Noticias – Adventistas

Pastores adventistas surcoreanos se preparan para servir en Corea del Norte

Se capacita a voluntarios para ministrar ni bien se abran las puertas.

Por Adventist Review

Pastores dispuestos a servir en el país vecino

Pastores dispuestos a servir en el país vecino

Luego de las reuniones de la cumbre entre los gobiernos de Corea del Norte y Corea del Sur en Panmunjom, el 27 de abril y el 26 de mayo de 2018, la organización administrativa eclesiástica de la Iglesia Adventista para la región convocó a una reunión especial para pastores que estén dispuestos a servir en Corea del Norte tan pronto como se presente una oportunidad para ello. La sesión de capacitación educativa para los pastores de “Pioneer Mission Movement for North Korea [movimiento de misión de pioneros para Corea del Norte]” se llevó a cabo en Yanji, China, del 4 al 7 de junio de 2018.

Byung Joo Lee, director a cargo de la misión en Corea del Norte presidió la reunión. “Hasta ahora, 24 pastores se han ofrecido como voluntarios para Corea del Norte en el futuro, y 17 de ellos asistieron a la reunión que se llevó a cabo en Yanji”, comentó el pastor Lee.

Lea también:

El primer día, los participantes visitaron la ciudad de Tumen, desde la cual pudieron ver la ciudad de Namyang, en Corea del Norte, cruzando el río Tumen. A lo lejos, los pastores podían distinguir los camiones que levantaban mucho polvo. En Corea del Norte, el 97% de las calles no están pavimentadas.

Algunos informes no oficiales dicen que no hay luz en esa ciudad debido a la falta de electricidad. En 1904, el adventismo coreano comenzó a echar raíces ese conoce como República de Corea. Luego de la liberación del dominio colonial japonés, la península coreana se dividió en dos: el norte comunista y el sur democrático. Bajo el comunismo, el adventismo tuvo que ocultarse, al igual que otras religiones.

En el segundo día de reuniones en Yanji, los participantes visitaron un lugar en el que convergen las fronteras de tres países: Rusia, China y Corea del Norte. En el pasado, había un ferrocarril en un puente que cruzaba por el río Tumen y conectaba Rusia y Corea del Norte. Los pastores expresaron su esperanza de que en un futuro cercano puedan viajar a Europa y Rusia vía Corea del Norte a través de ese ferrocarril restaurado.

Alcanzar a través de los negocios

Antes que los participantes dejaran la frontera, tuvieron la oportunidad de escuchar de un miembro han chino que está dirigiendo la misión en Corea del Norte a través de su negocio. El principio de su negocio es simple: les da a los compradores más de lo que recibirían al precio regular.

Los pastores participantes tuvieron la oportunidad de aprender cómo acercarse a las personas norcoreanas cuando las puertas finalmente se abran. “Mostrar el amor de Jesús a través de nuestras vidas y ocuparnos de sus necesidades son métodos que podemos utilizar para tocar los corazones de la gente”, dijo un organizador de la capacitación.

Durante el tercer día, la mayoría de los participantes subieron el reconocido Monte Paektu (en Coreano), o Montañas Changbai (en chino), de 2.744 metros. Ella está ubicada en el territorio de China y Corea del Norte. Los pastores subieron desde el lado oeste, para expresar así sus esperanzas del lado de Corea del Norte en un futuro no muy lejano.

Listos para la actuación de Dios

El director de la misión adventista Norasiática del pacífico, Min Ho Joo, y el director asociado, Sun Hwan Kim, asistieron a la reunión. Ellos animaron a los participantes a prepararse para la misión norcoreana con mucha oración, para estar listos para la obra del Espíritu Santo.

Participantes en uno de los dias de reuniones

Participantes en uno de los dias de reuniones

“Mientras las personas están buscando los métodos adecuados, Dios está buscando a la persona adecuada”, expresó Joo. “Hay necesidad de trabajo humanitario como en orfanatos, hospitales, escuelas y fábricas de alimentos, para suplir las necesidades de la gente. Entonces el evangelio será fácilmente aceptado en los corazones”.

Joo dijo que cree que todos los que sienten cariño por Corea del Norte deberían unirse para trabajar en equipo. “Hay muchos recursos humanos, incluidos los pastores coreanos, los miembros laicos voluntarios, los chinos coreanos, los norteamericanos coreanos y los inmigrantes de Corea del Norte”, mencionó. “Cuando unan sus fuerzas, la misión se realizará rápidamente en Corea del Norte”.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin