Noticias – Adventistas

A los 106 años, fallece pionero de la Iglesia Adventista del Sur de Chile

Augusto Bacigalupi Castro, descansa en el Señor desde el Lunes 2 de Enero. Su historia de vida tiene relación con la fundación de iglesias en las principales ciudades chilenas, entre Chillán y Punta Arenas. Conoce aquí su biografía.

2 de enero de 2017

p_bacigalupi-fwInfancia:

El Pastor Augusto Bacigalupi Castro, nació el 12 de agosto de 1910, en la ciudad de Punta Arenas, hijo de Enrique Bacigalupi, abogado, de origen peruano, y de Alejandrina Castro. Fue el séptimo hijo entre 14 hermanos.Cursó estudios primarios y secundarios en la Escuela Básica Superior de Hombres y en el Liceo de Punta Arenas.

A los 15 años de edad, sufrió la prematura partida de su amada y admirada madre, hecho que lo afectó profundamente. Dos años más tarde, una nueva tragedia familiar golpeó su hogar, esta vez con el fallecimiento de su padre, quién, en sus últimos momentos de vida, le encomendó el cuidado de sus hermanas menores, rol que Augusto asumió con sagrada responsabilidad.

Apremiado por la necesidad de aportar recursos para el sostén del hogar, tempranamente, se incorporó al mundo laboral, desempeñando funciones en la oficina de telégrafos de Punta Arenas.

Acepta la Fe Adventista

En la década de 1930, conoció el mensaje proclamado por la Iglesia Adventista del Séptimo Día, a través de Guillermo, su hermano mayor  fue

03_

Colportando en el Sur de Argentina – Año 1937

bautizado en Comodoro Rivadavia, Argentina, en 1937, por el Pastor Guillermo Miller.

En 1935, dos años antes de su bautismo, se inició como colportor en el sur de Argentina, con el propósito de ayudar en la educación de tres de sus hermanas menores, a quienes envió al Colegio Adventista de Chile.

Colportó en la Misión de Cuyo, hasta el año 1940, período en el cual recibió la influencia del Pastor Alfredo Aeschlimann, a quién reconocía como un notable consejero y guía en el desarrollo de su vocación Pastoral.

Deseoso de prepararse como un ministro del evangelio para proclamar la fe adventista, realiza sus estudios teológicos en el entonces Colegio Adventista del Plata, en Entre Ríos, Argentina, entre 1941 y 1944.

Desarrollo de su Ministerio Pastoral

Entre los años 1945 y 1946, la entonces Asociación Chilena le otorga credencial misionera para la atención Pastoral en el distrito correspondiente a las iglesias de La Legua, Quinta Normal y La Cisterna, en Santiago.

graduacion

Junto a compañeros de graduación

De 1947 a 1954, ejerce como profesor de religión, en los niveles secundario y terciario del Colegio Adventista de Chile. En esta etapa, logra motivar en muchos estudiantes, el ideal del servicio a la causa del evangelio, mediante sus enseñanzas en el aula y el testimonio de su vida personal.

Desde el año 1955 a 1968, desarrolla ministerio Pastoral en distintos distritos del sur de Chile, tales como Chillán, Concepción, Temuco y Valdivia, donde contribuyó a la edificación espiritual de las respectivas congregaciones, al afianzamiento de las escuelas de esos lugares, como también a la edificación de los templos centrales de la iglesia en las mismas ciudades, tres de las fortalezas destacadas en su ministerio.

En 1969, es elegido presidente de la Asociación Sur de Chile, cuyo territorio en la época abarcaba las regiones del Bio-Bio a Magallanes y la Antártica Chilena, cargo que ejerció hasta el año 1978.

Su gestión administrativa se caracterizó por el decidido impulso que dio a diferentes ramas de la obra Adventista, entre ellas el evangelismo público, a través del desarrollo de campañas de evangelización en las principales ciudades del sur del país, hecho que normalmente estaba ligado a la inauguración de templos centrales, tales como los de Talcahuano, Los Ángeles, Villarrica y Osorno.

El incentivo al ministerio de las publicaciones, mediante la motivación a miembros de iglesia, para incorporarse a la importante misión del colportaje. El fortalecimiento de la educación en escuelas y liceos existentes, notablemente, la creación del Centro Educacional Adventista de Los Ángeles, en el sector El Álamo. Asimismo, fue quien ideó y dirigió la planificación y concreción de uno de sus más anhelados proyectos, el de establecer obra médica Adventista en Chile, hecho que se materializó con la creación del Sanatorio Adventista del Sur, en 1979, hoy Clínica Adventista de Los Ángeles.

construccion_ceala

En la construcción del Centro Educacional Adventista de Los Ángeles

Con posterioridad a su gestión en el campo administrativo de la Asociación Sur, volvió a la labor Pastoral, atendiendo los distritos de Chillán Central y Concepción Central, apoyando la edificación de nuevos templos y escuelas, particularmente, los edificios escolares de las ciudades de Chillán, nivel básico de Concepción y Hualpén. En este período también colaboró en la Escuela de Teología, en Chillán, dictando la clase de homilética.

Con posterioridad a su gestión en el campo administrativo de la Asociación Sur, volvió a la labor Pastoral, atendiendo los distritos Pastorales de Chillán Central y Concepción Central, apoyando la edificación de nuevos templos y escuelas, particularmente, los edificios escolares de las ciudades de Chillán, nivel básico de Concepción y Hualpén.

En este período también colaboró en la Escuela de Teología, en Chillán, dictando la clase de homilética.

A mediados de la década de 1990, la administración de la Asociación Sur de Chile de ese entonces, le solicitó administrar la construcción del nuevo edificio de la escuela de su ciudad natal, Punta Arenas, misión que cumplió con sumo agrado, dado el valor afectivo que este proyecto implicaba para él.

Su ministerio tras retirarse como obrero activo

Concluida su etapa como obrero activo, se acogió a jubilación, durante este prolongado período continuó aportando su vasta experiencia al desarrollo de los planes eclesiásticos, ya sea predicando en diversas congregaciones o asesorando a obreros y laicos activos, que buscaban sus sabias orientaciones Pastorales.

En esta etapa de su vida, residió mayormente en un departamento adyacente al que fuera el templo central de Concepción.

Una semana antes del terremoto del 27 de febrero de 2010, (que provocó el desplome del templo y el departamento)  la familia constituida por el profesor Raúl Vásquez, su esposa Viviana Pedrero y sus hijos Javier y Raúl, lo acogió, generosamente en su hogar.

 

Pasor Bacigalupi habla tras reconstrucción de templo de la Iglesia Central de Concepción, en Mayo de 2015

 

El Pastor, que a la sazón tenía 99 años, vivió el resto de sus días, acompañado de la familia del profesor Vásquez, hasta el el momento que bajó al descanso.

Ellos llegaron a ser su familia  adoptiva, dado a las atenciones que le otorgaron como gesto de amor abnegado que solo el Señor puede compensar.

El querido “Tío Lupi”, como cariñosamente lo llamaban, ha dejado una visible estela de influencia espiritual, e incluso material, en múltiples generaciones de niños, jóvenes y adultos. A quienes contribuyó en su formación, con el ideal del servicio misionero al Señor y a su iglesia, en la vocación Pastoral, educacional, médica, administrativa, de la distribución de la página impresa y en general, de los dones del laicado.

Descansó en el Señor, el día dos de enero de 2017, a los 106 años y cuatro meses de edad. Le sobrevive su hermana menor, Marta, residente en los Estados Unidos.

El hermano Vásquez sella esta biografía diciendo: “Quienes le sobrevivimos, esperamos aferrarnos a la promesa contenida en su texto favorito, 1ª Corintios 2:9, “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni ha subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para aquéllos que le aman”. ¡Hasta entonces! ¡Hasta la gloriosa mañana de la resurrección! Querido y recordado Pastor Bacigalupi.”.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ve entrevista a pastor Bacigalupi en programa “Huellas del Maestro” de Televisión Nuevo Tiempo, Chile >>

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin