Noticias – Adventistas

Informe analiza la asistencia a la iglesia y la participación misionera

Una investigación inédita de la Secretaría Ejecutiva de la Iglesia Adventista verificó datos sobre clasificación de los miembros con relación a la frecuencia de su asistencia a la iglesia.

Por Felipe Lemos 9 de noviembre de 2020

El pastor Edward Heidinger presenta informe durante el Concilio Anual (Foto: Gustavo Leighton).

La Iglesia Adventista del Séptimo Día posee oficialmente poco más de dos millones 500 mil miembros en ocho países sudamericanos, según registros actualizados de la Secretaría Ejecutiva de la Organización. Pero ¿cuántos miembros asisten con frecuencia y cuántos no, y de cuántos de ellos los líderes adventistas suelen afirmar que necesitan ser buscados o rescatados? La nueva investigación realizada por la Iglesia Adventista obtuvo un índice del 97,6% de miembros clasificados de acuerdo con la participación en los programas oficiales, como también los indicadores relacionados a aspectos espirituales de los miembros.

“Fue un gran trabajo con todos los secretarios por el que se llegó a este nivel de precisión. Por detrás de estos datos están identificadas todas las personas”, resalta el pastor Edward Heidinger, secretario ejecutivo de la sede sudamericana adventista.

Lea también:

Miembros frecuentes

El informe presentado durante el Concilio Anual de la Iglesia, que se realiza esta semana, muestra que el 56,2% de este total (o sea, 1.438.454) es considerado miembro frecuente. Y un porcentaje del 12,9% (329.845) se encuadra como no frecuente. Los frecuentes son las personas que suelen participar de los cultos regulares y de los programas considerados oficiales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Otro grupo presenta un comportamiento contrario, o sea, no es asiduo a los programas oficiales adventistas por diferentes razones.

Al mismo tiempo, el informe mostró otras clasificaciones de los miembros en cuanto a la participación en la vida de la iglesia. Un grupo del 7,1% está señalado como el de miembros frecuentes que están en proceso de trasferencia. Son parte de una determinada congregación adventista pero su registro como miembro está en otra congregación diferente.

Personas que necesitan ser rescatadas

Sin embargo, al mirar las estadísticas, llama la atención otro grupo. Se trata del 17% o sea 435.388 personas que necesitan ser rescatadas. “Son personas bautizadas, que continúan en la condición de miembros, pero que no asisten más a la congregación de forma regular. Las personas de la comunidad, sin embargo, saben quiénes son estas personas y dónde están. Por lo tanto, necesitan ser motivadas a volver”, comenta Heidenger.

El informe mostró además que el 4,4% de los miembros (113.156) poseen paradero desconocido. También es necesario buscarlos y presentarlos en oración intercesora, pero la comunidad adventista no posee informaciones sobre dónde están o dónde pueden encontrarlos.

Relación entre frecuencia y demás hábitos religiosos

El informe de la Secretaría Ejecutiva trató, además, de hacer cruzamientos de algunos de los datos. Este análisis permite, por ejemplo, establecer una relación entre la frecuencia de asistencia a los programas de la iglesia y los hábitos religiosos entre los adventistas.

Los datos demuestran que proporcionalmente son necesarios 17 miembros adventistas para dar un estudio bíblico. Con la investigación realizada por la Secretaría Ejecutiva, por ejemplo, quedó claro que se necesitan diez miembros frecuentes para dar un estudio bíblico.

Cuando el asunto es la fidelidad en los diezmos, entonces es más evidente la relación entre la frecuencia de asistencia a la iglesia y esta actitud. El informe señaló que, entre los miembros frecuentes, el 27,8% son considerados diezmantes regulares.

El informe es bastante revelador, porque también nos hace comprender que es necesario trabajar más todavía en la movilización de miembros para que sean frecuentes. Y como consecuencia, se involucren más directamente con la misión en diferentes áreas: la fidelidad a Dios, el pastoreo de los miembros y la enseñanza.

Salidas necesarias

El cuadro presentado es importante porque ilustra la realidad a partir de la frecuencia de asistencia de los miembros adventistas. Con datos precisos y confiables se puede pensar en salidas necesarias para cuidar el rebaño. El pastor Heidinger resaltó, usando la metáfora bíblica del pastoreo de ovejas, que la Iglesia Adventista necesita conocer mejor la condición de los miembros para trabajar en su rescate.

Es el caso del programa Reencuentro, que anualmente trata de motivar a los líderes de las congregaciones locales a hacer un trabajo sistemático de visitación, oración intercesora y apoyo a personas que no asisten a la iglesia.

El pastor Hensley Mooroven, secretario asociado de la Iglesia Adventista a nivel mundial, asistió a la presentación del informe. Él resaltó la necesidad de que estos datos se transformen en información importante para armar la estrategia general de trabajo de la Secretaría Ejecutiva en todos sus niveles.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin