Noticias – Adventistas

Un libro misionero encontrado en fábrica de alimentos hace discípulos en Perú

Madre recibió curso bíblico por su hija, quien conoció a Cristo en la industria peruana de alimentos llamada Productos Unión.

Bautismo de Norma Sobero en el Concilio Ordinario de la Iglesia Adventista del norte del Perú.

Lima, Perú… [ASN] “Mi madre pasaba por un momento difícil en cuanto a su salud y vi que se sentía mal, entonces le animé a confiar y a encontrar fortaleza en Dios”, afirma Diana Zavala, mercaderista de Productos Unión, la industria adventista de panificación en el Perú.
Norma Sovero, su madre, siempre evadía las invitaciones para asistir a la Iglesia. “No quería comprometerme con nada”, expresa. “Uno de mis anhelos era asistir a la Iglesia con ella”, dice Diana.

Lea también:

De drogadicto a portador de esperanza

“Conocí (Diana) a Cristo en Productos Unión, a través del libro misionero ‘Viva con Esperanza’, que encontré en la sala de recepción de la insdutria. En ese momento, yo había perdido a mi bebé y pasaba por un estado de depresión muy fuerte. Al leer el libro, mi forma de ver la vida cambió. Recibí consejería espiritual y estudios bíblicos en este lugar y eso me hizo más fuerte y más segura “, sostiene Diana.

Con esta experiencia, ella compartió la Palabra de Dios a Víctor, su mejor amigo y, ambos, entregaron sus vidas a Cristo mediante el bautismo en el mes de junio, en la inauguración de la nueva planta de distribución de Productos Unión. “En ese entonces, mi madre no estaba de acuerdo con mi bautismo y no quiso asistir a la ceremonia”, recuerda Diana.

“Realmente mi hija cambió. Antes no le gustaba obedecerme y quería hacer lo que a ella le pareciera, pero gracias a que verdaderamente conoció a Dios, es más atenta con todos, más amable, más centrada en sus decisiones y esto es un cambio que me llena de alegría”, indica la madre de la joven. “Al ver este proceso, yo también quise seguir a Jesús y acepté que Diana me diera los estudios bíblicos para conocer más”, afirma Norma sonriente.

A todo esto, Susana Delgado, amiga de la madre reforzó la decisión de Norma ayudándole a profundizar los conocimientos en la Biblia.

Diana, acompañada de su amigo Víctor, asistió al bautismo de su madre que se desarrolló en el II Congreso Ordinario de la Iglesia adventista en el norte del país, y con alegría dio gratitud a Dios por utilizarla como instrumento para seguir ayudando a las personas para encontrar a Jesús.

Ahora Diana tiene el desafío de compartir este mensaje transformador a Jesús y Miguel, su padre y su hermano, respectivamente, por quienes ora fervientemente para que ellos se entreguen a Cristo en un futuro cercano. Su madre ha decidido ser su principal apoyo en este proceso. Finalmente, el pastor Melbin Mamani, capellán de esta industria, felicitó el trabajo misionero y de discipulado de la joven, otorgando las consejerías necesarias. [Equipo ASN, Rosmery Sánchez]

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin