Noticias – Adventistas

Salvó a familia por conocimientos adquiridos en Club de Conquistadores

Niño de 11 años salvó a su familia de morir al practicarles primeros auxilios, luego de ser afixiados por monóxido de carbono.

22 de junio de 2016
“Lo que hice fue acordarme como hablar, tranquilizarme y actuar. Sinceramente nunca pensé que algún día lo iba a necesitar”, contó el pequeño. (Crédito de foto: La Nueva)

“Lo que hice fue acordarme como hablar, tranquilizarme y actuar. Sinceramente nunca pensé que algún día lo iba a necesitar”, contó el pequeño. (Crédito de foto: La Nueva)

Buenos Aires, Argentina… [ASN] El medio digital, La Nueva de Bahía Blanca- provincia de Buenos Aires, Argentina-, destacó este 22 de junio, en su página web, la acción de primeros auxilios de Ignacio Avila (11), miembro del Club de Conquistadores de su ciudad.

El niño catalogado por el medio como héroe, hace cinco años que es parte del Club de Conquistadores, en el cual aprendió a ofrecer primeros auxilios. Y eso fue lo que practicó al salvarle la vida a sus padres: Jorge (40) y Silvia Aravena (41) cuando fueron víctimas del monóxido de carbono en su vivienda de Villa Muñiz en Bahía Blanca, Buenos Aires.

Lea más:

El Conquistador, Ignacio, cuenta que “se puso nervioso, pero no me importó. Actué por mis papás. Me sentía mareado, con dolor de cabeza y descompuesto”, relató Ignacio para La Nueva. El niño permaneció unas horas internado en el hospital de la ciudad, a donde junto a sus padres fueron derivados.

Ignacio recordó los cursos que había llevado en el Club de Conquistadores sobre Primeros Auxilios. “Eran cursos gratuitos que me avisó mi mamá y me gustó ir”, compartió. Además agregó que lo que hizo fue acordarse cómo hablar, tranquilizarse y actuar. “Sinceramente, nunca pensé que algún día lo iba a necesitar. Espero seguir haciendo otros cursos, porque sé que son de mucha utilidad”, dijo.

Ignacio cuenta que recibió ayuda del 911. Al llegar el servicio de emergencia les comentó que él y sus padres se sentían mal, “apagué los calefactores y abrí las ventanas”, agregó.

Ignacio estudia en el Colegio Adventista Manuel Belgrano, y su padre, Jorge Avila, está asombrado de la valerosa actitud que tomó. Su progenitor reconoce que Ignacio les salvó la vida.

Testimonio

Jorge narró cómo sucedieron los hechos al medio digital: “No éramos de usar mucho ese calefactor. Como hacía mucho frío y estábamos todos acá lo prendimos. Esto pasó cerca de las 18:00 horas del lunes (20 de junio) y por eso es que estaba contaminado el ambiente. No habíamos salido ni abierto las puertas”, comentó.

“Uno escucha tantas noticias sobre este problema del monóxido, pero pensás (piensas) que no te va a tocar. Jamás nos dimos cuenta de nada. Con mi señora nos asustamos, pero Ignacio supo desenvolverse. Fue una desgracia con suerte”, explicó Jorge, quien a su criterio “deberían dar cursos de Primeros Auxilios en todas las escuelas, ya que son muy importantes”.

“Ignacio estaba en su pieza estudiando, mi mujer dormía y yo estaba leyendo en el comedor. Cuando me paré para calentar el agua para el mate empecé a marearme y me sentí mal”, continuó relatando el hombre, quien es padre además de Franco (16).

“Lo llamé a Ignacio; le pedí el termómetro para tomarme la presión. Como se me cayó la silla me agarré del mueble. De pronto mi señora escuchó los ruidos y cuando me vio pálido y alicaído se dio vuelta para agarrar el teléfono y se desmayó en el pasillo”, recordó.

“Fue clave que yo no me dormí, ya que sino no, no alcanzaba a llamar a mi hijo. Cuando vi que Ignacio comenzaba a asustarse, le di indicaciones y apagó el calefactor, abrió las ventanas y llamó al 911”, mencionó.

“Enseguida vinieron los Bomberos y Defensa Civil, nos pusieron oxígeno y comenzamos a sentirnos mejor. Nos llevaron a los tres en una ambulancia al hospital donde ayer (lunes 21) recibimos el alta”.

Club de Conquistadores

El Club está conformado por niños de 10 a 15 años, que se reúnen una vez por semana para desarrollar habilidades, percepciones y gusto por la naturaleza. Los Conquistadores están presentes en más de 160 países, con 90.000 sedes y más de dos millones de miembros. Existen legalmente desde 1950 como un programa oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

El Club está abierto para recibir a niños y niñas de cualquier fe religiosa. Para conocer más de los Conquistadores haga clic aquí. [Equipo ASN, la redacción con informaciones de La Nueva]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin