Noticias – Adventistas

Entender sus hábitos es la clave para alcanzar metas

Psicólogas explican cómo entiende el cerebro la rutina y dan indicaciones sobre cómo incorporar actividades nuevas cada día.

Por Anne Seixas 21 de enero de 2020

Las repeticiones y disciplina ayudan a reforzar conceptos y prácticas (Foto: Shutterstock)

El comienzo de un nuevo año generalmente cuenta con la definición de metas nuevas. Con el cambio en el calendario, la tendencia es hacer un análisis de lo que pasó y definir objetivos para el próximo ciclo anual. Sin embargo, colocar esos planes en práctica puede ser una tarea difícil, ya que es necesario transformarlos en hábitos.

Según explica la psicóloga Keury Bontorin, los hábitos son maneras, reglas, creencias y formas de actuar que la persona ejecuta varias veces. “Son comportamientos que se repiten”, resume.

Lea también:

En la formación de esas costumbres, la visión de una persona sobre ella misma, sus capacidades, valores y autoestima es determinante para alcanzar un objetivo, evalúa la profesional. A partir de esas opiniones sobre el propio individuo viene la determinación, o no, para adquirir un hábito nuevo.

A esos “frenos” se los llama creencias limitantes. Es decir, las verdades que se juzgan absolutas sobre una persona. “No soy bueno con los números, por eso no logro hacer inversiones financieras” o “no se cantar, entonces no vale la pena intentar aprender algún instrumento” son algunos ejemplos.

Un proceso gradual

De acuerdo con Keury, es importante hacer un cambio de a poco. “Evaluar lo que es necesario cambiar, lo que no es saludable, y no cambiar todo de una vez”, advierte. Ella todavía refuerza que el cuerpo humano busca estabilidad. Siendo así, la mente trabaja en contra de la decisión, el caso o el proceso que no sea gradual.

La psicóloga Camila Gadelha señala que el ser humano tiende a temer el cambio, por eso, aunque el comportamiento sea nocivo, el individuo no se esfuerza para cambiarlo. Es así como se define el auto sabotaje. “La gente crea ciertas lógicas para permanecer en el mismo lugar, entonces va encontrando cosas que van reafirmando esas creencias”.

Herramientas

Cuando se pretende incluir una nueva costumbre, es necesario evaluar la rutina y desarrollar estrategias. Las agendas y la planificación pueden ayudar en ese proceso. Si el trabajo o estudio ocupan parte del tiempo, elija los espacios de horarios para las nuevas actividades.

Para evaluar el progreso, establezca metas posibles. No quiera transformarse en un maratonista en dos semanas, pero incluya actividad física regular, por ejemplo. Anote esos objetivos y téngalos a mano.

Un calendario en el que pueda marcar los días cuando realizó el nuevo hábito también puede ser una herramienta importante. Eso estimula el cumplimiento de las actividades. Para eso, puede usar el papel, la agenda o una aplicación en el celular.

“Es necesario entender que el comienzo será arduo hasta que se acostumbre a la nueva manera de hacer, ser o tener cosas en la vida”, refuerza Camila. La psicóloga dice también que el individuo necesita sentir el cambio. Es necesario creer que ese nuevo hábito será benéfico para el estilo de vida pretendido y solo entonces será incorporado a la rutina.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin