Noticias – Adventistas

Ecuador realizó Camporí Nacional de Conquistadores con 184 clubes

Ecuador vivió la fiesta del VIII Campori Nacional de Conquistadores que en esta ocasión fue inspirado en la vida de Josué, un hombre de Dios que tomó el liderazgo para guiar al pueblo de Israel hasta la tierra prometida.

Por Vanessa Castro y Samuel Velásquez

(Foto: Angie Seguí)

Ecuador vivió la fiesta del VIII Campori Nacional de Conquistadores que en esta ocasión fue inspirado en la vida de Josué, un hombre de Dios que tomó el liderazgo para guiar al pueblo de Israel hasta la tierra prometida.

Lea también:

Coro adventista lleva el mensaje de esperanza en festival musical de Guayaquil

“El mensaje al que este camporí apunta es que el Conquistador entienda que hay una tierra que necesita ser conquistada, una tierra prometida la cual es el reino de los cielos”, comenta el pastor Manuel Melo, director de Ministerio Joven de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Ecuador.

Del 25 al 29 de julio la histórica ciudad de Cuenca recibió a más de cuatro mil participantes distribuidos en 184 clubes de Conquistadores, equipo de apoyo y líderes; quienes dejaron la comodidad de sus hogares para vivir esta experiencia. “Este es mi primer Camporí, y creo que será una de las experiencias más influyentes de mi vida”, comenta unos de los Conquistadores.

Durante el transcurso de los años, los Conquistadores se preparan para el tan esperando Camporí Nacional centrados en la parte física, mental y espiritual de manera integral. El evento reúne desafíos, competencias, nudos y amarres, arte de acampar, comunión con Dios, la oportunidad de hacer nuevos amigos y mucha emoción.

El VIII Camporí tuvo varios invitados internacionales, entre ellos el líder sudamericano de Conquistadores, pastor Udolcy Zukowski, el duo cristiano Conpaz Compuesto y Pedrito. “Participar de un Camporí nacional, por ejemplo, es realmente imperdible, porque todo este conocimiento, esta aventura y actividades que se están haciendo se quedarán en la mente de los Conquistadores por mucho tiempo y nosotros tenemos ese blanco de prepararlos para el servicio”, expresa el pastor Udolcy.

El último día los valientes jóvenes participaron de labores comunitarias. “Un acto de lo que nosotros podamos hacer, vale más que mil palabras dichas en un pulpito. Estamos convencidos que esta pequeña actividad, que es apenas pintar un muro, puede convencer a muchas personas que nuestro corazón es diferente. Realmente lo que hacemos es demostrar que Cristo vive en nosotros”, explica el pastor distrital Rodolfo Calvache.

Entre la programación también se realizaron 85 investiduras y 91 personas entregaron su vida a Dios por medio el bautismo. El Club de Conquistadores es uno de los ministerios que más planta la semilla de esperanza y atrae a muchos a los pies de Jesús.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin