Noticias – Adventistas

5 consejos para cuidar la salud de su corazón

Los cuidados preventivos y las medidas terapéuticas pueden evitar afecciones cardíacas y muertes por enfermedades cardiovasculares. Conozca cómo prevenirlas.

Por Mauren Fernandes 29 de septiembre de 2021

Lo que se consume puede ser beneficioso o perjudicial para el funcionamiento del corazón. (Foto: Shutterstock)

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en el mundo y en la mayoría de los países del continente americano, donde se estima que causan 1,9 millones de muertes al año. Muchas de esas muertes podrían evitarse o postergarse si hubiesen cuidados preventivos y medidas terapéuticas.

Lea también:

En el Día Mundial del Corazón, conversamos con el cardiólogo Marcos Gonçalves, quien enfatizó formas para cuidar bien el corazón, que es uno de los órganos vitales que más trabaja dentro suyo. Además de desempeñarse como cardiólogo, Gonçalves realiza charlas en Iglesias Adventistas, donde estimula la mejora del estilo de vida a través de los 8 remedios naturales, concepto difundido por los adventistas desde hace más de 100 años. Vea las recomendaciones:

Haga ejercicio físico. Una de las formas más eficientes de cuidar la salud de su corazón es separar un momento del día para hacer ejercicio físico. Después de todo, su corazón es un músculo y también necesita ejercitarse. Por semana, la Organización Mundial de la Salud recomienda hacer entre 150 a 300 minutos de actividad física moderada, o 75 a 150 minutos de actividad intensa, cuando no haya contraindicaciones. Divida ese tiempo en los días de la semana y verá que es posible incluir eso en su rutina.

Aliméntese correctamente. Lo que usted come puede ser benéfico o no para el desempeño de su corazón. Por eso, elija alimentos con poca grasa y evite las frituras. Los alimentos ricos en fibra son una excelente opción para la salud del corazón. Y al momento de preparar o condimentar los alimentos, no necesita exagerar en la sal. Esta puede aumentar el líquido intravascular, sobrecargando el corazón y los riñones, situación que puede llevar a la hipertensión.

Evite las bebidas estimulantes y alcohólicas. Un estudio publicado en el Journal of American Heart Associationsugiere que las bebidas energéticas con cafeína pueden elevar la presión arterial e incluso alterar temporalmente el sistema eléctrico de su corazón. Asociar las bebidas alcohólicas y estimulantes es aún más peligroso, pues los síntomas pueden potenciarse. ¡Cuidado!

Cuidar las emociones. Las personas estresadas pueden experimentar un aumento en su presión arterial y frecuencia cardíaca. El estrés crónico expone al cuerpo a niveles insalubres y persistentemente elevados de cortisol, la hormona del estrés, y también puede cambiar la forma en la que coagula la sangre. Todos estos factores contribuyen a un posible futuro ataque cardíaco o derrame. Dedicar tiempo para la comunión con Dios es una forma de reducir las emociones negativas.

Mantenga un seguimiento médico. Elija un cardiólogo de confianza y hágale una visita, al menos una vez por año. Consultar con el especialista puede prevenir el surgimiento de enfermedades en el corazón, pues se identifican y tratan los factores de riesgo. Si siente dolores en el pecho, cansancio excesivo, falta de aire al realizar actividades físicas y palpitaciones, tal vez sea hora de buscar a un cardiólogo con urgencia.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin