Noticias Adventistas

Institucional

Informe evidencia desafío del crecimiento sustentable de la Iglesia Adventista

Análisis de la Secretaría Ejecutiva de la sede sudamericana adventista mostró la realidad del aumento de campos y otros indicadores.


  • Share:

El pastor Heidinger elaboró un informe que lleva a reflexionar sobre factores relacionados al crecimiento de la Iglesia Adventista. (Foto: Gustavo Leighton)

Informe presentado durante el Concilio Quinquenal de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, este domingo 7 de noviembre, mostró el desafío del crecimiento de la organización a lo largo de los años. El secretario ejecutivo Edward Heidinger trajo estadísticas elaboradas a partir de la óptica de los campos.

En la jerga adventista, la expresión “campos” se refiere a las sedes de las asociaciones o misiones que administran de forma directa el trabajo realizado en las congregaciones adventistas. Y un grupo de congregaciones forma lo que se llama distrito pastoral. Hoy, la División Sudamericana tiene 87 campos y 2 sedes conocidas técnicamente como unión de iglesias, que son las sedes de Uruguay y Paraguay. O sea, son uniones que no poseen campos, pero administran de forma directa la realidad de las congregaciones locales.

Crecimiento de campos vs. aumento de miembros

Heidinger mostró, por ejemplo, que, en los últimos 100 años, algunos datos apuntan a un crecimiento general adventista en ocho países sudamericanos. Entre 1940 y 1960, el registro de crecimiento de miembros fue del 235%, el de bautismos, 265%; el de iglesias, 114% y el de campos, 17%.

Cuando se observan los números entre el 2000 y el 2020, o sea, las últimas dos décadas, la realidad es aún de crecimiento en todos estos frentes. Sin embargo, existe la necesidad de verificar que, en este periodo, el porcentaje de aumento de iglesias fue del 127%; en el caso de los campos fue del 71%, y en el de los miembros, del 41%. En el caso de los bautismos, el recorte de análisis tuvo en cuenta hasta el año 2019 y quedó en un 25% de aumento.

“Este es un desafío que tenemos frente a nosotros, como líderes. Necesitamos evaluar esta proporción del crecimiento de miembros a lo largo de los años en comparación con el aumento de la estructura administrativa, ilustrada en una mayor cantidad de campos. Estamos creciendo y alabamos a Dios por eso, pero percibimos que efectivamente el trabajo local de los miembros es el más efectivo. Al mismo tiempo, la estructura administrativa, que también creció, necesita servir al trabajo misionero”, resume el secretario ejecutivo.

Proporciones por campo

El texto base elegido por Heidinger al presentar el informe a los delegados del Concilio Quinquenal, fue el de Juan 4:35. El pasaje afirma, en las palabras de Jesús: “¿No decís vosotros: ‘Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega’? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega”.

Al analizar este texto, haciendo una ampliación a la realidad institucional, el secretario ejecutivo reconoce que todavía hay mucho que hacer en términos de evangelismo, lo que pasa necesariamente por el apoyo administrativo. Y los datos en relación a los campos muestran cómo está efectivamente hoy este trabajo en términos proporcionales.

En promedio, hay 28.856 miembros para cada campo, lo que significa 321 congregaciones por campo. Al mismo tiempo, el número de pastores distritales llega a 42 proporcionalmente por campo. Y son 2.709 bautismos por campo (el año de referencia, en este caso, es 2019). Ahora, las pérdidas, o sea, las salidas de miembros fueron de 1.796 por campo.

Heidinger señaló, al final de su informe, que los datos demuestran la necesidad de un cuidado administrativo cada vez mayor. Según el punto de vista del secretario, se necesita una buena evaluación con respecto al establecimiento de nuevos campos, pues hay un riesgo de la llamada hinchazón en la estructura administrativa.