Noticias – Adventistas

Linfoma: el cáncer que puede ser curado

Este tipo de cáncer puede ser clasificado en más de 100 tipos y puede estar asociado a infecciones virales

Este tipo de cáncer puede ser clasificado en más de 100 tipos. Foto: Shutterstock

Brasilia DF… [ASN] Con cerca de 10.200 nuevos casos por año, los linfomas presentan índices de mortalidad entre el 30% y 40%. En los últimos 40 años, han presentado una buena respuesta a los tratamientos – aumentando la chance de supervivencia.

Lo que es

Los linfomas son enfermedades de las células del sistema inmunológico que sufren mutación y pueden reproducirse de forma desordenada – lo que generalmente resulta en la aparición de tumores en los lugares donde se encuentran las glándulas linfáticas. Los tumores pueden tomar la forma de carozos palpables en lugares como las axilas, las ingles (región inguinal), y el cuello. Pero muchas veces, son internos – en el tórax, abdomen y cerebro – siendo más difícil de ser percibidos al tacto.

Estos son clasificados por tipo Hodgkin y No Hodgkin de acuerdo con las familias y subtipos de células del sistema inmunológico, agresividad y tamaño de las células. Las divisiones llegan a centenas y cada una merece un abordaje y tratamiento específico.

Este tipo de cáncer puede ocurrir en cualquier grupo etario. Según el Instituto Nacional de Cáncer (INCA), el linfoma No Hodgkin generalmente afecta a personas con más de 60 años y presenta una tasa de incidencia de aproximadamente 10.000 nuevos casos y cerca de 4.000 muertes al año. El Linfoma Hodgkin tiene mayor incidencia entre jóvenes de 25 a 30 años. Se registran cerca de 2.470 casos y 536 muertes al año.

Lea también:

Dieta vegana puede disminuir el riesgo de cáncer de próstata, de acuerdo a estudio adventista

Señales y síntomas

El síntoma que más llama la atención son los “bultos” – aumento de ganglios (ganglios linfáticos) –, señal común causada por infección viral o bacteriana. Sin embargo, si dentro de dos meses los ganglios no se disolvieron, la persona debe prepararse para biopsia o cirugía. La fiebre diaria y la sudoración nocturna, la fatiga y la pérdida de peso son otras señales que pueden estar asociadas a la enfermedad.

Para un diagnóstico preciso que muestre el índice de instalación del cáncer en el organismo (“estadio”) también son necesarios los exámenes de imagen (como tomografía y resonancia), además de la biopsia que evalúa la lesión a nivel microscópico.

¿Es posible la cura?

Felizmente, en los últimos 40 años, el índice de cura de esta enfermedad aumentó considerablemente gracias a la evolución de la quimioterapia, uso de anticuerpos monoclonales y hasta el trasplante de médula ósea. Fíjese que las últimas celebridades que tuvieron linfomas en Brasil están todas bien y con la enfermedad controlada. Y la lista no es pequeña: Dilma Rousseff, Reynaldo Gianecchini, Glória Perez, Edson Celulari y Luiz Fernando Pezão. Y hasta la última información, todos están bien de su enfermedad.

Prevención

¿Qué hacer para evitarla? Aunque no sepamos exactamente lo que es y qué causa el linfoma, sabemos que está asociado a infecciones virales como el HIV, HTLV y Epstein-Barr, y también con infecciones bacterianas como el H. Pylori. Por lo tanto, al tratar esas enfermedades de forma adecuada es posible evitar la aparición de los linfomas. Otro consejo es cuidar bien del sistema inmunológico evitando la exposición a las radiaciones, descansando entre 7 y 8 horas por noche, manteniéndose en un peso saludable, haciendo actividad física regularmente, comiendo frutas, verduras, cereales integrales y nueces (castañas). Siguiendo esto, no solo evitaremos los linfomas, sino también contribuimos mucho para que el tratamiento oncológico farmacológico alcance el efecto deseado. [Dr. Rogério de Araújo Gusmão es oncólogo y líder del sector de salud de la sede de la Iglesia Adventista en Sudamérica].

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin