregando su vida a Dios a través del bautismo. Fue realmente una fiesta”, señala con entusiasmo el pastor Caviglione.

Durante los diez días de oración hubo bautismos y decisiones por Dios. Foto: IASD Argentina.

Misión Caleb 2021

Miles de jóvenes colaboraron bajo el proyecto Caleb, que durante este año tendrá una modalidad que los involucra en cuatro instancias clave del evangelismo a nivel nacional. La primera de ellas fue la de apoyar y realizar diversas actividades durante los diez días de oración.

Mas de 3800 jóvenes y adolescentes participaron de distintos servicios a la comunidad como la limpieza y embellecimiento de espacios públicos; colecta y entrega de alimentos casa por casa y en merenderos; proveyeron asistencia a familias de la iglesia. Además, realizaron impactos en la vía pública con carteles, distribuyeron libros, llevaron adelante actividades para niños y entregaron meriendas y desayunos a personas en situación de calle, entre otras actividades.

Más de 3800 Caleb se sumaron al proyecto de los diez días de oración. Foto: IASD Argentina.

Por otra parte, los Caleb apoyaron al Ministerio infantil y Ministerio del adolescente en la elaboración de colonias cristianas de vacaciones. Desde hacer juegos, buscar a los niños, realizar dinámicas y decorar los lugares.

Los niños y adolescentes en la colonia cristiana de vacaciones. Foto: IASD Argentina.

Lo que pasó y lo que viene

Las repercusiones de los diez días de oración fueron positivas. “Es una actividad que a la iglesia le gusta y fue así en esta ocasión también. En nuestro país trajo mucho movimiento en la hermandad. Fortalecer la oración, la comunión, la relación de los hermanos y estar en contacto fue muy bueno. La iglesia lo necesitaba después de haber tenido una cuarentena extensa. Fue un punto de despegue para este 2021”, subraya el presidente de los adventistas en Argentina.

En relación con lo que se viene, Caviglione destacó: “Este año queremos tener una iglesia viva. Esperamos ver la mano de Dios y sus bendiciones abundantes a lo largo de todo este 2021. Continuamos trabajando con el próximo desafío que se viene, en especial, Semana Santa”. Y concluye: “Queremos seguir diciendo, como lo hicimos durante los diez días de oración y las diez horas de ayuno, yo voy”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin