Noticias – Adventistas

Paulo Coelho

Paulo Coelho

Finanzas al día

Sugerencias, orientaciones y consejos sobre como mantener las cuentas personales al día, tomando en cuenta lo que dice la Biblia

No tenemos miedo de correr riesgos, tenemos miedo de perder

Las decisiones de un inversor necesitan considerar escenarios, la situación del mercado y el análisis de especialistas (Foto: Shutterstock)

Daniel Kahneman, ganador del premio Nobel de economía de 2002, dijo: “Las personas no toman decisiones basadas en lo que saben, sino en lo que sienten”. En su libro Rápido y Despacio: dos formas de pensar, el autor presenta la perspectiva de la emoción versus la razón cuando se trata de inversiones, de compras o de ventas.

Según Kahneman, cuál sería la diferencia de ganar R$ 500,00 y conservarlos o de ganar R$ 1.000,00 y perder R$ 500,00. En las dos hipótesis, el resultado sería el mismo. Sin embargo, el sentimiento de pérdida afecta el comportamiento y limita a arriesgar. En este sentido, Kahneman entonces escribe: “Las personas trabajan más para evitar el dolor que para obtener placer”.

Lea también:

En Mateo 20:1-16, Jesús cuenta la parábola de los trabajadores de la viña. En ella, los contratados sabían que recibirían un denario por el trabajo de un día. Aunque ese criterio fue explicado a todos, los que llegaron primero a la tarea tuvieron sentimiento de envidia de los que llegaron cerca del fin del día y recibieron la misma cantidad. Con eso, tuvieron un sentimiento de pérdida cuando se compararon con los otros trabajadores.

Al pensar en inversiones, las personas que toman decisiones basadas en la razón tienden a ganar más cuando se comparan con las personas que deciden por la emoción. Para ilustrar, analizaremos el comportamiento de los que invierten en la Bolsa de Valores. En Brasil, este tipo de inversiones se hace a través de una compañía en la plataforma Bovespa.

Perfiles y resultados

El efecto “manada” es muy común cuando el inversor que actúa por los sentimientos vende o compra solo porque el mercado de acciones está cayendo o subiendo. Normalmente, esos inversores corren grandes riesgos, porque pueden ser buenos valores invertidos y entonces buscan otros tipos de inversiones.

Aunque existe otro tipo de inversor: el que suele cuestionar. Por qué tal “papel” o acción está cayendo: Por qué está subiendo. Existen informaciones confiables. Por actuar con la razón, compran mejor y venden mejor generando ganancias, y entonces rehacen el proceso.

También hay algunos que se aferran a las razones personales, llevando la decisión para el campo de los sentimientos. Para entender claramente, vea este ejemplo: un propietario de un departamento estipula el valor de R$ 200 mil reales para vender el bien. Encuentra un posible comprador que hace el ofrecimiento de compra por R$ 190 mil reales, solo que el dueño no quiere perder R$ 10 mil reales, entonces no vende. Después llega el cobro del IPTU de R$ 20 mil reales, más el valor del mantenimiento del condominio, costos que no siempre son considerados a la hora de decidir por la venta. Al definir el precio el inversor estableció un valor emocional. Así, si vende por más obtendrá el sentimiento de ganancia, pero si vende por menos tendrá la sensación de pérdida.

El objetivo ahora es descubrir qué tipo de inversor ha sido usted. Recuerde que, al trabajar con inversiones, es necesario tener la conducta más racional posible. Eso porque es bastante común ver que las personas siguen el “feeling” para definir un negocio. Nada de eso es fácil, ya que es necesario monitorear las definiciones y decisiones en todo momento. Por eso, reflexione y evalúe todos los pormenores que involucran una inversión en el momento de la compra y de la venta. Cuanto más pondere las variables que involucran las inversiones, mejor será su asertividad.

Piense en esto y mantenga sus finanzas al día.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin