Noticias – Adventistas

Iglesia vota ajustes financieros para enfrentar el impacto de la pandemia

Los ajustes financieros son el resultado de una actitud responsable y cuidadosa por parte de la organización adventista frente a los efectos económicos de la pandemia.

Por Felipe Lemos 3 de abril de 2020

La pandemia trajo impactos financieros y la Iglesia Adventista respondió con ajustes en su administración. (Foto: Shutterstock)

El impacto financiero global en las organizaciones, debido a la pandemia de Covid-19, es innegable. Los analistas predicen efectos directos sobre las finanzas de varios países. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) proyecta un crecimiento global mucho menor en 2020, dependiendo de la evolución de las fábricas cerradas y trabajadores parados en función de las medidas de distanciamiento social recomendadas.

La Junta Directiva de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica, consciente del escenario, votó, el miércoles 1, ajustes financieros en su operación en ocho países para adecuarse a la realidad. Las decisiones representarán una reducción significativa en relación con los costos generales de la iglesia a nivel sudamericano. “Somos muy conscientes de nuestro papel en el evangelismo y no vamos a reducir el énfasis y el enfoque en la enseñanza y la predicación del mensaje bíblico. Los cambios buscan suspender temporalmente algunos costos administrativos y reducir otros, lo que nos permitirá mantener un trabajo adecuado en este momento”, dice Marlon Lopes, director financiero de la institución para ese territorio.

Lea también:

Para tomar la decisión, se analizaron al menos tres posibles escenarios de acción en el momento de la crisis. “La Iglesia Adventista ha evaluado las posibilidades, está preparada para enfrentar la crisis en un primer momento y tiene planes alternativos para los próximos pasos. Manejamos el asunto con cuidado y responsabilidad. Y ahora, la prioridad es mantener el funcionamiento de la Iglesia en sus diferentes niveles, prestando especial atención a las líneas del frente con los templos locales y la predicación del evangelio que no puede verse afectada”, comenta el pastor Erton Köhler, presidente de la Iglesia Adventista en Sudamérica

Resumen de ajustes

En general, los delegados de la Junta Directiva, reunidos por videoconferencia, decidieron aprobar ajustes válidos para los meses de abril, mayo y junio de 2020. Estas son 51 acciones, que incluyen reducción de costos, suspensión y cancelación de eventos, producción de materiales, además de la decisión de mantener a la mayor parte de los empleados en el trabajo en sistema de home office.

El pastor Erton Köhler también explica que el voto tomado por la Junta Directiva de la Iglesia a nivel sudamericano definió las pautas generales para las reducciones. Esto significa que las sedes regionales, al evaluar la situación local, profundizarán sus estudios y realizarán mayores disminuciones en los gastos.

Con respecto a la ayuda a los templos locales, se votó que cada Unión o Campo (sede administrativa adventista) estudie las mejores formas de apoyar a las iglesias.

Fondo de emergencia

La Junta Directiva definió una gran cantidad de recursos para ser transferidos a los campos, Uniones e instituciones. El recurso es parte del Fondo de Emergencia de la División Sudamericana de la Iglesia Adventista y atenderá, también, las necesidades de muchos templos y el mantenimiento de la predicación del evangelio. En algunos lugares, los servicios han estado suspendidos por al menos tres semanas, con una disminución en los ingresos necesarios para el mantenimiento.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin