Noticias – Adventistas

Especial: cómo poner a sus hijos en peligro en Internet

Hay personas malintencionadas y con habilidades en el uso de Internet y en programas de edición de imágenes que pueden hacerle daño a usted y su familia.

21 de noviembre de 2014
como-poner-en-peligro-la-vida-de-sus-hijos

Alerta para aquellos que exponen su vida en Internet.

Brasilia, Brasil…[ASN] El número de usuarios de redes sociales que exponen su vida y la de su familia en Internet aumenta día a día. Hace algunos años atrás, para que las personas tuvieran acceso a momentos de nuestras vidas, participaban de ellos o iban a nuestras casas para ver un álbum de fotos. Hoy, si un amigo está de viaje, podemos seguirlo en tiempo real.

Sin embargo, esa facilidad y exposición no solo está restringido al acceso de los amigos. Hay personas malintencionadas y con habilidades en el uso de Internet y en programas de edición de imágenes que pueden hacerle daño a usted y su familia. Eso sin contar los delincuentes que actúan a partir de nuestra vulnerabilidad, que muchas veces se revela en el ambiente virtual.

Si usted quiere poner en peligro su vida y la de sus hijos en Internet, haga lo siguiente:

Acepte todas las solicitudes de amistad en sus redes sociales;

No use filtros para para seleccionar el público que puede ver sus publicaciones;

Publique fotos con sus hijos en ropa interior, ropas de baño o incluso sin ropa (como lo hacen con muchos bebés);

Haga publicaciones (fotos, videos, textos) que revelen informaciones personales, como el lugar donde viven o donde estudian sus hijos;

Haga check-in en todos los lugares a los que va (shopping, supermercado, iglesia, aeropuerto, farmacia…) inclusive su casa;

Exponga sus bienes o artículos de valor en las fotos (computadores, celulares, etc.);

Publique fotos incómodas de sus hijos (por ejemplo, con el cabello despeinado, babeando cuando duerme, utilizando el inodoro, etc.).

Permita que su hijo (niño o adolescente) tenga un perfil en las redes sociales y no monitoree la utilización de ese perfil;

Ahora, si a usted le interesa cuidar a su familia y proteger a sus hijos de los riesgos que el mundo virtual presenta, lea las siguientes sugerencias:

Sea criterioso al aceptar las solicitudes de amistad en las redes sociales. Piense que sus contactos en las redes sociales tendrán acceso a sus informaciones personales y este es el tipo de información que no debemos compartir con todo el mundo a nuestro alrededor;

Utilice filtros para seleccionar el público que podrá ver sus publicaciones. Hay contenidos que pueden ser interesantes para compartir pero puede hacerlo con restricciones. Usar filtros puede ayudarlo a restringir quien tiene acceso a cada contenido publicado por usted;

Nunca publique fotos de sus hijos en ropa interior, ropas de baño o incluso sin ropa (como se hace con muchos bebés). Hay personas malintencionadas, con habilidades en edición de imágenes pueden ocasionar grandes daños a ese tipo de fotos;

Evite hacer publicaciones (fotos, videos, textos) que revelen informaciones personales, como el lugar donde vive o donde sus hijos estudian. Cuanto más personales sean las informaciones, mayores serán los perjuicios de exponerse;

No haga check in en todos los lugares que frecuenta (shopping, supermercado, iglesia, aeropuerto, farmacia, etc.) incluso, su casa. Alguien que esté interesado en hacerle daño a su familia, intentará conocer cada paso que da en su día;

Lea también:

Especial: los juegos y el comportamiento violento

Evite hacer publicaciones (fotos, videos, textos) que revelen sus bienes o artículos de valor en las fotos (computadores, celulares, etc.). Ese tipo de exposición es una invitación para los bandidos;

Nunca publique fotos incómodas de sus hijos (por ejemplo, con el cabello despeinado, babeando cuando duerme, utilizando el inodoro, etc.), porque pueden convertirse en bromas. Las fotos con poses sensuales, como hacen muchas adolescentes, también son blanco para ediciones maliciosos;

Si permite que su hijo (niño o adolescente) utilice las redes sociales, monitoree el uso que hace de ellas. Algunos delitos comienzan por conversaciones privadas en esas redes o a partir de publicaciones sin criterio hechas por niños o adolescentes. [Fuente, Rompiendo el Silencio]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin