Noticias – Adventistas

Proyecto “Esperanza por encima del agua” ayuda a víctimas por inundación en Rumania

Los equipos de ADRA están evaluando los daños y movilizándose rápidamente para ayudar a las familias afectadas.

Por ADRA Rumania, Noticias de la División Intereuropea y Adventist Review

Foto: Los equipos de ADRA están evaluando los daños y movilizándose rápidamente para ayudar a las familias afectadas. Imagen cortesía de ADRA Rumania, Noticias de la División Intereuropea.

 

En Rumania, la ciudad capital Bucarest y varios otros lugares pertenecientes a 20 condados en el país, han sido afectados por las intensas lluvias de principios del mes de julio de 2018. Después de las inundaciones se tomaron medidas preventivas en aquellos lugares en donde el riesgo era mayor.

Lea también:

Misión Caleb involucra 180 mil jóvenes en proyectos sociales

Era un tanto difícil estimar el daño y las necesidades eran grandes, explicaron los dirigentes de la Agencia de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) en Rumania. “Las más vulnerables y desamparadas son las personas ancianas, especialmente aquellas que no tienen la ayuda de familiares que vivan cerca de ellos”, dijo un vocero.

Esperanza por encima del agua

ADRA Rumania proporcionó ayuda en el lugar mismo de los hechos a través de su proyecto “Speranțămaipresusde ape” [“Esperanza por encima del agua”]. Después de que los dirigentes de ADRA en Rumania recibieron las noticias y los llamados en procura de ayuda de los asistentes en el territorio de todo el país, esta organización de asistencia se movilizó rápidamente a fin de apoyar a las familias en zonas inundadas, proveyendo alimentos, agua y artículos de higiene personal.

El presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Rumania, Stefan Tomoiaga, dio a  conocer lo que la iglesia está haciendo después del desastre producido por las inundaciones y solicitó el apoyo y las oraciones por parte de los miembros de la iglesia.

“En este tiempo de desastre, la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Rumania quiere estar cerca de aquellos que están sufriendo y responder con amor a las necesidades de las víctimas de las inundaciones en las regiones de Moldova, Transilvania, Muntenia, Dobrogea y Oltenia”, dijo el presidente Tomoiaga. “Animo a mis hermanos y hermanas a poner su vista en nuestro Padre celestial y a recordar las palabras de nuestro Salvador: “¡Es más bienaventurado dar que recibir!”

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin