Noticias – Adventistas

Joven carpintero argentino dirige transmisiones en vivo

Nicolás es la cara invisible de al menos cuatro importantes transmisiones en vivo que se realizan cada fin de semana desde que comenzó la cuarentena.

Por Santiago López Blasco 8 de junio de 2020

Nicolás Cartacci es carpintero en Buenos Aires. Foto: MiBoN.

La forma de realizar las diferentes reuniones de la Iglesia cambió de manera abrupta e imprevista, por la cuarentena obligatoria que decretó en el mes de marzo pasado el gobierno en Argentina. De un día para el otro ya no podíamos ir a los templos y el único medio para encontrarnos era en forma online. Pero ¿cómo se podría lograr eso, sin mucha experiencia previa? ¿Quiénes se encargarían de todos los detalles técnicos tan necesarios para las transmisiones? Esas y otras preguntas no tenían una respuesta. Pero Dios ya contaba con hermanos dispuestos a ponerse en sus manos para servir con sus dones. Uno de ellos es Nicolás Cartacci.

Él tiene 25 años y es miembro de la iglesia de San Miguel Centro, en la zona noroeste de Buenos Aires. Lo suyo es el trabajo con la madera, ya que es carpintero de profesión, tarea que desarrolla en un comercio familiar junto a su padre y su hermano. Además, actualmente es la cara invisible de al menos cuatro importantes transmisiones en vivo que se realizan cada fin de semana desde que comenzó la cuarentena. Una es con su iglesia local (el culto del sábado), y las demás para el Ministerio Joven de la Misión Bonaerense del Norte (Culto joven, Club de Aventureros, Club de Conquistadores).

Lea también:

Él es el director técnico (como lo denominan los jóvenes que son la cara visible) que pone dinámica, calidad visual, interactividad y profesionalismo; desde el living de su casa. Todo en forma voluntaria y gracias a su buena predisposición constante. A continuación lo conocemos un poco más en esta entrevista.

¿Qué hacías en la iglesia antes de la cuarentena?

“Antes de la cuarentena servía como director de los Jóvenes Adventistas de mi iglesia, y lo sigo haciendo, como también colaboraba en el departamento de comunicación y en el de audio. Junto con mi novia nos gusta hacer cosas en el área de multimedia. Esto lo hago más como un hobbie”.

¿Cómo aprendiste del área multimedia?

“Me puse a aprender para poder ayudar más a la iglesia. En este último tiempo en forma especial por las limitaciones de la cuarentena. Estas cosas llevan mucho tiempo. Cuando uno ve un video, no se imagina el tiempo y esfuerzo que damandó esa producción”.

“En su momento agarré la cámara, hace unos 3 años, para aprender a sacar fotos. Luego me puse a investigar y llegué al video. Para mejorar seguí con la edición de video. Todo esto lo fui aplicando principalmente en la iglesia. Con los jóvenes hicimos videos de navidad, para el proyecto Caleb, etc. Luego hubo necesidad en la iglesia en relación al audio y multimedia, así que me puse a aprender de eso para ayudar”.

“Al comienzo de la cuarentena, el regional de jóvenes me contó que necesitaban ayuda para hacer transmisiones, porque había iglesias que no estaban teniendo su culto joven. Hacer en vivos era un mundo que no conocía en lo más mínimo. Pero lo aprendí para esto. Mi conocimiento en transmisiones en vivo tiene solo dos meses de historia. Le dediqué mucho tiempo. Hubo una semana que me iba a dormir a las 2 o 3 de la mañana para poder entender bien cómo hacerlo, ya que lo hacía después de trabajar en la carpintería”.

En forma autodidacta aprendió a hacer transmisiones online. Foto: MiBoN.

¿Nos podrías contar los pasos que seguiste, de modo que puedan ayudar a otros?

  • “Buscar alguien que sepa: En YouTube encontré la información que buscaba. Puse “cómo hacer transmisiones” y ahí empecé. Allí vi las herramientas que recomendaban y luego veía si las podía conseguir.
  • Investigar en varias fuentes: No me quedé con una sola orientación, sino que busqué muchas para enriquecer el conocimiento.
  • Practicar los tutoriales: A medida que veo las orientaciones de los tutoriales los voy aplicando y practico mucho para manejarlos bien. Hay que razonar bien el conocimiento para entender lo que se hace y que llegue a ser propio. Cuanto uno más prueba y práctica, menos errores van a surgir cuando lo haga visible para otros.
  • Considerar el público objetivo: Me pregunto quiénes serán los que vean esa transmisión, para adaptarla a sus gustos y preferencias. En mi caso era algo para jóvenes por eso quise hacerlo dinámico, que de ganas de verlo.
  • Actualizarse: En el mundo de la multimedia y las comunicaciones hay que mantenerse actualizado permanentemente, como en cualquier otra área de la vida.
  • Procurar la excelencia: Siempre me pregunto cómo puede llegar mejor a la gente lo que hago. No soy profesional, pero trato de acercarme lo más posible a lo que un profesional haría. De mi parte quiero hacer lo mejor que se pueda.
  • Compartir: Me contactaron personas de varias iglesias pidiendo algún consejo y estamos en diálogo constante”.

Culto Joven de la Misión Bonaerense del Norte, generado técnicamente por Nicolás.

¿Qué significa para vos todo esto?

“Uno no toma dimensión de lo que puede significar ponerse a disposición de Dios y de su iglesia. Estoy contento de poder ayudar con las transmisiones porque extraño mucho asistir a la iglesia los sábados. Al principio de la cuarentena se hacía difícil no poder ir. Pero así encontré una forma de mantenerme activo y al mismo tiempo poder colaborar con un área de la iglesia en la que se necesita crecer. Así estoy en actividad en vez de quedarme triste de no poder congregarme en la iglesia. Me gusta ponerme a disposición de Dios, con mi tiempo y mis equipos”.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin