Noticias Adventistas

Eventos

Damas de la MES son capacitadas por líderes representantes de la Iglesia Adventista Mundial

Las esposas de ancianos y pastores fueron capacitadas por Jenny de Page, líder de AFAM de la Asociación General


  • Share:

Por Vanessa Castro y Julia Saucedo con informaciones de Jessenia Viteri

Quito, Ecuador… [ASN] El domingo 24 de junio la Iglesia Adventista del Séptimo Día al Sur del Ecuador (Misión Ecuatoriana del Sur – MES), reunió a los líderes de iglesia y sus esposas para celebrar el “Día del Anciano”, como se conoce al líder y mano derecha del pastor en la iglesia local, bajo el lema “Ministerio con Pasión”.

Lea también:

Jóvenes se comprometieron a colportar para cumplir sus sueños de estudiar

Este evento, dio un espacio especial para capacitar alrededor de 45 esposas de pastores, ellas fueron motivadas a mantenerse en oración especial por el lanzamiento del proyecto evangelistico Miel Integrado. Los temas que ellas recibieron fueron:

  • Declaraciones sobre la oración y ministerios con poder.
  • Permaneciendo en el Amor de Jesús

FOTO: Jessenia Viteri

El objetivo de reunir solo a damas, fue para motivarlas a mantener una relación con Dios más estrecha a través de la oración e incentivar a realizar grupos de oración en sus iglesias. De ese modo, lograr que las esposas de ancianos y pastores sean un complemento idóneo para sus esposos, al mismo tiempo pueda ejercer un “Ministerio con Pasión”. El fortalecimiento de las esposas ayudará a ejercer un ministerio de oración en sus iglesias.

El evento estuvo respaldado con invitados especiales de la Iglesia Adventista mundial, tales como los esposos: Pr. Jerry Page, secretario Ministerial de la Asociación General, y Janet de Page, directora de AFAM de la Asociación General, quienes motivaron y capacitaron en base a sus experiencias vividas. Reunir solo a damas fue una bendición tal como lo menciona Jessenia Viteri, líder de las damas al Sur del Ecuador: “Agradecemos a cada esposa de anciano y pastores por participar en este encuentro de bendición y, algo muy importante, es que fortalecimos la importancia de la oración en nuestras vidas.