Noticias – Adventistas

Perfil de los adventistas sudamericanos reafirma el desafío del discipulado

Adventistas sudamericanos colocaron como meta el discipulado, para enfrentar el desafío de alcanzar a las nuevas generaciones.

Pastor Edward Heidinger presenta el informe de secretaría de la División Sudamericana.

Bahía, Brasil…[ASN] Si la Iglesia Adventista del Séptimo Día en el territorio sudamericano tuviese 100 miembros, al menos siete serían niños, 10 adolescentes, 29 jóvenes, 43 adultos y 11 ancianos. Serían 56 mujeres y 44 hombres.  Este es el retrato actual de los adventistas de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú y Uruguay. Sin embargo, en el informe presentado por el pastor Edward Heidinger, secretario ejecutivo de la Iglesia, un dato preocupa, principalmente cuando uno de los énfasis de la Iglesia es el discipulado, es decir, personas que cuidan a otras personas para que permanezcan firmes en su fe. De acuerdo con las estadísticas presentadas en la mañana del domingo 5, en el Concilio Anual, si la Iglesia Adventista tuviese 100 miembros, durante los últimos cinco años 10 nuevas personas se convertirían por bautismo, rebautismo o profesión de fe. Y la mitad, o sea, cinco personas dejaron la Iglesia, de los cuales 3 por remoción, y 2 por paradero desconocido.

Heidinger explicó que la remoción es el término más apropiado para designar el acto administrativo realizado cuando una persona deja de ser miembro por una decisión de la iglesia local o ella misma pide para dejar de ser miembro. Distinto al paradero desconocido, que es el abandono de la fe.  Esos datos, en la evaluación del secretario, reafirman la importancia del trabajo intenso para que se lleve a cabo el discipulado, o sea, una acción permanente para que las personas no formen parte apenas de una lista de registro en la denominación, sino que efectivamente sean miembros activos, que se preocupen por participar en la misión de enseñar y vivir el evangelio de tal manera que se influya sobre los otros.

Informe financiero

Aún en la mañana de este domingo, el pastor Marlon Lopes, director financiero de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, En términos generales, hubo un crecimiento, medido en dólares en estos dos aspectos en la región atendida por la División Sudamericana. Según Lopes, el crecimiento de diezmos fue de 8,34% en comparación entre setiembre de este año y setiembre del año pasado. Ya en el caso de las ofrendas voluntarias, que no tienen un porcentaje especificado para dar, el aumento fue de 11,45% en el mismo período.

Cuando se hace un comparativo entre el porcentaje de adventistas sudamericanos que dan el diezmo en relación con otras partes del mundo, el grupo sudamericano representó, en 2016, 20,91% del total de diezmos devueltos en todo el mundo.

El pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista Sudamericana, resaltó que, aún delante de crisis financieras que asolan países como Brasil y otras naciones sudamericanas, fue posible ver la fidelidad de las personas y las bendiciones divinas. Además de eso, Köhler destacó que en este momento se deben retener los gastos en las sedes administrativas para que todos los recursos se utilicen en el cumplimiento de la misión directamente en las iglesias locales. [Equipo ASN, Felipe Lemos]

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin