Noticias – Adventistas

Educadores y pastores europeos estudian la creación en Islandia

Setenta y cinco delegados asistieron a gran conferencia de fe y ciencia organizada por la iglesia.

Asistentes al encuentro. [Crédito de foto: Trans-European Division]

Asistentes al encuentro. [Crédito de foto: Trans-European Division]

Hlíðardalsskóli, Islandia…[ASN] Hasta este mes, un grupo de educadores y pastores adventistas podrían haber supuesto que la lava era solo lava, la roca derretida que sale de los volcanes y destruye todo a su paso.

Ahora están más entendidos en el tema después de pasar una semana en una isla compuesta casi completamente de lava; una experiencia que rápidamente convierte a uno en experto, especialmente cuando está acompañado por un geólogo local.

Setenta y cinco delegados mayormente europeos convergieron en Islandia este mes para una gran conferencia de fe y ciencia organizada por el Geoscience Research Institute (Instituto de Investigación de Geociencia) de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Lea también:

El organizador del evento y director del Instituto L. James Gibson dijo que la naturaleza y belleza únicas del campo islandés facilitaron la llegada de los ponentes a la Conferencia Europea de Fe y Ciencia en Hlíðardalsskóli, localizada a 30 millas (45 kilómetros) al este de la capital de Islandia, Reykjavik. Además de un geólogo local entusiasta y entendido, 14 expertos dieron conferencias sobre tectónica de placas, fósiles y la columna geológica; y sobre temas prácticos que afectan directamente al aula.

Nina Bergene, maestra de ciencia en la escuela Tyrifjord de Noruega, reconoció que había llegado un poco escéptica sobre la conferencia, pero dijo que estaba satisfecha con los resultados.

“No estaba preparada para el alto nivel de los datos científicos. Era un poco crítica. Pero la forma en que presentaron los datos y el hecho de que son tan humildes cuando se trata de interpretar los datos, eso fue muy bueno”, agrega Bergene.

Esa humildad fue ejemplificada por Leonard Brand, profesor de biología y paleontología en la Universidad de Loma Linda (EE.UU), quien agregó en su presentación: “Si tuviéramos todas las respuestas se las daríamos. No tenemos todas las respuestas. Hay muchas interrogantes. Por eso seguimos investigando”.

Gibson afirmó que aunque esto es cierto con respecto a la ciencia creacionista, lo mismo se aplica a la cosmovisión evolucionista. “La cosmovisión evolucionista tampoco tiene todas las respuestas. Ambas cosmovisiones tienen mucho que descubrir”, menciona.

Punto de vista de la Creación

Raúl Esperante, paleontólogo del Geoscience Research Institute con base en Loma Linda, California, reflexionó cuidadosamente sobre la presentación de la evolución en los libros de texto escolares y demostró cómo las enseñanzas a menudo se aferran a modelos antiguos que ni siquiera son reconocidos por la ciencia evolucionista moderna. Noemi Duran, designada recientemente como representante del instituto en Europa, rebosaba de entusiasmo al compartir cómo los valores positivos de la cosmovisión creacionista pueden fortalecer muchos aspectos del aprendizaje en la escuela, la iglesia y el hogar.

Suzanne Phillips, presidenta de Ciencias Biológicas y de la Tierra en la Universidad de Loma Linda, profundizó en estructura molecular y dio una mirada sobre cómo las diminutas máquinas dentro de la molécula señalan al Creador: “Cada vez que aprendo sobre un nuevo proceso, siento que aprendí algo nuevo sobre Dios”, afirmó. Como bióloga agregó: “Tengo el privilegio de estudiar sobre Dios más que cualquier teólogo”.

Sobre la lava, los asistentes aprendieron que la forma en que la materia derretida se fija al enfriarse puede contar una historia intrigante: ¿Explotó por el aire o surgió empujando debajo de un glaciar? El proceso de enfriamiento deja algunas planicies de lava muy lisas, mientras que otras tienen burbujas, son filosas y ásperas.

Los días de los asistentes estuvieron repletos de informes de investigación, una discusión sobre datación por radioisótopos, la teología de la creación, sesiones de preguntas y respuestas, salidas de campo y períodos de devoción. ¿Estuvo la conferencia a la altura de sus expectativas?

Mark Szallos-Farkas, maestro rumano interesado en la apologética, indicó: “Me animó y me inspiró a aprender más sobre estas cosas”. El maestro noruego Rene Havstein apreció poder “hablar con científicos y gente que sabe mucho más que yo y que también cree en la Biblia”.

La geóloga húngara Judith Horvat dijo que estaba agradecida de asistir porque tiene pocas oportunidades de tales interacciones en su país natal: “Creo que es realmente importante ver que como geóloga puedes ser una cristiana”.

Sharon Sinclair, maestra de la Escuela Stanborough en Inglaterra, explicó que estaba encantada de haber recibido pruebas científicas adicionales que confirman la Creación que ella pudiera compartir con sus alumnos.“Dios efectivamente creó nuestro mundo”, dijo.

“Sin Paralelo”

Geoscience Research Institute ha organizado conferencias similares en el pasado. Entre las más grandes estuvo la Conferencia Internacional sobre la Biblia y la Ciencia realizada durante unos 10 días en St. George, Utah, y Las Vegas, Nevada, en agosto de 2014.

Arthur Chadwick, profesor de biología y geología en la Universidad Adventista del Sudoeste en Texas, que asistió tanto a la conferencia de 2014 y a la de este mes en Islandia, señaló que era importante “poder interactuar, discutir las cuestiones abiertamente, libremente y expresar nuestras opiniones”.

Los anfitriones locales de la conferencia, tres familias que convirtieron una antigua escuela con internado adventista en un lugar de retiro en Hlíðardalsskóli, recibieron cálidamente a los asistentes. Después que la escuela cerró en el ambiente cambiante de la educación en 1999, las familias ofrecieron su tiempo e invirtieron sus propias finanzas para mantener abierto el lugar como local de retiro para grupos locales y extranjeros. Este fue el grupo más grande que habían recibido, pero fueron abrumados con los agradecimientos por la calidad, el menú hecho en casa, basado en vegetales y la amabilidad y cuidado que proveyeron, todo con una sonrisa en sus rostros.

Elías Theodórsson, uno de los anfitriones; comentó: “¿A qué otro lugar se puede ir donde tenga agua de manantial sin contaminar en el grifo; un ambiente tranquilo, alucinantemente hermoso; calefacción geotérmica; y una atmósfera relajada para la adoración y el aprendizaje cerca de lugares de belleza magnífica?”.

Tanto en términos de aprendizaje como de ambiente, los 75 delegados sin dudas estarían de acuerdo. [Equipo ASN, Victor Hulbert]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin