Noticias – Adventistas

Proyecto sudamericano de ayuda a niños refugiados sirios llega al Líbano

El proyecto se denomina Winners y es iniciativa del pastor Helder Roger, para continuar su ministerio luego de jubilarse, junto a otras tres familias.

Por Carolyn Azo 27 de septiembre de 2019

Niños sirios juegan a pesar de la desgracia que la guerra les ha dejado. Imagen: Proyecto Winners

En el corazón de Helder Roger, de 63 años, uno de los vicepresidentes de la Iglesia Adventista en Sudamérica, nació hace un tiempo atrás, el sueño de hacer misión entre los árabes. Él dice que debido a las necesidades que millones de refugiados están atravesando, no puede quedarse de brazos cruzados.

La Agencia adventista Sudamericana de Noticias (ASN) tuvo acceso a ese sueño que en breve será una realidad: el proyecto Winners.

Estadísticas

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtió que el Líbano acoge a 1,5 millones de sirios que huyeron de la guerra, lo que representa una cuarta parte de la población total del país. Otras cifras indican que 48% de los refugiados sirios con edades entre 6 y 14 años, permanecen fuera de la escuela formal.

La pobreza ha aumentado en el país que los acoge debido a motivos como matrimonios precoces, leyes residenciales y la percepción negativa del valor de la educación.

Lea también:

Refugiados reciben atención en el centro médico adventista en Irak

Conversando con Roger, dice que luego de hacer una evaluación de las necesidades y cómo poder congraciarse con la cultura, descubrió que a los árabes les gusta el fútbol brasileño. Más tarde, junto a su esposa Débora, pensaron en los niños. “Vimos al Líbano con grandes necesidades, con muchos niños refugiados. Entonces decidimos unir esfuerzos junto a otras familias y al final el proyecto se encaminó”, relata con entusiasmo.

El proyecto Winners

Al proyecto del pastor Roger se han unido colaboradores estratégicos como João Marcos Colares, escogido para ser el gestor de Winners, quien explica que son cerca de 200 niños a los cuales favorecerá la iniciativa en el Líbano. Winners se establecerá en la frontera con Siria como una ONG. Entre los beneficios que ofrecerá, a futuro,  se encuentran:

  • Un centro de entrenamiento de fútbol con salones de clase.
  • Clases de fútbol a niños refugiados sirios.
  • Clases de inglés gratuitas.
  • Ferias de salud periódicas con la ayuda de voluntarios.

Logo del proyecto Winners.

Colares, ya se encuentra en el Líbano junto a su esposa Julie Marques para dar inicio a Winners. Es estadístico con una post graduación en gestión de proyectos y explica que, “el propósito es traer desarrollo a las personas, que tengan mejor salud, mejor educación, que creen valores cristianos. También espera que los beneficios de Winners aporten al bienestar de la población”. Entre estos están:

Impactar física y mentalmente la vida de los niños refugiados con:

  • Reducción del estrés.
  • Desarrollo saludable de una imagen corporal positiva y autoestima.
  • Proporcionar integración entre los niños.
  • Desarrollo de habilidades de liderazgo.
  • Nuevas posibilidades para el futuro con el aprendizaje de lenguas extranjeras y el fútbol.
  • Mejorar las condiciones de salud de los niños.

Impresiones

Los desafíos son bastante altos, es por eso que el idealizador, el pastor Roger, invitó a tres familias para encarar su sueño que a inicios de 2020 ya estará en funcionamiento. Entre esas familias está la del arquero Vítor da Costa, quien el 2016 ganó fama en todo el país por dejar su carrera deportiva para seguir los principios cristianos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Él junto a su esposa Gabriela Meneses estarán a cargo de la escuela de fútbol.

Otra familia es la del pastor Carlos Batista, también, ex jugador de fútbol profesional, quien agregó: “Mi expectativa es adaptarnos, reconocer la cultura, luego llegar a ellos por medio de la amistad, asistiendo sus necesidades”.

De izquierda a derecha: El pastor Helder Roger y esposa; el arquero Vítor da Costa y esposa; el pastor Carlos Batista y esposa. En la fila superior Joao Colares y su esposa Julie, junto a una de las hijas del pastor Carlos. (Foto: Carolyn Azo)

Llamado especial

El pastor Roger deja un mensaje especial para la juventud de hoy diciendo: “Creo que para ser voluntario hay que tener pasión y osadía. Pasión por el prójimo, por las necesidades del ser humano. Hay que aprender a dividir las bendiciones que Dios nos da. Además de compartir nuestra vida con otras personas. ¡Atrévase a compartir y sea feliz!”, concluye.

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin