Noticias – Adventistas

Adolfo Suárez

Adolfo Suárez

Más allá de la enseñanza

Reflexiones sobre aspectos de la vida diaria a partir de la Teología, Educación y Ciencias de la Religión

La Bíblia y las profecías

Hay diferentes métodos para estudiar las profecías bíblicas, sin embargo, los adventistas adoptan la línea historicista (Foto: reproducción YouTube).

Una diferencia entre la profecía clásica y la profecía apocalíptica está en el hecho de que la última tiende a presentar detalles y eventos relacionados con el tiempo del fin, mientras que la profecía clásica puede presentar solo una etapa intermedia ocasional que conduce a la gran consumación. Sin embargo, algunos eruditos niegan que la profecía apocalíptica cubra esta amplitud de las eras. Ellos se han ramificado en otros tipos de escuelas de pensamiento interpretativo.

Escuelas de interpretación

La interpretación historicista ve las profecías apocalípticas en un modo continuo; esto es, las profecías de Daniel y Apocalipsis presentan el gran cuadro del futuro, desde el tiempo del profeta hasta el reino de Cristo. Fuertes evidencias para esto pueden encontrarse en la mayor serie de símbolos que se extiende a través de los siglos, tanto en Daniel como en Apocalipsis.

Los preteristas son aquellos que aplican el libro de Daniel al pasado. Ellos ven que esas profecías terminan en el siglo II a. C., en el tiempo de Antíoco Epífanes, el rey griego que gobernaba Siria, puesto que él fue un rey cruel, que cometió toda clase de males contra los judíos, y es visto como el cumplimiento de las cosas que deberían ocurrirle al pueblo de Dios. Desde este punto de vista, el libro de Daniel no fue escrito en el siglo VI a. C., como profecía futura. En lugar de eso, fue escrito en el siglo II a. C., mientras estos eventos estaban ocurriendo. Por lo tanto, el libro no es profecía, sino historia escrita como profecía, por un autor desconocido.

Para los futuristas, las profecías comenzaron durante el tiempo del profeta, pero entonces el gran reloj profético se detuvo. Hubo un intervalo, y los principales segmentos de la historia humana, tales como el ministerio de Cristo y la iglesia cristiana primitiva, simplemente no son considerados en la profecía. Los futuristas, dentro de la posición dispensacionalista, están esperando que el reloj profético vuelva a comenzar.

Siga el estudio completo de la lección 11 de la Escuela Sabática ingresando al siguiente video:

Noticias Relacionadas


Comentarios

WordPress Image Lightbox Plugin