Noticias – Adventistas

Adventistas en Nicaragua atienden necesidades de 60 familias

Además del estilo de vida, la vivienda puede ser un factor de influencia para la enfermedad.

3 de agosto de 2018

Por Mariela Espejo

Miembros de la Iglesia Adventista en Chinandega, Nicaragua.

Delante de la crisis que enfrenta el país centroamericano, la Iglesia Adventista del Séptimo Día se mueve para atender las necesidades de las familias en la ciudad de Chinandega, que queda a 134 kilómetros de Managua, la capital.  El proyecto Cerca de ti comenzó en junio y tiene como objetivo visitar las casas vecinas para orar por las personas. En la actualidad, 20 familias reciben estudios bíblicos en la ciudad.

Lea también:

Se inauguró centro comunitario adventista en Egipto

Un grupo de mujeres, liderado por Tania Torres, esposa de un pastor distrital, comenzó el proyecto en la comunidad de La Línea. En el primer sábado de visitas, cinco familias pidieron estudios bíblicos. “Al llegar, vimos una necesidad no solo económica, sino también espiritual”, comenta Tania. Una semana después, el número de familias interesadas se duplicó. Ahora, los estudios bíblicos son administrados por 12 parejas misioneras, y la iglesia local ha apoyado la iniciativa con donaciones de ropa y comida. La ayuda ha beneficiado a un total de 60 familias.

Familia de la comunidad al momento del estudio bíblico.

El programa Cerca de ti tuvo su origen en Venezuela, como una manera de llevar esperanza a las personas. Según Wilfredo Ruiz, presidente de la Iglesia Adventista para los países de Nicaragua y Costa Rica, la idea era apta para implementarse en el territorio nicaragüense. “La situación en el país es de tanto riesgo que no podemos hacer programaciones masivas o divulgar nuestros servicios”, afirma él. Por eso, los miembros de la iglesia son orientados a tomar las precauciones adecuadas.

La líder del Ministerio de la Mujer de la Iglesia Adventista para la región ve el proyecto de oración como una forma de atender las necesidades del prójimo en el momento que vive el país. “La iniciativa también incluye a jóvenes y evangelistas y tiene aceptación positiva en las comunidades”, indica Gloria de Ruiz.

Maria Montiel es pediatra en el Hospital Infantil La Mascota, en la capital del país. Ella ha encontrado en la oración un refugio en medio de la inseguridad. “Algo positivo de esta situación que estamos viviendo es que todos nosotros, los nicaragüenses, estamos orando más por la paz”, señala Maria.

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin