Noticias – Adventistas

Natanael Castro

Natanael Castro

Misión digital

Una visión ministerial y técnica de cómo evangelizar usando las herramientas digitales.

¿Cómo entender el evangelismo digital?

Las posibilidades de evangelización se multiplican en el contexto digital. (Foto: Noticias.adventistas.org)

El término evangelismo digital y sus derivados están de moda en nuestros días, especialmente en el momento en que estamos viviendo épocas de distanciamiento social, cuarentena e iglesias cerradas. El término también tiene relación con la búsqueda de conocimiento para ponerlo en práctica y ser parte de ese movimiento que, dicho sea de paso, es muy eficiente y tiene un poder mayor del que muchos imaginan o creen. Pero en otra oportunidad hablaremos sobre eso.

En esa búsqueda por cómo realizar evangelismo digital, las siguientes preguntas son comunes: ¿cómo hago para dar estudios bíblicos online? ¿Cómo hago para predicar en Internet? ¿Puedo ser un evangelista digital sin tener muchos seguidores? Para predicar en Internet ¿necesito tener buena oratoria?

Cuando escucho preguntas de esa naturaleza me viene a la mente algo interesante. Tal vez quien las hace, en verdad, no necesita entender cómo hacerlo sino lo que significa en esencia el tan mencionado evangelismo digital. Es exactamente por eso que quiero invitarlo a quitar un poco el énfasis de la palabra digital. Para eso, quiero presentar aquí diez puntos para su reflexión.

Ideas

1.No existen tipos de evangelismo, sino solo evangelismo. Y en la práctica, “se nos pide que amemos a las almas como Cristo las amó”1 y que presentemos “el incomparable amor de Cristo”2, por lo tanto, ese debe ser nuestro objetivo final, sea física o virtualmente. Partiendo de ese principio, el evangelismo digital es nada más que un enfoque del evangelismo, que tiene como fin la conversión de personas. Esto significa que para entender cómo predicar en Internet es necesario primero entender cómo predicar en el mundo real. Creo que esa visión hace más fácil la creación de estrategias de evangelización en el medio digital.

2.No es necesario ser famoso para actuar como un evangelista digital, ¡pero es necesario ser cristiano! Fue pesado ¿no? Yo lo sé. Pero es la pura verdad. Elena de White dice algo parecido al escribir que “Cada verdadero discípulo nace en el reino de Dios como misionero”3. Así como el evangelismo no debe ser realizado solo por evangelistas renombrados, el evangelismo digital no deben realizarlo solo quienes tienen muchos seguidores o una “vida activa” en las redes sociales.

3.El evangelismo digital no vive solo de transmisiones en vivo. Eso debe claro. Por pensar lo contario, muchos consideran que no tienen la capacidad de ser un “evangelista digital”. Los que tienen un alcance mayor en las redes sociales y poseen oratoria tal, ¡felicitaciones! Hagan sus vivos. Pero si usted no es parte de ese grupo, no se preocupe, en este barco hay lugar para todos. Hechos 1:8 dice que, al recibir el poder del Espíritu Santo, seremos testigos en Jerusalén, Judea, Samaria y hasta los confines de la tierra. Pero parece que muchos leen solo la parte de los confines de la tierra. Se olvidan de que el texto también habla de Jerusalén, Judea y Samaria, lugares más cercanos y menos amplios.

4.Para evangelizar de manera digital, siga las premisas del mundo real. Para ejemplificar este segundo aspecto, podemos citar los crímenes cometidos en Internet. En algunos casos en que se comenten crímenes en el medio virtual y no hay leyes específicas para juzgarlos, la justicia se vale de las leyes “normales”, ya que crimen es crimen, sea cual fuera el medio en el que se comete. De esa forma, así como el juicio de crímenes virtuales siguen las mismas premisas de los crímenes de la vida real, para el evangelismo digital debemos valernos de las mismas premisas del “evangelismo tradicional”.

5.Use lo digital para conectar a personas físicamente. A fin de cuentas, una vida no se transforma digital sino integralmente (2 Coríntios 5:17). El evangelio y la vida cristiana van mucho más allá de una relación digital y la necesidad de llevar personas físicamente a los pies de la cruz y a la comunidad de los salvos jamás cambiará, y si eso es evangelismo, lo digital debe servir a ese propósito, conectar físicamente (Hebreos 10:25).

6.Lo digital es un medio, no un fin en sí mismo. Como un entusiasta del evangelismo digital, también necesito ser equilibrado y consciente. El evangelismo digital no es un fin en sí mismo. Solo es una herramienta, un medio para algo mucho mayor y más importante. Eso también debe quedarle claro a usted.

7.Como cualquier herramienta, lo digital no es la mejor estrategia siempre. Piense en lo digital como un martillo. Para fijar un clavo en la madera, una de las partes de esta herramienta termina cumpliendo con la función de manera ideal. Ya para quitar el clavo de la madera, existen las orejas del utensilio que ayudan más. Ahora piense en utilizar el martillo para aserrar madera. ¿Será de utilidad? ¡Claro que no! Ahora cambiemos un poco el ejemplo. Para dar estudios bíblicos a amigos que viven lejos, ¿lo digital es una buena herramienta? ¡Sí! Por otro lado, para dar estudios bíblicos a un amigo de la facultad, ¿hacerlo digitalmente es la mejor opción? Bueno, en ese caso necesitamos analizar todo el contexto, pero con una mirada menos clínica y más puntual, la respuesta es no. Si usted tiene un acercamiento físico con la persona, el estudio presencial debe ser su primera opción, después de todo, en líneas generales, un estudio presencial y didáctico y una reunión presencial pueden tener un significado mayor para quien participa. Recuerde que conocer a Cristo es un equilibrio entre la razón y la emoción.

8. Aún en las estrategias físicas, conecte recursos digitales para hacer un refuerzo. Si usted le da estudios bíblicos de forma presencial a una persona, utilice el WhatsApp para decirle que está orando por ella, envíele música o un video y dígale que se acordó de ella Eso también es evangelismo digital.

9. No condicione el evangelismo. Pretendo escribir algo específico sobre ese aspecto, pero por ahora quiero solo que usted reflexione sobre eso. De alguna manera, los puntos anteriores ya le ayudan a hacer esa reflexión, pero considero importante señalar de manera clara y directa. Como lo digital no es un fin en sí mismo sino una herramienta, al hacer los planes de evangelización la pregunta principal no es “¿cómo puedo usar lo digital para evangelizar?, sino “¿cómo puedo evangelizar?”. En segunda instancia, puede entrar la pregunta: “las herramientas digitales ¿se encajan en el escenario?” ¿Nota la diferencia? En un enfoque, usted condiciona el evangelismo al medio digital, en otro usted evalúa si y cómo lo digital puede emplearse en el evangelismo.

10. Ponga la misión en primer lugar. Mi invitación final es que usted ponga en primer lugar la misión, pídale a Dios que él lo ayude a cumplirla, sin preocuparse por la tecnología o los conocimientos técnicos. En cuanto a la segunda parte, ¡tenga la seguridad de que él le mostrará cómo!

Creo que la comprensión de esos puntos, por más sencillos que puedan parecer, será de gran valor para que usted sepa cómo cumplir la misión usando los recursos tecnológicos.


Referencias:

[1] White, Elena de. El evangelismo, p. 316.

[2] Ibíd.

[3] White, Elena de. Servicio cristiano, p. 14.

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin