Noticias – Adventistas

Un ángel aparece a mujer en Indonesia

La mujer vio a un hombre blanco alto y brillante parado en su choza en Indonesia.

9 de febrero de 2018

Por Andrew McChesney de Adventist Mission

Foto: shutterstock

Los aldeanos cantaron y se alegraron cuando el avión de la misión adventista llegó con dos estudiantes misioneras a la provincia indonesia de Papúa.

La alegre celebración se extendió por más de una hora en Yabosorem, uno de los pueblos más remotos de la isla, sin escuela, clínica o cualquier otra cosa del mundo exterior. Elevado en la ladera de una montaña, solo se puede acceder al pueblo por aire.

Lea también:

Jugo de Lima cura a ciego en Indonesia

Darron Boyd, que había ayudado a organizar la colocación de las estudiantes misioneras, observó con asombro y se volvió hacia un intérprete que los había acompañado en el vuelo.

“¿Qué están diciendo?”, preguntó Darron.

El intérprete, con lágrimas rodando por sus mejillas, respondió: “Están diciendo: ‘¡Estamos muy felices porque nuestros hijos podrán leer la Palabra de Dios!'”.

Cuando el avión se fue, las misioneras, una mujer de 19 años y una mujer de 21 años de otra parte de Indonesia, comenzaron a trabajar para abrir una pequeña escuela. Nadie sabía leer en el pueblo de 200 personas.

Darron Boyd, un misionero de EE. UU. de la Aviación Adventista Internacional, dice: “Los ángeles siguen vivos, siguen trabajando. Están a nuestro lado “. (Andrew McChesney / Adventist Mission)

Profundamente sospechoso

Muchos aldeanos estaban encantados de tener misioneros, pero algunos no estaban tan contentos. Lo más sospechosa de todas era la anciana, esposa del jefe de la aldea. No podía leer los libros que las dos mujeres habían traído, y les dijo a los demás aldeanos que fueran muy cuidadosos.

Las dos misioneras fueron amables con la anciana. Poco después de llegar, le dieron un libro lleno de estudios bíblicos. La mujer estaba contenta con el regalo, a pesar de que no podía leer, y lo colocó junto a su cama en su choza de una sola habitación.

Una noche, se despertó en la oscuridad y vio una luz en la habitación. Al darse la vuelta, vio que el libro brillaba en la oscuridad.

Esa mujer recogió cuidadosamente el libro y lo examinó. ¿Por qué brillaba en la oscuridad? Ella no podía entender lo que estaba pasando.

Mientras estudiaba el libro, una luz más brillante de repente entró a la habitación. La mujer levantó la vista y vio a un hombre blanco alto y brillante parado en la cabaña. Antes de que ella pudiera hablar, el hombre dijo: “El libro te está contando la historia de Noé, quien estaba alertando al mundo de que sería destruido. Le dijo la verdad a la gente de su tiempo, al igual que las misioneras están diciendo la verdad de lo que sucederá con el mundo, a tu pueblo. Entonces, puedes creer lo que te están enseñando”.

Entonces el hombre desapareció.

¡Un ángel me visitó!

Temprano en la mañana, la mujer se apresuró a salir de su cabaña para contarles a los demás aldeanos lo que ella había visto y oído.

“¡Un ángel me visitó anoche!”, exclamó.

Los aldeanos nunca habían visto un ángel antes, pero creían que los ángeles eran blancos y que los blancos les enseñarían la verdad.

Pronto toda la aldea escuchó la historia de los ángeles, y todos estaban ansiosos por escuchar a las dos misioneras enseñar de la Biblia. En ocho meses, 23 personas fueron bautizadas.

El jefe de la aldea, que no vio al ángel, quedó tan sorprendido por lo que su esposa había visto que derribó parte de la choza para construir una pequeña iglesia adventista.

Las misioneras terminaron su año de servicio en 2017 y regresaron a sus hogares, llenas de un nuevo vigor para compartir el evangelio. Dos nuevos misioneros fueron enviados a la aldea.

“Los ángeles todavía están vivos, todavía están trabajando. Están a nuestro lado “, dijo Darron, de 45 años, quien visitó el pueblo varias veces con la Aviación Adventista International, que envía aviones de misión por todo el mundo.

“Dios dijo que en los últimos días su Espíritu sería derramado, y creo que ahora estamos viendo eso en un lugar como Yabosorem”, indicó.

Vea un video de los aldeanos en Indonesia donde apareció el ángel.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin