Noticias – Adventistas

Jóvenes adventistas donan sangre y sillas de ruedas

Jóvenes adventistas donaron sangre y sillas de ruedas para compartir esperanza en la región nor oriental del Perú.

vidaporvidassanmartinperu

300 unidades de sangre fueron donados a principales bancos de sangre

Tarapoto, Perú… [ASN] El jueves 23 de julio, miles de jóvenes adventistas se concentraron en la plaza central de Tarapoto, Perú, así como en la de las principales ciudades aledañas, para participar del proyecto de donación de sangre denominado “Vida por vidas”, que beneficia a los bancos de sangre de los hospitales mejorando la esperanza de vida para los pacientes que requieren de este vital elemento.

“Estamos muy agradecidos y les felicitamos, porque como Iglesia Adventista vienen donando desde hace mucho tiempo, y es motivador continuar trabajando, porque instituciones de ese tipo, que tengan la iniciativa, son ejemplo para otras instituciones”, afirmó la directora del Banco de Sangre de la ciudad de Tarapoto, Angélica Ávila.

Asimismo, gracias a la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA), 40 sillas de ruedas fueron donadas a personas con discapacidad que no cuentan con posibilidades económicas, para contar con un equipo biomecánico. La selección de estas personas se realizó en coordinación con la Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad (OMAPED).

“Expreso mi admiración como un movimiento adventista puede movilizar a tantos jóvenes en favor de la población. Expresa una gran voluntad del trabajo hacia el prójimo, y esta es una demostración de que sí podemos aspirar a un mundo mejor”, fueron las palabras del gerente de desarrollo Social de la región San Martín, Sr. Herbert Díaz.

donaciondesillasderuedas

40 sillas de ruedas fueron donadas en la región San Martín, Perú.

En ceremonia especial, las personas con discapacidad acompañados de sus familiares recibieron con mucha emoción los diferentes equipos biomecánicos. “Para trasladarme de un lugar a otro necesitaba urgente una silla, ahora con una silla puedo trasladarme. Me siento gozoso, contento de tener una silla, lo que siempre anhelada”, fueron las emotivas palabras de Nilo Pinedo, discapacitado beneficiario de esta donación.

En paralelo a la donación de las sillas de ruedas, miles de jóvenes donaban sangre, y solo en la ciudad de Tarapoto se recolectó 300 unidades.

Con estas dos actividades, el proyecto Misión Caleb 7.0 finaliza las acciones solidarias en la Región Nor oriental del Perú. [Equipo ASN, Jaime Vilcapoma]

 

 

Noticias Relacionadas

WordPress Image Lightbox Plugin