Noticias – Adventistas

Carolyn Azo

Carolyn Azo

Desafíos espirituales

Reflexione sobre las vicisitudes de la vida en su caminar diario con Dios y sepa que aún existe esperanza.

¡A pocos segundos del fin!

¡El tiempo está terminando!

¡El tiempo está terminando!

Mientras estaba sentada en mi escritorio en una mañana fría y gris sentía necesidad plena de buscar la presencia de Dios, en oración. Mi culto personal fue insuficiente en un mundo como en el que vivimos y con los desafíos que afrontamos diariamente. ¿Cómo podría vivir ante la presencia de un Dios santo si somos bombardeados por tanta maldad? Me pregunté. Parece como que nos obligasen a ver, oír, y sentir la maldad en carne propia. Caí de rodillas y supliqué al Señor que venga pronto.

Luego recordé que desde que era niña vengo escuchando que Jesús viene pronto. Incluso, aún, puedo escuchar a personas burlarse cuando les decía que Jesús viene pronto. Confieso que algunas veces mi fe desmayo y pensé que Jesús no regresaría. Pero al estudiar la Palabra mi fe se fortalece día a día. Ahora, más que nunca, los tiempos han cambiado y lo que parecía imposible que suceda está sucediendo. ¡Alabado sea Dios por eso! ¡Nuestra redención está cerca!

La famosa escritora norteamericana, Elena White, advirtió en el año de 1909 lo que sucedería en el futuro, basándose en la Biblia: “Las calamidades en tierra y mar, la inestabilidad social, las amenazas de guerra, como portentosos presagios, anuncian la proximidad de acontecimientos de la mayor gravedad. Las agencias del mal se coligan y acrecen sus fuerzas para la gran crisis final. Grandes cambios están a punto de producirse en el mundo, y los movimientos finales serán rápidos”. —Joyas de los Testimonios 3:280 (1909). Puedo afirmar que vivimos en esos tiempos, y juntos podemos decir amén, porque todo lo que la Biblia habla, en cuanto a profecías, se está cumpliendo rápidamente y de una manera extraordinaria.

Creo que la mayoría ha percibido que estos dos últimos años, la profecía de Mateo 24 está tomando fuerza. Cuando parece que hemos visto todo en realidad no hemos visto nada, ¿no pasa eso con usted? El año 2014 y 2015 pareciera que están siendo cruciales en el desarrollo de las profecías de Daniel y Apocalipsis. Bien dice la Biblia: “El que lea entienda.

Solo unos ejemplos: el cambio climático en el mundo entero (Mateo 24:7), la violencia en Oriente Medio y sin ir tan lejos en nuestro barrio, en nuestra ciudad o país (Mateo 24:12); el ecumenismo religioso, poderes que no se pensaba que algún día se unirían lo están haciendo ante nuestros ojos. (Apocalipsis 13:4,5). Bien dice la Biblia “El que tiene oídos para oír oiga” (Apocalipsis 13:9). Y si quiere entender un poco más cuando hablo sobre poderes mundiales, lo invito a leer todo el capítulo 13 de Apocalipsis con oración, porque ahora más que nunca nuestra redención está cerca. Y como olvidar otra de las maravillosas señales, que el evangelio del reino será predicado en todo el mundo. Tal vez usted esté pesando que eso es casi imposible, cada segundo nacen miles de bebes en el planeta. Sin embargo, Dios está usando medios extraordinarios para llegar a los rincones más alejados del globo, y grandiosos milagros, que por seguridad de nuestros misioneros no podemos mencionar, están sucediendo. No se espante, oremos juntos por ellos.

Tal vez algunos de ustedes leyeron hace unos meses atrás una noticia que hizo que mi cuerpo se estremeciese. Miles de nuestros hermanos musulmanes e hindúes están recibiendo sueños, donde Jesús les habla y los lleva hacia la cruz, les muestra sus manos con las marcas de los clavos; etc. Pero dado a las constantes amenazas muchos de ellos viven en la clandestinidad su fe o buscan a cristianos que les expliquen sobre ese Jesús.

“En la iglesia si preguntas cuántas personas, cuánta gente vino a Cristo, el 80% dirá: ‘Lo vi en un sueño’”, asegura una de las asistentes a una iglesia secreta en un país de Asia Central, cuya identidad es protegida por motivos de seguridad. Entonces, ¿le queda duda que el fin está cerca? Estoy segura que solo los que no leen, asiduamente, la Palabra de Dios, puedan hacer caso omiso a estas señales, pero Dios en su misericordia continúa llamándolas al arrepentimiento.

¿Cuál es nuestra tarea para este tiempo?

El lema del congreso mundial, de este 2015, de la Iglesia Adventista del Séptimo que congrega a adventistas de todo el mundo cada cinco años, y que este año se llevará a cabo del 02 al 11 de julio en San Antonio, Texas, Estados Unidos, me inspira a decirte personalmente y con confianza: ¡Levántate, Resplandece, Jesús ya viene! La Biblia es clara cuando dice: “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder” (Mateo 5:14). Y el versículo 16 sigue diciendo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”.

Si no permitimos que Jesús resplandezca en nosotros, cada día, ¿cómo pretendemos ser la luz del mundo? Dedícale a Dios las primeras y últimas horas de tu día, de forma especial, para que venzas la tentación. Y vivirás todo el día ante la presencia de Dios. Así los demás verán a qué Dios sirves. Vamos, levántate del sueño, ¡Jesús viene pronto!

“Satanás inventa innumerables proyectos para ocupar nuestra mente, para que ella no se espacie en la obra precisa en que deberíamos estar más ocupados. El archiengañador odia las grandes verdades que resaltan un sacrificio expiatorio y a un Mediador todopoderoso. Sabe que su éxito estriba en distraer las mentes de Jesús y de su obra”. (Cristo en su Santuario Pg. 120, 2)

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin