Noticias – Adventistas

Adolescente de Isla Rapa Nui es bautizada gracias a Proyecto Gteen

“Fue una alegría que llenaba mi corazón. Ya nada me ponía triste, sino que todo me hacía feliz, todo”, así describe Melania Pakarati su experiencia de conocer a Dios.

Por Carmen Moraga 19 de diciembre de 2018

Melania Pakarati junto al pastor Christian Muñoz y a una niña que también fue bautizada el mismo día (Foto: Waleska Blu)

Melania Pakarati tenía siete años cuando escuchó hablar por primera vez del Club de Conquistadores. Conoció este ministerio gracias a una charla que fueron a dar a su colegio, en la cual explicaron que es un centro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día que realiza campamentos, caminatas, rescate básico, nudos y estudio de la Biblia para fortalecer el desarrollo  físico, social, intelectual y espiritual de niños y adolescentes de 10 a 15 años. Además de entregar información, durante la ponencia se invitó a los alumnos a participar gratuitamente en el club cristiano.

“Yo empecé a ir. Era muy entretenido, me gustaban las actividades que hacíamos y los campamentos. Para el día de la mamá íbamos a repartir libritos”, afirmó Melania Pakarati.

Lea también:

Después de un tiempo, el club se cerró y la joven dejó de asistir a la Iglesia Adventista por unos meses. Regresó en 2017, cuando su tía Raquel Pakarati la invitó a participar en el Proyecto Gteen, iniciativa dirigida a adolescentes que realiza la misma congregación. Rápidamente, su agenda quedó copada los fines de semana: los viernes  iba a un grupo pequeño de estudio de la Biblia y el sábado al templo.

“Me gustaba como nos recibían en la iglesia, nos decían feliz sábado, hacíamos obras misioneras, íbamos a ver a los ancianos, a los enfermos, les regalábamos cosas que necesitaban, íbamos a la playa a recolectar basura. Quedé fascinada con todas las actividades. Cuando estaba en mi casa, decía a cada rato qué hora es para ir a la obra misionera, al grupo Gteen, a mí me encantaba”, señaló la adolescente. Y agregó: “sentía que algo me decía que tenía que ir a la iglesia, que algo me llamaba a ser parte de eso. Era algo fuerte y yo dije “es Dios, Dios me está llamando para ser de Él”. Yo lo hice y fue una alegría que llenaba mi corazón. Ya nada me ponía triste, sino que todo me hacía feliz, todo”.

Con la misma alegría que irradia inevitablemente cada vez que realiza obra misionera, Melania participó en el Congreso de Adolescentes que realizó el proyecto Gteen el 5 noviembre en LLiu LLiu,  en la región de Coquimbo y Valparaíso, con el fin de reconocer el trabajo que se desarrolló durante todo el año en el área de discipulado.

“Allá me encontré con el pastor Christian Muñoz y le conté que me quería bautizar, que quería ser parte de la iglesia y él me dijo ‘que bueno, ahí vamos a arreglarlo cuando yo vaya a la isla’”, explica.

Decisión

Melania Pakarati participando en el Congreso de Adolescentes junto a otros jóvenes de Isla Rapa Nui  (Foto: Raquel Pakarati)

El sueño de Melania se hizo realidad. Ella fue bautizada el 2 de diciembre en la playa Anakena. Para que nada empañara su felicidad, cuando el pastor Christian Muñoz llegó a Rapa Nui, en Chile, visitó a Yisel Heke, la madre de la joven, para explicarle en qué consiste el bautismo y luego preguntarle si estaba de acuerdo con que su hija entregara su vida a Dios. Después de saber lo que la Biblia enseña sobre el bautismo, la progenitora apoyo la decisión de la adolescente.

“Cuando me bauticé sentí que Dios ya estaba conmigo, que ya me acompañaba, que era parte de la iglesia. Era una alegría total, un cambio para mi vida, porque yo sinceramente antes era una niña terca, porfiada, que no hacía caso. Pero después que conocí la iglesia tuve un cambio total”, expresó Melania.

¿Quieres saber más sobre el Proyecto Gteen? Ingresa aquí y conoce todos los detalles.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin