Noticias – Adventistas

Edson Nunes

Edson Nunes

Texto y Contexto

Una invitación mensual para el estudio del texto bíblico y el consiguiente asombro con él

Descanso real – parte 1

El sábado está destinado a la conexión total con el Creador (Foro: Shutterstock)

Como vimos en un  texto anterior, la estructura de Génesis 1:3 a 31 muestra una unidad de cohesión entre los seis días que formarían un bloque indivisible. Esa unidad literaria se quiebra al inicio de Génesis 2, cuando el autor no utiliza ningún refrán anterior. Aunque retoma algunos verbos (“crear”, “hacer”, “bendecir”) y la expresión “cielo y Tierra”, hay una clara ruptura textual que marca el séptimo día:

“Quedaron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos.

Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo;

y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo.

Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó,

porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”. [i]

Durante todo el relato, las acciones de Dios están dirigidas a la creación. Siempre hay algo que sucede e involucra los tres elementos de Génesis 1:2, tierra desierta y sin vida; oscuridad; agua. Aquí en Génesis 2:1-3, sin embargo, la acción no tiene relación con lo creando, pues la creación está terminada. La acción está relacionada al propio Dios. En el séptimo día, a diferencia de los otros seis, él hace algo en relación a sí mismo: descansa.

Como leemos lo citado, el sábado fue bendecido y santificado en virtud de la acción de Dios de descansar. El verbo que se usa aquí, שׁבת(šbt)tiene su significado relacionado a la acción de cesar alguna actividad. Esa cesación, sin embargo, no implica una simple pausa momentánea, sino el fin de todas las acciones relacionadas a la cesación: “La referencia es consistente a la cesación de una actividad previa, o el fin de un proceso que llegó a su conclusión y que no fue meramente interrumpido temporariamente”, establece E. Haag en la página 385 de Theological Dictionary of the Old Testament.

En el contexto de Génesis 1:1-31, Génesis 2:1-3 evoca exactamente el fin completo de una acción, la acción de la creación. El verbo usado, šbttiene la intenciónexactamente de acentuar la sensación para el lector de que hubo una actividad específica. Así, además de la forma literaria, el uso del verbo indica ruptura.

La cesación de la actividad está seguida por las acciones de bendecir y santificar, ambas en troncos de acción intensiva en hebreo. El fin de la actividad de crear está marcado por un día entero que es en sí bendecido y santificado. Por lo tanto, aunque el séptimo día esté directamente relacionado a la obra anterior a él por indicar exactamente la cesación de ella, este es diferente en esencia por indicar el fin.

Aunque, en Génesis 8:22, por ejemplo, Dios indica que algunas cosas no cesarían más en ningún momento, usando el mismo verbo šbt. También hay textos donde šbt  se usa para hablar de fiestas relacionadas a la cosecha o de las fiestas solemnes, donde la actividad no termina definitivamente, solo vemos el cierre de un ciclo y el inicio de otro, tal vez el significado de šbtincluya otro elemento: el de la celebración. El ciclo termina y se celebra, y entonces comienza un nuevo ciclo. Por lo tanto, שׁבת(šbt)  es el fin y la celebración de ese fin y al mismo tiempo marca un nuevo comienzo, el séptimo día es el fin del ciclo creativo y la indicación de que habrá un nuevo comienzo.

Relación entre textos

Hay además dos cuestiones interesantes y necesarias en torno de ese “descansar” de Génesis 2:1-3. La primera es que la acción es solamente divina, y la segunda es que aunque la comprensión del verbo es que está relacionado a la cesación de la obra de la creación y a la celebración de la misma, ¿qué sucede en realidad, en ese séptimo día? En Génesis no se discuten preguntas en torno al sábado y solo en Éxodo parecen ser explicadas.

Éxodo 20:8-11 presenta un camino que ayuda a facilitar la comprensión de las cuestiones presentadas. En este primer momento, solo analizaremos la primera idea. Veamos el texto:

  • “Acuérdate del día sábado para santificarlo;
  • Seis díastrabajarás y harástoda tu obra;
  • Mas el séptimo día es sábado para Jehová, tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas.

(B’) Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay,

(C’) y reposóen el séptimo día;

(A’) por tanto, Jehová bendijo el día del sábado y lo santificó”.[ii]

En negrito está el verbo santificar, que aparece al inicio del cuarto mandamiento y al final. Primero se dice que quien debe santificar el sábado es el hombre [iii], y en la última parte del mandamiento quien santifica (o santificó) el sábado es Dios. Nuevamente reaparece la relación del imitatio Dei(imitación de Dios): el hombre hace porque Dios hizo (o hace). La construcción textual del mandamiento, inclusive, proporciona una visión clara de eso. La primera parte, Éxodo 20:8-10, trata exclusivamente de acciones del hombre: el hombre santifica (v. 8), hace (v. 9) y no hace (v. 10). La segunda parte (Éxo. 20:11) es relativa a las acciones divinas: Él hizo, él descansó y él santificó. Básicamente, la acción humana es el resultado de la acción divina.

La primera pregunta presentada finalmente puede responderse. A pesar de que Génesis 2:1-3 presenta el foco del sábado solo en la acción divina, el principio del imitatio Dei, tan presente en Génesis 1 y 2 (más información  aqui y aqui  ) podemos también considerar Éxodo 20:8-11. Al mencionar la creación como la base del sábado del séptimo día, Moisés establece que lo que él hace es, en sí, una invitación para que yo haga.

La bendición del sábado es su santidad, sin embargo, estarán siempre conectadas primero a la acción divina. Mi participación en esa bendición y en esa santificación se da si lo obedezco, imitándolo.

 

Bibliografía

CASSUTO, U.  A Commentary on the Book of Genesis: from Adam to Noah. Jerusalem: Magnes Press, 1959.

CLINES, D. J. A. (ed.).  The Dictionary of Classical Hebrew.  Sheffield: Sheffield Academic Press; Sheffield Phoenix Press, 2011.

DOUKHAN, J.B. Genesis. Nampa: Pacific Press; Review and Herald, 2016. (Seventh-Day Adventist International Bible Commentary, 1).

EVEN-SHOSHAN, A. A New Concordance of the Old Testament: using the Hebrew and Aramaic text. Jerusalem: Kiryat Sefer Publishing House, 1989.

HAAG, E. “שׁבת(šbt)”In: BOTTERWECK, G. J; RINGGREN, H; FABRY, H. J. (eds.). Theological Dictionary of the Old Testament. 15 vols. Grand Rapids, Ml: William Eerdmans Publishing Company, 2006.

KÖEHLER, L.; BAUMGARTNER, W. The Hebrew and Aramaic Lexicon of the Old Testament. Study Edition. 2 vols. Leiden: Brill, 2001.

LARONDELLE, Hans K. Nosso Criador Redentor: Introdução à Teologia Bíblica da Aliança, Engenheiro Coelho: Unaspress, Terceira Margem do Rio, 2016.

TURNER, L. A. Anúncios de Enredo em Génesis. Engenheiro Coelho: Unaspress; Terceira Margem do Rio, 2017.

 

Notas

[i]Traducción usada es versión Reina-Valera Revisada 1977.

[ii]Las marcaciones y la disposición espacial no forman parte del texto masorético, pero fueron agregadas para ayudar en la comprensión.

[iii]Curiosamente, todo el discurso está construido en segunda persona singular, o sea se usa el “tu”, lo más personal posible en cualquier conversación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

WordPress Image Lightbox Plugin