Noticias – Adventistas

Iglesia Adventista adopta documento de conformidad

Junta directiva de la sede mundial adventista aprueba los pasos recomendados por la Comisión de Supervisión de Unidad.

Por Adventist News Network y Adventist Review 15 de octubre de 2018

Delegados presentes en el auditorio durante la reunión de la Comisión Directiva de la Asociación General en Battle Creek, Michigan, Estados Unidos. (Foto: Brent Hardinge / Adventist News Network)

Después de más de cinco horas de presentaciones y debate, los delegados de la Junta del Concilio Anual de la Iglesia Adventista del Séptimo día aprobaron la recomendación del Comité de Supervisión y Unidad para crear un proceso nuevo de respeto y práctica para ayudar con la necesidad de la implementación de las políticas votadas en el ámbito de la iglesia.

El voto tomado el día de hoy, expresado en 185 a 124 votos, con dos abstenciones aprobó el documento titulado Respeto y práctica de los congresos de la Asociación General y de los votos de la Junta Directiva de la Asociación General.

Lea también:

Presidente mundial de la iglesia pide oración por la unidad

La decisión fue una extensión del voto de la Junta Directiva de la Asociación General que hizo en octubre de 2017 el mismo Comité de Supervisión y Unidad.

El documento votado

El documento presenta guías de proceso para abordar temas de incumplimiento de votos tomados dentro la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

En resumen, el proceso comienza con el informe de que no se está cumpliendo algún voto en el nivel administrativo más cercano al tema. El documento enfatiza la necesidad de un “proceso cristiano”, que incluye oración y diálogo, y “una atmósfera de apoyo”. Como parte del proceso, la institución que no esté cumpliendo con lo decidido deberá proveer evidencia o un plan de acción para mostrar que “llegará a alcanzar el cumplimiento solicitado”.

Si no se llega a una solución en el nivel administrativo más cercando a la entidad, la Junta Administrativa de la Asociación General puede enviar el tema a uno de los cinco comités de cumplimiento. Estos comités, llamados “comités de cumplimiento” ya fueron aprobados por la Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM).

Después de estudiar el asunto, el comité de cumplimiento puede recomendarle a la Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM) algún tipo de medida disciplinaria. La Comisión Administrativa de la Asociación General (ADCOM) puede enviar las recomendaciones a la Asociación General y Administradores de División (GCDO, por sus siglas en inglés) y a la Junta Directiva. El documento debe delinear el proceso de apelación como también el proceso de las medidas disciplinarias.

Las medidas disciplinarias solo se pueden votar en la Junta Directiva, y pueden incluir advertencias oficiales y amonestaciones públicas.

En el caso de que se continúe sin cumplir con los votos, puede llegarse a la remoción de la membresía de la Junta Directiva por voto de dos tercios, de acuerdo con lo establecido en el Reglamento de la Constitución de la Asociación General.

El debate

La sesión de la tarde comenzó con el presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, el pastor Ted N. C. Wilson quien la presidió, y les recordó a los presentes: “el origen del documento fue de ustedes. Este es su documento. Está en sus manos. No es mi documento”.

El pastor Wilson aclaró que no habría recomendaciones del comité de cumplimiento en las reuniones del Concilio Anual de este año.

Luego, Ted Wilson pidió que todos participaran con “un espíritu amable y carácter cristiano. Queremos un ambiente bien abierto. Queremos avanzar con un espíritu abierto y de gracia. Estamos aquí para hacer la voluntad del Señor”.

Michael Ryan, presidente del Comité de Supervisión y Unidad (UOC, por sus siglas en inglés) presentó la historia del documento, y hubo presentaciones de David Trim, director del departamento de Archivos, Estadística e Investigación; Karnik Doukmetzian abogado de la Iglesia Adventista del Séptimo Día; y Hensley Moorooven, Secretario Asociado de la iglesia mundial. Ryan propuso la adopción del documento, y seguidamente Moorooven hizo la lectura en voz alta.

Los delegados esperan manifestarse sobre el documento. (Foto: Brent Hardinge / Adventist News Network)

Setenta y un delegados e invitados fueron hasta los micrófonos para hacer comentarios sobre el documento presentado.

“Esta tarde estamos viviendo lo mejor de la iglesia”, dijo Mark Finely, conocido evangelista, vice presidente jubilado de la AG. “Es saludable para una iglesia cuando los líderes pueden decir abierta y honestamente lo que piensan. Lo que veo esta tarde es que la iglesia lucha para definir un tema”.

Finley continuó hablando en favor del documento diciendo: “el documento no favorece o se inclina por un poder absoluto y real”. Dijo que el rol de esta política en una iglesia unida es “que las políticas son acuerdos mutuos, pero no gobiernan nuestras acciones como líderes de iglesia. Y oro para que lo apoyemos todos juntos”.

“Hay un espíritu de oración y el deseo de encontrar una salida para toda esta discusión que mantenga a la Iglesia unida y fiel. No hay imposición de ideas, sino respeto y el deseo de buscar lo mejor para una Iglesia que es mundial, piensa diferente, enfrenta las cosas de manera diferente, se expresa de forma diferente, pero quiere seguir unida en sus creencias, organización y esencia, especialmente para cumplir la misión”, refuerza el pastor Erton Köhler, presidente de la denominación para ocho países sudamericanos.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin