Noticias – Adventistas

Evania, la mujer que después de muerta, continúa testificando

Federación planea extenderse a países hispanos de Sudamérica.

30 de octubre de 2014
Proyecto ya ha alcanzado con la esperanza a más de tres mil personas en Brasil.

Proyecto ya ha alcanzado con la esperanza a más de tres mil personas en Brasil.

Brasilia, Brasil… [ASN] Evania Costa junto a su esposo Euler Costa eran miembros activos de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, central de Sapucaia, Río Grande del Sur, Brasil. Euler fue diacono de iglesia por varios años, cada sábado abría y cerraba la puerta de la iglesia, después de cada reunión. Evania fue bautizada dentro de un proyecto llamado Roupão da Fé que es parte de la Federación de Emprendedores Adventistas, un ministerio de apoyo de la Iglesia Adventista y que recientemente escogió un nuevo director para asumir nuevos desafíos.

Eueler, esposo de Evania, comenzó a sentir dolores fuertes en el estómago lo que obligó a Evania a viajar junto a su esposo a la ciudad de Sao Paulo, Brasil, en búsqueda de un buen servicio médico. Cuando Eueler fue operado, el médico dio una terrible noticia a Evania, su esposo estaba con cáncer terminal y ya no se podía hacer nada. Semanas después Eueler falleció. Evania consolándose en el Señor regresó para Porto Alegre esperando recibir consuelo por parte de sus amigos. Pero al no recibir consuelo, comenzó a distanciarse de la iglesia y poco a poco se apartó de la esperanza que había conocido por tantos años.

Evania rechazaba la visita de todo adventista que venía con la intención de saludarla e invitarla a regresar a la iglesia. Ella guardaba dolor en el corazón. Llegaron a visitar la iglesia adventista central de Sapocaya do Sul, iglesia de la pareja, tres obreros voluntarios que hacen parte de la Federación de los emprendedores Adventistas de Brasil; para llevar a cabo el proyecto Roupão da Fé– que traducido, a español, sería Túnica de Fe-, para llevar a cabo una semana de oración especial. El encargado del proyecto, Marcos Camilo, empresario –y miembro activo de la Federación, se animó a hacerle una visita, contra todo pronóstico. Fueron a visitar a Evania, Marcos y tres obreros voluntarios más de la Federación. Al llegar a su casa, ella los dejó pasar y ellos le obsequiaron una túnica de bautismo y le dijeron que dejara atrás todo resentimiento y que lo sepultara en las aguas del bautismo. Ella sorprendentemente aceptó después de haber corrido de su casa todo ese tiempo, hasta con objetos, a todo aquel adventista que la visitase.

Guardó su diezmo por más de 50 años

Al aceptar la propuesta y antes de que Marcos y sus compañeros se retirasen, Evania le entregó un papelito a Marcos con el número de su cuenta de ahorros de banco. La anciana de 93 años le explicó que todo ese tiempo ella había estado guardando el diezmo que le pertenecía al Señor, en esa cuenta, y que entregasen ese dinero a la iglesia. Fue así que al sábado siguiente, Evania fue bautizada. Dos meses después Evania descansó en el Señor.

El ángel que pesó en balanza a un ex pastor evangélico

Miguel Ribero se apartó de la Iglesia Adventista hace 45 años atrás, para tornarse pastor de una iglesia evangélica. En todo ese período logró bautizar a 1032 personas, “en el error”, como él mismo lo expresa. Quince días antes de su re bautismo se paró al frente de la fachada de la Iglesia Adventista donde él había asistido por buenos años. Comenzó a orar y a llorar a Dios por compasión. Aquella noche, Miguel tuvo un sueño. Soñó que un ángel en una nube tenía una balanza donde había una luz roja de lado y una luz verde del otro lado. Cuando llegó el momento de Miguel, fue llamado por al ángel y pasado en la balanza. El ángel le dijo: “Has sido pesado en balanza y has sido hallado en falta. Es hora de que regreses a tus primeras obras”.

Este testimonio fue contado, por Miguel, en una de las semanas de oración titulada: Celebración de Fe, que la Federación de los Emprendedores Adventistas de Brasil- conocida como FE- estaba desarrollando en Capim Grosso, en el estado de Bahía, Brasil. Con el mismo proyecto que llevó a Evania al bautismo: Roupão da Fé. Aquella noche Marcos Camilo estaba predicando en la iglesia central y Miguel estaba sentado escuchando el mensaje. Cuando Marcos hizo el llamado para regresar a Jesús, Miguel se puso en pie y pidió encarecidamente ser bautizado ante un público atento, que apoyó su decisión, y el 23 de septiembre de este año cumplió el deseo de su corazón. Hoy en día, Miguel visita a las personas que bautizó mientras fue pastor y los invita a aceptar la verdad de la Biblia.

El proyecto Roupão da Fé ya alcanzó a más de 3000 personas, en Brasil.

La Federación

Los testimonios, mencionados al inicio, son un par de las decenas de historias que la FE tiene para compartir. La organización, que nació en Brasil, tiene como objetivo “dar visibilidad a algún ministerio que alguna persona desarrolle dentro de la iglesia. En otras palabras promover ministerios laicos financieramente. Tornándolos visibles e intentando multiplicarlos para otras iglesias”, dice el reciente elegido presidente de la Federación, Walter Di Pardi.
Actualmente, la FE, como parte de otro de sus proyectos, ayuda a estudiantes de teología de escasos recursos a pagar sus estudios (en la universidad adventista se Sao Paulo). Otra de las obras benéficas se lleva a cabo en el país de Bangladés, donde la FE apoya financieramente para la construcción de nuevas Iglesias Adventistas.

A largo plazo la Federación tiene el deseo de expandirse a otros países hispano hablantes de Sudamérica; como Argentina, Bolivia- que ya ha iniciado el proyecto-, entre otros.

Para conocer más del trabajo de la FE ingrese aquí: http://www.feadventistas.com.br/

 

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin