Noticias – Adventistas

Presidente mundial adventista llama a la oración por ciclón en Mozambique

La tormenta tropical ya dejó más de 120 muertos y al menos un millón de afectados en Mozambique y Malawi, según autoridades locales.

Por Andrew McChesney 15 de marzo de 2019

Ya se habla de un millón de afectados por cuenta de ciclón que golpeó a Mozambique. (Foto: Portal G1)

La Universidad Adventista de Mozambique, la cual recibirá parte de las ofrendas del décimo tercer sábado a fines de marzo de 2019, está directamente en el camino de la tormenta. El ciclón Idai tocó tierra con vientos de hasta 105 millas por hora (165 kilómetros por hora) a fines del 14 de marzo cerca de Beira, un puerto de 500.000 personas donde la Iglesia Adventista administra la Universidad Adventista de Mozambique.

Un equipo de líderes de la iglesia liderado por Alberto Timm, director asociado del Patrimonio White de la Asociación General, estaban presentando una Biblia Internacional y una conferencia misionera en la universidad cuando la tormenta golpeó por primera vez a principios de semana. “Oren por nuestros miembros de iglesia en Mozambique, especialmente donde se encuentra nuestra Universidad, en Biera”, dijo Wilson en su página de Facebook. “Un gran ciclón se ha abalanzado sobre el área, y ya ha dañado  la Universidad Adventista de Mozambique”.

También llamó a la oración por aquellos en Mozambique y Malawi que han sido afectados por el ciclón, que originalmente tocó tierra a mitad de semana, volando el techo de por lo menos un edificio de la universidad y causando otros daños, antes de dirigirse al mar. En su primera pasada, el ciclón Idai mató por lo menos a 122 personas en Mozambique y Malawi, según lo reportó The Weather Channel. La BBC dijo que Mozambique se estaba preparando para “el peor de los casos” ya que el ciclón tomaba fuerza y volvía en la noche del 14 de marzo.

Destrucción

Horas antes que el ciclón volviera, el presidente de la Universidad, Heraldo V. Lopes, inspeccionó los daños iniciales en un video publicado en la página de Facebook de Wilson.

“Aquí es donde el techo se voló”, dijo en portugués, mostrando un edificio de ladrillos sin techo. “Estamos orando a Dios para que no le ocurra nada más a la universidad”. La universidad ya había sido elegida para ser uno de los destinatarios de las ofrendas del décimo tercer sábado recolectadas el último sábado de marzo de 2019. Los fondos ayudarán a expandir la popular facultad de nutrición de la universidad.

Luego de la primera ola de la tormenta, la conferencia bíblica fue suspendida hasta nuevo aviso. Timm y otros líderes de iglesia, incluyendo varios de la División de África Meridional y Océano Índico de la Iglesia Adventista, se habían retirado al hotel esperando evitar las marejadas ciclónicas, de las cuales se había pronosticado que llegarían a los 20 pies (6 metros) de alto.

De acuerdo con William Timm, hijo del pastor Alberto, el último contacto que recibió del padre fue por medio de un mensaje enviado el jueves a las 17.28, cuando él comentó que espera la protección divina por el terrible desastre. Él explicó que estaba escondido en el baño para protegerse y afirmó que gran parte del hotel donde estaba fue destruido.

Pastor Ted Wilson reiteró su llamado a orar por Mozambique y Malawi, así como también por Sudáfrica y Zimbabue, que también podrían tener que soportar la peor parte del ciclón. “Qué bendición saber que pronto iremos a casa, al cielo, donde no habrá calamidades”, dijo. “Participemos en Todo Miembro Involucrado, ayudando a las personas física, mental, social y espiritualmente a través del poder de Cristo”.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin