Noticias – Adventistas

El libro bíblico que inspiró a Lutero será estudiado en todo el mundo

La guía de estudios trimestrales de la Iglesia Adventista se enfoca en las lecciones de Gálatas.

[Pie de foto: Los miembros de la denominación en más de 210 países estudian el material, que en cada trimestre ofrece un estudio profundo de un tema bíblico (Foto: Jefferson Paradello).]

Brasilia, Brasil… [ASN] En el año en que se recuerdan los 500 años de la Reforma Protestante, la sede mundial de la Iglesia Adventista decidió reeditar una guía de estudio sobre la carta del apóstol Pablo escrita a los gálatas. El material, editado en portugués por la Casa Publicadora Brasileña, y en castellano por la Asociación Casa Editora Sudamericana, será usado en todo el mundo por millones de adventistas y simpatizantes entre el final de junio y setiembre.

El libro de Gálatas es conocido por haber inspirado al reformador Martín Lutero y, principalmente, por abordar la cuestión de la justificación por la fe, entre otros temas considerados esenciales en la construcción de las doctrinas cristianas. Según el Comentario Bíblico Adventista, “la epístola a los gálatas debe haber sido escrita después de los eventos registrados en Gálatas 2:1-14. Si el Concilio de Jerusalén descrito en Hechos 15 se menciona en la epístola, debe haber sido escrita después del cierre de la primera jornada, pues el concilio se realizó entre el primer y el segundo viaje”.

[Pie de foto: Cosaert también tiene un libro publicado sobre el tema (Foto: archivo personal)]

Esto significaría que la carta fue redactada probablemente en el invierno del 57 o del 58 d.C. Para entender más sobre la importancia de la reedición de esta guía, la Agencia Adventista Sudamericana de Noticias (ASN) conversó con el autor del material, el profesor de Estudios Bíblicos Carl Cosaert, de la Universidad de Walla Walla, en los Estados Unidos, quien posee dos maestrías y un doctorado en Nuevo Testamento y Cristianismo Primitivo.

¿Por qué el libro de Gálatas es tan importante para una comprensión completa del tema de la justificación por la fe?

Como se puede notar, escribí la Lección de Escuela Sabática sobre Gálatas hace varios años. Esa misma lección (palabra por palabra) fue usada en el cuarto trimestre de 2011 y, por lo tanto, es una repetición (algo que la sede mundial adventista no hizo antes). Entonces, ¿por qué repetir una lección trimestral reciente? Este año marca el 500º aniversario de la Reforma Protestante, la protesta de Lutero contra las prácticas y la doctrina de la Iglesia Medieval.

En el fondo de la Reforma estaba la convicción de que la salvación no está enraizada en lo que los seres humanos hacen para ganar la aprobación de Dios para la salvación sino en lo que Dios ya hizo por nosotros en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo: el mensaje de la justificación por la fe. Gálatas y Romanos son los dos libros principales en los que Lutero descubrió esas buenas nuevas.

Para ayudar a la Iglesia a concentrarse en esa preciosa verdad se tomó la decisión de no solo reutilizar la lección que preparé sobre Gálatas, sino también se reutilizará la lección reciente sobre Romanos. La verdad de la Justificación por la fe también es de especial interés para nosotros como adventistas. Elena de White dice: “Varias personas me han escrito preguntando si el mensaje de la justificación por la fe es el mensaje del tercer ángel, y les he respondido: ‘Es ciertamente el mensaje del tercer ángel’” (El evangelismo, p. 143). En otras palabras, la justificación por la fe no es solo una parte de la verdad que la Iglesia Adventista del Séptimo Día fue comisionada a proclamar al mundo en los últimos días; es exactamente el corazón y el núcleo de ese mensaje.

Al mismo tiempo, ¿cómo respondería a aquellos que dicen que hay partes del libro que parecen hacer innecesario el papel de la ley moral de Dios para la conducta humana?

Las personas siempre temieron que la enseñanza de la justificación por la fe terminase con la ley. Pablo fue criticado precisamente en este punto (ver Romanos 3:8,31). Pero [quien defiende] esa perspectiva no logró comprender lo que Pablo está diciendo. Es verdad que la Ley no contribuye en nada para nuestra salvación. La salvación se fundamenta solamente en Cristo. Entonces, ¿por qué Dios dio la ley? Pablo responde esa misma cuestión en Gálatas 3 (y la estudiaremos detalladamente). Resumiendo, el propósito principal de la ley es apuntar nuestra pecaminosidad a fin de poder reconocer nuestra gran necesidad de la justicia de Cristo, y solamente cuando vamos a Cristo por la fe es cuando la ley `puede entonces mostrarnos cómo deberíamos vivir como seguidores de Cristo. Con todo, aún después de haber ido a Cristo, nuestro blanco en la vida no es meramente obedecer una lista de reglas, sino vivir una vida para “agradar a Dios” (1 Tes. 4:1), que es un tipo de obediencia más profunda que meramente conformarse con una lista de reglas.

¿Qué pueden esperar los lectores de la lección de este trimestre en cuanto al abordaje adoptado sobre el libro de Gálatas?

Las lecciones nos darán la oportunidad de comprender Gálatas en el contexto del ministerio de Pablo. Su carta es muy real. Él está combatiendo a los legalistas de la Iglesia, que estaban buscando cuestionar sus credenciales evangélicas y su evangelio, y Pablo se molesta mucho (Gálatas 1:6; 3:1; 5:12). Él nos dará la oportunidad de examinar nuestra vida y ver si estamos experimentando el evangelio por nosotros mismos. Para nosotros, es siempre fácil caer en el legalismo: concentrarse en el comportamiento. La lección nos permitirá examinar el evangelio de varios ángulos diferentes al ver cómo Pablo lucha para ayudar a los gálatas a entender que no se trata solo de conocimiento intelectual, sino del conocimiento del corazón.

¿Cuál es su relación personal con este libro y el tema de la justificación por la fe?

Gálatas es uno de mis libros favoritos. Fue en las páginas de Gálatas que, por primera vez encontré las buenas nuevas de Jesús. Crecí en la Iglesia Adventista, pero nunca comprendí el evangelio. Veía a la Iglesia solo como una gran cantidad de reglas y de “nos”. No veía nada de buenas nuevas. El resultado fue que me aparté de la Iglesia en mi adolescencia. Yo buscaba el significado y el propósito del mundo, pero eso solo me dejó con sentimientos de vacío. Fue al final de la educación secundaria que un hombre mayor que yo me presentó a Jesús. Yo sabía sobre Jesús, claro. Pero la verdad era que no lo conocía personalmente. Era apenas una historia. Fue durante ese año que aprendí que el evangelio no es solo un buen consejo sobre cómo una persona debe vivir. Él está enraizado en las buenas nuevas de lo que Dios ya hizo por mí en Cristo. Terminé siendo bautizado en aquel verano y fui a Union College al día siguiente, donde cursé Teología.

En Gálatas también encontré mi versículo favorito: Gálatas 2:20. “Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”. Me gusta ese versículo porque me recuerda que la vida de Cristo es lo que más importa. Mi vieja vida murió en Cristo, y ahora él me ofrece una nueva vida libre de culpa y capacitada para servirlo. Me gusta especialmente lo personal que es eso; no es solo una doctrina. Fue lo que él hizo “por mí”.

También debo notar que, si los lectores aprecian la lección, sin duda apreciarán el libro complementario que escribí para el trimestre original, en 2011. Su título es “Galatians: A Fiery Response to a Struggling Church [Una respuesta apasionada para una iglesia con problemas]”. La obra amplía la lección de cada semana, con ilustraciones contemporáneas y comentarios adicionales. También fue traducido al castellano en América del Sur. Aunque la edición del libro está agotada, tengo copias en inglés y las pongo a disposición con placer. El libro también está disponible en Amazon para Kindle. [Equipo ASN, Felipe Lemos].

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin