Noticias – Adventistas

Mujer es bautizada gracias al “Ministerio Carcelario de Mujeres”

Mariza decidió aceptar a Cristo en su vida después de vivir una experiencia de evangelismo junto al Ministerio Carcelario de Mujeres en Encarnación.

Por Sheyla Paiva 10 de junio de 2020

Mariza (centro, con el certificado de bautismo) después de entregar su vida a Cristo, acompañada de su hijo y de sus amigas del Ministerio de la Mujer (Foto: Divulgación)

Mariza se sentía devastada. Su hijo se encontraba en la cárcel y era difícil aceptar su ausencia. Lo único que le quedaba era ser fuerte y apoyarlo ante esta situación. Rápidamente, se alistó aquel sábado y fue a visitar a su hijo, como de costumbre.

Al llegar al lugar observó que algunas personas se encontraban reunidas en el pabellón. Con curiosidad, decidió acercarse a ellos y preguntar quiénes eran y que actividad estaban realizando ese día. Con cariño, le contaron a Mariza que formaban parte de un grupo de mujeres que se reunían todos los sábados para visitar, estudiar la Biblia y que que pertenecía a la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

Lea también:

Desde aquel momento Mariza se sintió apreciada y pidió formar parte del grupo. “Desde julio del 2019 fue nuestra fiel compañera. Todos los sábados se involucraba en las actividades del Ministerio de la Mujer y participaba activamente en los grupos de estudio”, expresó María Cristina González, directora del Ministerio de la Mujer de la Iglesia Adventista central de Encarnación, en Paraguay.

En octubre del mismo año, Mariza sintió en su corazón el deseo de ser bautizada y decidió estudiar la Biblia de manera más completa. Para eso pidió a sus compañeras de Ministerio que la acompañaran en este proceso y con gran alegría ellas accedieron a apoyarla.

Después de varios meses de estudio y en el marco de la celebración por los 25 años del Ministerio de la Mujer, el sábado 6 de junio, Mariza entregó su vida a Cristo. “Hace tiempo había hecho una promesa a Dios; Si liberaba a mi hijo dedicaría mi tiempo a servirlo y hoy, en compañía de mi hijo, entrego mi vida a Cristo y realizo un nuevo voto: dedicar mi tiempo a su servicio”, dijo.

Este momento se convirtió en un símbolo de gratitud a Dios por el trabajo que el Ministerio de la Mujer realiza en la Penitenciaría Regional de Itapúa “El Cereso”. Hoy Mariza tomó el compromiso de continuar con el Ministerio Carcelario para que más personas conozcan a Cristo y vivan la experiencia de conversión.

Actividades del “Sábado Misionero de la Mujer”

Durante la semana, las líderes del Ministerio de la Mujer de cada congregación motivaron a las damas de las iglesias a orar todos los días por una mujer no adventista o que se encuentra apartada del Cristo.

Al culminar la celebración del “Sábado Misionero”, contactaron con la persona por quien habían orado y le expresaron su valor para las familias de la iglesia y el deseo de prontamente verlas en el grupo de mujeres. Aquel día también fueron entregados pequeños obsequios y notitas que expresaban su importancia para Cristo.

Mujeres entregando regalos por los 25 años del Ministerio de la Mujer.

Así como Mariza, muchos tomaron la decisión de seguir a Cristo gracias al trabajo que realiza el Ministerio de la Mujer en Paraguay.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin