Noticias Adventistas

Evangelismo

La pandemia, un documental y una iglesia acogedora

Dios usa muchos métodos para alcanzar corazones.


  • Share:

Mark Janacek fue bautizado en la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Worthington en Ohio el 10 de abril de 2021. (Foto: Brooke Wong)

A principios del verano de 2020, los casos diarios de COVID-19 estaban alcanzando los números récord a través de los Estados Unidos. Mark Janacek, como muchas personas, no podía adorar en persona con sus hermanos feligreses en Columbia, Ohio. Mientras el confinamiento seguía pasando factura, él sintió un creciente vacío espiritual dentro de sí mismo.

“Mirando hacia atrás, me doy cuenta de que el Señor usó ese tiempo de confinamiento para trabajar en mi corazón”, dice Janacek.

Una noche de viernes, Janacek estaba ojeando en Amazon Prime Video, buscando algo para mirar, cuando le llamó la atención un documental de cuatro partes, The Days of Noah[i] (Los días de Noé), producido por Laymen Ministries, un ministerio de apoyo adventista del séptimo día con sede en el norte de Idaho. No sabía nada de los adventistas, pero el título del documental lo intrigó, y decidió mirarlo.

“El documental me atrapó totalmente”, dice Janacek. “Mientras veía el programa, era evidente que Dios estaba haciendo algo en mi corazón. En ese momento no estaba seguro de qué, pero miré el programa en profundidad varias veces más, simplemente tomando notas y escudriñando las Escrituras. Se volvió un tipo de proyecto, un viaje espiritual, y el Espíritu Santo me estaba hablando”.

Apocalipsis 18:4 simplemente saltó de la página y cambió las placas tectónicas de mi espíritu de una forma que no tengo las palabras para explicarlo”.

El documental llevó a Janacek a desarrollar un interés en la historia de la iglesia, por lo que comenzó a investigar el comienzo de la Biblia, la Reforma Protestante, y los movimientos millerita y adventista.

The Days of Noah de hecho fue la plataforma de lanzamiento. Le siguieron varios estudios sobre la historia de la iglesia y otros videos, lo que diría que sumó a la profundidad de la experiencia”, cuenta Janacek.

Un viaje espiritual de 50 años

Como hijo de pastor de una denominación protestante y más de 50 años como cristiano, Janacek estaba familiarizado con la Biblia. Muchas de las doctrinas bíblicas que estaba aprendiendo a través de The Days of Noah, sin embargo, eran nuevas para él, y el Espíritu Santo, afirma, lo llevó a comenzar a comprender el descanso del séptimo día, el mensaje del santuario, la centralidad del sábado dentro del mensaje del santuario y las profecías del tiempo del fin.

“Se volvieron muy claras para mí. El video las explicó muy bien”, dice. “Pero fue el pasaje de Apocalipsis 18:4, que se refiere a ‘Babilonia’ y dice ‘Salid de ella, pueblo mío’ el que cambió mi vida. Ese versículo simplemente saltó de la página y cambió las placas tectónicas de mi espíritu de una forma que no tengo las palabras para explicarlo”. Entonces, Janacek se contactó con Jeff Reich, fundador y director de Laymen Ministries.[ii]

“Tenía algunas preguntas para él”, dice Janacek. “Fue muy amable y respondió mi correo electrónico, y estuvimos en contacto brevemente. Eso fue cerca de finales del verano de 2020”.

Janacek pronto comenzó a buscar una congregación adventista local y encontró una en la ciudad cercana de Worthington, a unas 12 millas de donde él vive en Columbus, la capital estatal de Ohio. Comenzó a asistir virtualmente a la iglesia de 800 miembros cada semana, y luego, cuando la iglesia abrió sus puertas para la adoración presencial, un sábado apareció en la puerta.

“Estaba muy nervioso en mi primera visita allí, pero todos fueron muy buenos, muy amables”, cuenta Janacek. “Un caballero dijo ‘tiene que conocer al pastor’, y me llevó y me lo presentó. El pastor allí mismo sacó su celular y programó una reunión conmigo esa misma semana. Yo estaba asombrado”.

El pastor de la iglesia de Worthington, Yuliyan Filipov, dice que justo después que comenzó la pandemia de COVID, él y su esposa Milenka, oriundos de Bulgaria que emigraron a los Estados Unidos en 2003, comenzaron a orar a Dios para que trajera a la iglesia a personas que habían estado buscando la verdad bíblica. Cuando Janacek se presentó, Filipov pensó para sí Dios es fiel. Él está respondiendo nuestras oraciones.

Mark Janacek (izquierda) y el pastor Yuliyan Filipov frente a la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Worthington en Ohio. (Foto: Brooke Wong)

Janacek quedó asombrado no solo con el pastor, sino también con el servicio de adoración.

“Sentí un espíritu completamente diferente a lo que estaba acostumbrado”, dice Janacek. “Los líderes y los líderes de alabanza no estaban actuando, estaban ministrando. Lagrimas rodaban por mis mejillas. Fue un momento que creo que el Señor afirmó que aquí era donde él quería que yo esté”.

El espíritu de ministerio que Janacek vio no era coincidencia. Filipov dice que el equipo de alabanza de la iglesia de Worthington solía estar más orientado a la actuación, pero que en 2017 él y su congregación proyectaron una nueva visión para la iglesia.

“Queremos ser una tesorería de la gracia de Dios, un lugar donde las personas puedan sentirse seguras para amar, llorar y para ser reales”, explica Filipov, quien ha servido como pastor principal de la iglesia desde 2011. “Hemos abrazado la misión de Jesús: amar a Dios, servir a los demás, discipular a todos y ser mentores para los jóvenes. Hemos prometido dar un legado espiritual duradero a la siguiente generación. Creemos que nadie debe transitar el camino de la vida solo, y que el amor puede escribir nuestras historias, porque somos la iglesia, el cuerpo de Cristo, la esperanza para este mundo”.

Como resultado de este foco, afirma Filipov, la membresía creció y el promedio de edad de los miembros de iglesia ha caído de 62 a 51.

Janacek comenzó a estudiar la Biblia con el pastor. Luego, otros se sumaron al grupo de estudio, que ahora ha crecido a una docena de miembros. Janacek fue bautizado en la Iglesia Adventista del Séptimo Día de Worthington el 10 de abril.

“Aunque podría haberme unido a la iglesia por profesión de fe, elegí ser rebautizado porque esta es una comprensión completamente nueva de la fe que he tenido durante tanto tiempo”, explica Janacek. “Tiene un nuevo significado para mí a un nivel completamente diferente”.

Un cambio de paradigma

Janacek afirma que después de haber sido un líder activo en otras iglesias protestantes por muchos años, aceptar y seguir las creencias adventistas es un cambio de paradigma para él. Dice que siempre ha sentido que Dios tenía algo diferente para él.

“También hice un poco de búsqueda cuando era joven, pero nunca había estado tan ardiendo por el Señor”, cuenta. “Las actividades que solía disfrutar ya no me interesan. Mis prioridades han cambiado”.

Anteriormente empresario y periodista, Janacek ahora escribe prosa religiosa y poesía para alabar a su Señor. También participa en actividades misioneras en su iglesia local, como llevar adelante un programa de recuperación del duelo. Su sincera carga es compartir el mensaje del evangelio con otros.

“No sé cuántas personas llegan a la Iglesia Adventista de la forma que yo lo hice. Supongo, como sucede en otras denominaciones, que algunos han nacido allí. La experiencia de cada uno tiene un nivel único”, afirma Janacek. “Pero es nuestro deber compartir el mensaje; y para hacerlo, Dios tiene que ser lo primero en nuestros corazones”.


[i] www.thedaysofnoah.com.

[ii] Para conocer más sobre Laymen Ministries, ingrese a www.lmn.org.