Noticias – Adventistas

Joven acogida por matrimonio ahora vive con esperanza

Alrededor de 800 lugares están desarrollando la semana Viva con esperanza en Argentina. La historia de Cintia es una de las tantas que nos impactan a diario.

16 de noviembre de 2014
"Con Jesús se puede", asegura Cintia

“Con Jesús se puede”, asegura Cintia

Buenos Aires, Argentina… [ASN] Cintia es una joven que sufrió maltratos por parte de sus padres, llena de dolor e indignación comenzó a asistir al Instituto Adventista Los Polvorines. Dios ya tenía planes para ella. Allí conoció a la profesora Blanca, que junto a su esposo fueron los que compartieron la esperanza que tenían, con ella. Como resultado, Cintia fue bautizada en la primera noche evangelística de Viva con Esperanza (proyecto evangelístico adventista del 2014 para Sudamérica), en la iglesia que lleva el nombre del centro educativo, en Buenos Aires, Argentina.

El testimonio

La infancia de Cintia fue muy difícil dado a los maltratos que sufría por parte de sus padres. El tiempo pasó y la joven se matriculó en el Instituto Adventista de los Polvorines. En ese lugar conoció a la que llegó a ser su profesora, de nombre Blanca. A medida que la maestra le daba confianza Cintia le confesaba la desesperación que vivía en su corazón. Blanca aprovechó esta oportunidad para hablarle de Dios y trató de brindarle todo el soporte necesario. Más tarde, la situación se complicó y, Cintia sufrió un aborto. Lo que intensificó su malestar. Al ver que Cintia no tenía donde ir, Blanca y su esposo la albergaron en su hogar, para luego comenzar a estudiar la Biblia juntos.

Hablando de su decisión de entregarle la vida a Cristo, Cintia comenta: “yo tomé la decisión de bautizarme porque Cristo me rescató de ese lugar y de ese infierno donde estaba lastimada. Yo sé que siguiendo las pisadas de Jesús voy a salir adelante”.

Cintia cuenta que el cambio en su vida fue radical: “Mi vida cambió mucho. Yo era una persona que gritaba, que trataba mal a las personas, que insultaba; y ahora con Cristo soy diferente. Todo quedó atrás. Ha cambiado mi enojo, mi ira, mi forma de pensar, mi trato con las personas, todo ha cambiado en mí. Ahora leo la Biblia y me gusta escuchar música cristiana…”.

Hablando de Blanca y su esposo, afirma: “A través de ellos conocí el amor de un padre y de una madre”.

El evento

Como Cintia, cientos de personas aceptaron el llamado de Dios y se bautizaron, el sábado 15 de noviembre- primer día del proyecto Viva con Esperanza en las Iglesias Adventistas de Sudamérica- en los aproximadamente 800 centros de predicación en Argentina.

Se supo que en el departamento de Orán, ubicado en la provincia de Salta, Argentina, la primera noche de la semana Viva con Esperanza, asistieron 350 personas. Fueron más de las esperadas ya que tuvieron que retirar la parte del frente de la carpa, lugar donde se están reuniendo, para que pudiesen ingresar los que esperaban un lugar para escuchar el mensaje de la noche.

En la localidad de Lisandro Olmos, asistieron 22 visitas y 18 entregaron su vida a Dios. En Los Hornos, La Plata, seis personas pidieron estudiar la Biblia, entre ellos la familia Rebollo. Hace nueve años que no frecuentaban más la iglesia y el sábado, 15, tomaron la decisión de comenzar a frecuentar otra vez la iglesia.

Lea también:

Espectador anónimo envía mensaje y recibe respuesta en vivo

Al finalizar el primer día de Viva con esperanza, el pastor Carlos Gill, líder de la Iglesia Adventista para Argentina, declaró: “Hoy fue una fiesta de vidas transformadas. Encuentro entusiasmo en la iglesia y en sus pastores, encuentro una iglesia que está trabajando, trayendo a sus interesados por decenas, encuentro personas sensibles, encuentro respuestas. Estoy viendo a Dios actuar y que realmente los campos están blancos para la siega. Lo que tenemos que hacer es levantarnos para cosechar que Dios tiene una multitud de personas que están listas, lo único que necesitan es que las busquemos”.

Para el pastor Carlos Campitelli, evangelista de la iglesia en ese país, este es, probablemente, el momento evangelístico más fuerte del año, porque es la última actividad de peso y porque aquí se completa el trabajo que se realizó con los interesados durante todo el año”. [Equipo ASN, Patricia Marcos]

 *No colocamos algunos  apellidos por ser un tema sensible. Gracias por su comprensión.

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin