Noticias – Adventistas

Natanael Castro

Natanael Castro

Misión digital

Una visión ministerial y técnica de cómo evangelizar usando las herramientas digitales.

El evangelismo digital resumido en un embudo – Parte I

¿Alguna vez escuchó hablar sobre un embudo de ventas? Si no fue así, aquí va una corta definición: “El embudo de ventas […] es un modelo estratégico que muestra la jornada del cliente desde el primer contacto con su empresa hasta que se concreta la venta […] En otras palabras, es una representación del camino que recorre el cliente hasta cerrar la compra”.[1] 

Sé que este tema comenzó un poco extraño, pero quédese tranquilo. Usted está en el lugar correcto, aún estamos hablando de evangelismo digital.

Lea también:

No entraré aquí en definiciones y explicaciones sobre el embudo de ventas y de los conocimientos en el área de marketing que involucran ese modelo estratégico. Incluso porque, definitivamente, el marketing no es mi área.

Por otro lado, voy a usar ese embudo para ejemplificar un modelo estratégico que actualmente utilizamos para desarrollar nuestras estrategias de Evangelismo Digital aquí en Nuevo Tiempo.

El embudo del evangelismo digital

Como vimos al inicio de este artículo, el embudo de ventas está asociado a la representación de una jornada que seguirá una persona desde su primer contacto con una determinada empresa, hasta el momento que llega dónde esa empresa desea que llegue. En términos comerciales, generalmente es la venta.

Claro, en nuestro contexto tenemos que adaptar algunos términos y reafirmar algunos principios. Pero de manera general, la experiencia nos ha demostrado que pensar de manera estratégica al hacer evangelismo es muy beneficioso.

Estrategia dinámica

Un punto que considero importante resaltar es que cuando hablamos de embudo no estamos hablando de una estrategia rígida y exigente. Por el contrario, el embudo solo le dará algunas etapas importantes que usted necesita considerar en su estrategia. Al pasar por esas etapas, el interesado va madurando. En consecuencia, queda listo para dar un paso más en la actividad que está realizando.

Sin más comentarios, en la siguiente imagen se puede observar un embudo dividido en seis etapas. En este artículo, trataremos solo la primera etapa que es la del contenido.

Contenido

Como usted puede notar, el contenido es la cúspide del embudo. Esto significa que es donde usted tendrá el mayor alcance. Y es exactamente por eso que allí se necesita generar el interés para que las personas pasen a la segunda etapa que es la atención.

Por lo tanto, aquí va el primer consejo: Sea intencional en sus contenidos. Y en ese caso, la intencionalidad es la atención, que explicaremos en el próximo artículo.

Un error que a veces se comete consiste en producir determinados contenidos y no ofrecer a las personas que lo consumen la oportunidad de conocer más o de conversar con alguien sobre lo que aprendió. Dar lugar para sacarse las dudas que surgirán, para desahogarse sobre las dificultades que enfrenta, para hacer un pedido de oración, etc.

De esa forma, en sus contenidos, trate siempre de ofrecer contenidos relacionados para que la persona pueda aprender más sobre ellos. Pero, lo más importante es que la persona tenga la oportunidad de conversar con alguien. Ya lo mencioné en mis artículos anteriores aquí y repito: el evangelismo digital es relación personal, por lo tanto, es de suma importancia que los que consumen sus contenidos puedan conversar con usted.

Como usamos esa estrategia de contenido

Citaré dos ejemplos de cómo usamos esa estrategia de contenido.

El primer ejemplo es el de los libros misioneros que distribuyen cada año los miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Sudamérica.

La siguiente figura es un ejemplo de lo que se encuentra al final de cada capítulo. Observe que el QR code como el link redirigen hacia la misma dirección: adv.st/quieroconversar.

Al ingresar por el link, la persona es dirigida a un número de WhatsApp que es administrado por nuestro equipo de atención aquí en Nuevo Tiempo. De esa forma tiene la oportunidad de conversar directamente con alguien sobre lo que leyó en el libro. Una vez que dio ese paso, la persona sale de la etapa de contenido y entra en la etapa de atención.

Otro ejemplo es el de las semanas especiales que fueron realizadas por Nuevo Tiempo. Si usted siguió esas semanas de oración, pudo notar que al final de cada noche el orador hacía un llamado al bautismo y ofrecía un número de WhatsApp, o un link. En ese lugar, la persona podía informar su decisión. Esos pedidos llegaban a nuestra central, y desde allí eran debidamente distribuidos a las iglesias más cercanas a esas personas.

El pastor Luis Gonçalves en uno de sus evangelismos on-line. (Foto: Reproducción).

Esa estrategia resultó en más de 39 mil pedidos de bautismo y, como consecuencia, más de 39 mil personas conectadas a una iglesia local que fue responsable por la atención de esas personas que comenzaron esa jornada consumiendo el contenido a través de la radio, la TV o Internet.

Cómo puede usar esa estrategia de contenido

Ahora que usted ya conoce dos ejemplos de como creamos ese puente entre contenido y atención, llegó la hora de pensar en cómo puede hacerlo con sus contenidos.

Mencionaré algunas ideas generales que abrirán su mente:

  • Cajas de preguntas en Instagram. Las cajas de preguntas son excelentes lugares para interactuar con su público y ofrecer un tipo de relación personal, pero que al mismo tiempo es contenido. Yo diría que la caja de preguntas es un término medio entre contenido y atención parcial.
  • Número de WhatsApp para su iglesia. Si su iglesia transmite los cultos por Internet, ¿qué le parece tener un número de WhatsApp al que las personas pueden enviar sus pedidos de oración, preguntas, comentarios etc.? La idea también vale para una feria de salud, campaña de evangelismo, etc.
  • Mensajes privados. En sus redes sociales o en las de su iglesia, responda siempre los mensajes privados. Y además de responderlos, motive a las personas a conversar con usted por ahí, si es que sienten la necesidad.
  • Comentarios de posts. Además de responder los mensajes privados, responda los comentarios de los posts, en especial los que usted siente que son más delicados. Y siempre que sea posible, motive a la persona a escribir en privado para continuar una conversación más fluida y personal.

Es verdad que las ideas ofrecidas aquí están íntimamente relacionadas con la atención, pero es en la etapa de contenido que usted debe presentar esos medios de comunicación, por eso los presento aquí.

Para concluir y resumiendo lo que vimos hasta aquí, toda estrategia de evangelismo digital o analógica tendrá contenido. El contenido es la cúspide del embudo porque es el contacto inicial de las personas con lo que usted o su iglesia están ofreciendo, y por ser un contacto inicial es donde usted tendrá el mayor alcance.

Con esta comprensión, al definir su estrategia de contenido, lo invito que a partir de ahora piense siempre en cómo puede conectar ese contenido que alcanza un número X de personas a una atención personal. Así esa persona no se sentirá sola una en medio de cientos de miles, sino que se sentirá única.


Referencias

[1]    https://rockcontent.com/br/blog/funil-de-vendas/#oque

WordPress Image Lightbox Plugin