Noticias – Adventistas

Médico y pastor, John Lipke fue pionero de la obra educativa adventista

Serie especial de ASN destacará la vida de personas que se encuadran como pioneros en la obra adventista.

7 de abril de 2016
Educação adventista deve grande parte de seu desenvolvimento nos primórdios a pioneiros como o pastor alemão que deu significativa contribuição para essa estrutura.

La Educación Adventista debe grande parte de su desarrollo en sus inicios a pioneros como el pastor alemán, Lipke, quien dio una significativa contribución para esa estructura.

Brasilia, DF … [ASN] En este año del centenario de la sede sudamericana adventista (División Sudamericana), la ASN (Agencia Adventista Sudamericana de Noticias) inicia una serie sobre biografías de pioneros adventistas.  El pastor y médico alemán John c, o Johannes Rodolf Berthold Lipke, nacido el 27 de julio de 1875, es un ejemplo de ellos. Fue considerado pionero de la obra educativa adventista en Sudamérica. Su campo geográfico de actuación alcanzó tres regiones de Brasil: Nordeste (Pernambuco, Bahia), Sudeste (Espirito Santo, Rio de Janeiro y São Paulo) y Sur (Santa Catarina y Rio Grande do Sul). Todas las fotos que ilustran este reporte fueron gentilmente compartidas de la investigación del historiador Elder Hosokawa y el pastor Rafael Rossi.

Lea también:

Según el Centro Nacional de la Memoria Adventista, “Lipke nació en Berlín, Alemania, asistió al Seminario Teológico de Hamburgo, comenzó de inmediato la obra del colportaje y tuvo como jefe al pastor Frederico Spies. En 1896, partió hacia los Estados Unidos, donde se dedicó al mismo trabajo y, en 1897, continuó sus estudios en el Colegio de Battle Creek, en Michigan, donde se casó con Augusta Schuete. Juntos criaron dos hijos adoptivos: Daniel y Berta”.

A pesar de ser europeo, el pionero tuvo una destacada importancia en el desarrollo de la red educativa adventista en el territorio brasileño. Lipke se mudó a São Paulo, en 1904, a fin de dirigir un instituto de colportaje. Seis años después, fue enviado a Bahía, donde trabajó durante tres años. En 1915 regresó a São Paulo y asumió la presidencia de la Misión Paulista. En este período, se desempeñó como primer director del Colegio Adventista Brasileño, actual UNASP campus São Paulo, apoyado por John Boehm, su fundador y primer administrador. De acuerdo con los registros del Centro Nacional de la Memoria Adventista, “en el colegio, construyó el primer predio de la escuela, el antiguo hogar de varones y el predio escolar con la cocina y el comedor en el subsuelo.  Durante este tiempo, también se construyó la antigua represa con el objetivo de producir energía eléctrica para la nueva institución”.

Área de publicaciones

El periodista Michelson Borges, autor del libro A Chegada do Adventismo ao Brasil [La llegada del adventismo a Brasil], registra que “para atender mejor la obra de publicaciones, se decidió establecer una editora denominacional en Brasil. Por sugerencia del pastor Graf, se instaló junto a la Escuela Misionera de Taquari, en Rio Grande do Sul. De este modo, se pudo ahorrar el alquiler y se dio trabajo a los alumnos del colegio. Para obtener dinero y una imprenta para dar inicio a las publicaciones, el pastor John Lipke viajó a los Estados Unidos y, en varias iglesias de ese país habló sobre las necesidades de la obra en Brasil. Su llamado fue escuchado: recibió 1.500 dólares en donaciones, y el Emmanuel Missionary College, de Berrien Springs, donó una impresora manual para la imprenta que se fundaría en Taquari”.

La editora de Taquari, actualmente la Casa Publicadora Brasileira con sede en Tatuí, interior de São Paulo, produjo la primera edición del Arauto da Verdade [El heraldo de la verdad] el 10 de mayo de 1905.

Vea en la galería de abajo algunas imágenes del pionero:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fervor misionero y desgaste

El historiador Elder Hosokawa destaca que Lipke “vivió su juventud y fervor misionero en la primera etapa del adventismo en Brasil, fase alemana o teuto-americana, entre 1893 y 1917. Ese período culminó con el ingreso de Brasil (1917) a la Primera Guerra Mundial y la declaración de guerra de Brasil y EUA  a Alemania (Triple Entente). Los decretos nacionales restringieron y expulsaron a los alemanes de la administración, y forzaron el acercamiento entre Brasil y los EUA”, comenta.

Hosokawa resalta, además, que la siguiente fase de las misiones adventistas y la sudamericana se caracterizó por la influencia norteamericana entre los años 1918 y 1939 y culminó en el período de la Segunda Guerra Mundial con los decretos nacionalistas de presidentes como Getúlio Vargas (Brasil) y Juan D. Perón (Argentina). “Eso obligó a un abrasileramiento o latinización de la gestión de la Iglesia Adventista en Brasil y Sudamérica”, agrega.

En 1920 Lipke optó por regresar a los Estados Unidos para estudiar medicina y llegó a americanizar su nombre alemán. Se graduó en 1925, pero su ministerio en esa área no fue muy amplio en Brasil. Llegó a trabajar en Rio de Janeiro hasta que le diagnosticaron mal de Parkinson. “Se manifestó en él la enfermedad que lo debilitaría e impediría establecer la obra médico misionera como soñó para Brasil en 1926”, afirma Hosokawa.

El historiador explica que Lipke era adepto a los tratamientos naturales (hidroterapia). Él dejó como herencia para su hija Berta Lipke que estudió con él en Estados Unidos, el gusto por la medicina y los remedios naturales que marcaron los primeros tiempo de la Clínica de Salud Libertad (antes Clínica Boa Vista y más tarde Hospital Adventista de São Paulo, en el Barrio Libertad, São Paulo- SP).

Con respecto a su personalidad, Elder Hosokawa oyó por lo menos a cuatro personas que eran niños y conocieron personalmente a Lipke en 1940. “Ellos dijeron que él era sistemático, reservado y organizado”, afirma. Murió el 18 de junio de 1943, a los 69 años de edad, y fue sepultado en el Cementerio de Santo Amaro, en la zona sur de São Paulo. [Equipe ASN, Felipe Lemos]

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin